Domingo. 25.02.2018 |
El tiempo
Domingo. 25.02.2018
El tiempo

El caso Pescanova se acerca al juicio en la Audiencia Nacional tras más de 4 años

Consejo de administración de Pescanova celebrado en 2010. AEP
Consejo de administración de Pescanova celebrado en 2010. AEP

El expresidente, investigado en la causa, trabaja ahora para una compañía acuícola saudí

La macrocausa de la Audiencia Nacional llamada a arrojar luz sobre cómo se gestó la crisis de Pescanova S.A., la que llevó a la primera compañía pesquera de Europa a uno de los mayores concursos de acreedores de España, consume la recta final de la fase de instrucción, para llegar después a la del juicio. Quedarán atrás más de cuatro años y medio de pesquisas, que situaron en el centro de la investigación a la antigua cúpula, encabezada por el expresidente Manuel Fernández de Sousa Faro.

"El procedimiento está a punto de finalizar", asegura el despacho Yvancos Abogados, que representa a accionistas minoritarios de la antigua Pescanova, la matriz que ahora tiene como único activo el 1,7% que controla en el nuevo grupo que heredó su nombre y negocio, y da por hecho que en breve se emitirá el auto de apertura de juicio oral. No en vano, el juez José de la Mata rechazó en junio una petición de la Fiscalía para prorrogar la instrucción y preveía que la causa estuviese concluida en unos meses. Según Yvancos, lo que cabe es practicar diligencias ya acordadas.

Tras una investigación en la que fue creciendo la lista de imputados hasta incluir a una veintena, en el momento de la apertura del juicio oral será cuando se apunten definitivamente los nombres llamados a sentarse en el banquillo y por qué delitos. Los primeros señalados en la investigación incluían el falseamiento de cuentas anuales, de información financiera y uso de información privilegiada.

Así las cosas, a la espera del juicio, el calendario avanza para acercarse al quinto aniversario del estallido de la crisis de Pescanova, que solicitó el preconcurso en marzo de 2013, vio suspendida su cotización en Bolsa días después —unos 9.000 accionistas se quedaron atrapados— y conoció en mayo de ese año las primeras imputaciones de directivos, incluido Fernández de Sousa Faro. Según informaciones recientes, el expresidente trabaja ahora para una firma acuícola saudí como director de operaciones.

Con la previsión de un inminente cierre de la instrucción, Yvancos anima a los "afectados" por la crisis de la antigua Pescanova —trabajadores, proveedores impagados y accionistas— a personarse en la causa mientras sea posible para buscar la recuperación del dinero perdido. Y apunta que es posible hacerlo aunque se hayan vendido los títulos de la sociedad.

Pescanova S.A. volvió a cotizar en junio y cerró el miércoles con la acción en 1,1 euros, muy lejos de los 5,9 que se pagaban cuando se aplicó la suspensión en 2013 y a años luz de los 18 alcanzados poco antes de que se destapasen los problemas.

El caso Pescanova se acerca al juicio en la Audiencia Nacional tras...