Martes. 16.01.2018 |
El tiempo
Martes. 16.01.2018
El tiempo

El empleo solo resurge en la Administración local gallega

Galicia suma 146.827 trabajadores públicos entre todas las esferas de la administración, un 0,3% menos en un año

Los engranajes del mercado laboral han vuelto a activarse, pero la creación de empleo no ha llegado aún a todas las capas de un sector público atenazado por el cumplimiento de la regla de gasto que se impuso en el marco de una crisis en la que tanto la Comisión Europea como el FMI ordenaron una dieta de adelgazamiento. De hecho, según el boletín estadístico que acaba de publicar el Ministerio de Hacienda con datos actualizados a julio de 2017, en Galicia, solo la Administración local vio aumentar sus efectivos en el último año, al crecer la plantilla en 492 personas desde julio de 2016, lo que situó el total en 25.748.

En el conjunto del Estado, municipios y diputaciones también son los más dinámicos, con 18.316 empleos creados en un año. Le siguen las comunidades, con 5.509. La Administración local lo hace ayudada por el saneamiento de las cuentas públicas, pues se trata de la única esfera que, en conjunto, gasta menos de lo que ingresa, lo que ha llevado a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) a augurar que los ayuntamientos cerraron 2017 con un superávit cercano al 0,6% del PIB.

Por su parte, aunque siguen arrastrando la losa del déficit, las autonomías también han reconducido su situación, de modo que todo indica que este año reducirán el desvío en sus cuentas al 0,4%.

En el caso de Galicia, el estudio refleja que la Xunta y sus organismos dependientes tenían a 1 de julio 86.383 trabajadores, 435 menos que en el mismo periodo de 2016. La Administración regional concentra el 59% de los 146.827 empleos públicos que Hacienda computa en la comunidad.

La estadística indica que el contingente se está estabilizando, pues en un año se observa una reducción del 0,3% de los efectivos de las administraciones en Galicia. Con todo, la comunidad continúa, al igual que otras nueve autonomías, en el grupo de las que destruyen empleo, mientras en Navarra crece ya a un ritmo del 9,4%.

Pero cabe señalar que el informe deja fuera a los altos cargos, personal de los parlamentos autonómicos, Congreso y Senado, cargos electos y al personal de las empresas públicas y organismos con régimen específico al servicio de las comunidades y Administración local. Mutuas, fundaciones, consorcios, trabajadores de Correos, funcionarios en prácticas y formación, en situación de reserva o segunda actividad y personal laboral de las autonomías con un contrato por menos de seis meses tampoco aparecen.

Esto explica la brecha existente con respecto a la encuesta de población activa (Epa), que sitúa el número de asalariados del sistema público en 179.200 efectivos al cierre del primer semestre de 2017 en Galicia, una cifra que refleja una reducción del 2,8% respecto al mismo periodo de 2016. En el caso del Estado, mientras Hacienda cifra en 2,53 millones los efectivos, la Epa eleva la plantilla a 3 millones.

GOBIERNO CENTRAL. Según los datos que maneja el departamento que dirige Cristóbal Montoro, en Galicia el ajuste más intenso se observa en las instituciones que dependen de la Administración del Estado, que inició julio con 27.104 nóminas, 509 menos que un año antes. En este dato pudo incidir el hecho de que en el último semestre se consumó el traspaso de trabajadores de Adif a la sociedad mercantil Renfe, que se escapa del parámetro del informe. En cuanto a las universidades, el personal se mantuvo prácticamente estable, con 7.592 trabajadores (-12).

A nivel estatal, el balance arroja que el sector público ha crecido un 0,5% al sumar 12.080 efectivos por las incorporaciones realizadas por comunidades y administraciones locales. En el medio plazo, la evolución al alza debería consolidarse con la oferta de empleo público aprobada en verano, con más de 28.200 plazas. En el caso de Galicia, Facenda anunció 3.400 para este año.

El empleo solo resurge en la Administración local gallega