Jueves. 18.01.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.01.2018
El tiempo

Los espacios coworking impulsan en Galicia el emprendimiento

El coordinador del coworking de Monforte, con una emprendedora. TOÑO PARGA
El coordinador del coworking de Monforte, con una emprendedora. TOÑO PARGA

La Consellería de Economía, Emprego e Industria aumentó a 8 las sedes existentes en Galicia para el desarrollo de proyectos innovadores

La Xunta, a través de la Consellería de Economía, Emprego e Industria —y más concretamente, a través del Igape— ha puesto en marcha junto a la Escuela de Organización Industrial (EOI) una red de espacios coworking en Galicia, que en esta segunda edición aumenta hasta ocho sedes, con más de 165 proyectos y cerca de 180 iniciativas emprendedoras.

Las comarcas de O Salnés y Ourense se incorporaron en 2017 a los centros cooworking que ya participaron en la anterior edición: Santiago, especializado en el sector cultural; A Mariña, con sede en Mondoñedo; Ferrolterra, en Ferrol; A Ribeira Sacra, con sede en Monforte; A Costa da Morte, en Cabana de Bergantiños; y Celanova y Terras de A Limia.

El centro de coworking de O Salnés está especialmente vinculado a los sectores de la alimentación y el turismo, y cuenta con su sede en Vilanova de Arousa. Por su parte,el de Ourense está especializado en el sector forestal y la madera, y desarrolla su actividad desde el CIS Madeira, en el polígono de San Cibrao das Viñas.

Los emprendedores participan en actividades de formación, asesoramiento y tutoría que fomentan el espíritu de colaboración



En el caso de los seis centros que ya participaron en la primera edición del programa, están a punto de finalizar la segunda. Por su parte los de O Salnés y Ourense- CIS Madeira, están en fase de realización en su primera edición.

Los emprendedores participan en actividades de formación, asesoramiento y tutoría en los espacios coworking impulsados mediante la colaboración abierta. La segunda convocatoria se desarrolla en locales cedidos por los ayuntamientos o por la propia Xunta en Mondoñedo, Monforte de Lemos, Cabana de Bergantiños, Ferrol, Santiago, Vilanova de Arousa y CIS Madeira de Ourense.

La nueva apuesta de Galicia por el emprendimiento se suma a la correspondiente a la primera edición, que finalizaron 139 emprendedores con 119 proyectos que, en la mayoría de los casos, ya son empresas en funcionamiento.

Entre los proyectos impulsados hasta ahora figuran iniciativas como Stardrones, que ofrece servicios tecnológicos por radiocontrol con drones; la Sociedad Cooperativa Gallega Tierras de la Mariña, centrada en el envasado y comercialización de la IXP Faba de Lourenzá; Alazia Couture, que se centra en el diseño, fabricación y comercialización de piezas de moda con tejido ecológico; Work on Sunday, una agencia especializada en gestión cultural; una agencia de turismo online como Galiwonders; una empresa de distribución de productos agropecuarios ecológicos, Casa de la Fonte; o una iniciativa que oferta servicios integrales de asistencia para dependientes, Vitaser.

Como los emprendedores que formaron parte de la primera edición, quienes participan en esta segunda reciben formación, tutorías y asesoramiento personalizado para la aceleración de los proyectos, así como facilidades para el acceso a los medios para desarrollar sus ideas de negocio.

OBJETIVO. La finalidad prioritaria de las iniciativas de coworking es acelerar los procesos de maduración, implantación y desarrollo de proyectos empresariales, así como la creación de empleo sobre el territorio, incrementando la probabilidad de éxito de las ideas impulsadas por los emprendedores y facilitando su puesta en marcha y su consolidación temprana.

A través de los espacios coworking se contribuye al fortalecimiento del tejido empresarial que, en los once primeros meses de este año en la provincia de Lugo creció con la creación de 343 empresas, más de una al día, por un valor superior a los 11 millones de euros. En Galicia son cerca de 3.800 las compañías creadas en lo que va de año, con un 57% más de capital que en el mismo período del ejercicio anterior.

Así, en Santiago, actualmente y gracias a los espacios coworking se desarrollan iniciativas como MyFamilySocks, una empresa que pretende diseñar, fabricar y vender calcetines para toda la familia, con diseños frescos, divertidos y modernos, y fabricados con tejidos naturales —preferiblemente algodón orgánico— y muy buena calidad, con producción en la Unión Europea.

En la capital gallega también se desarrolla www.soundslikemarket.es, una web social para fomentar la visibilidad y el contacto de los profesionales de los distintos ámbitos del sector musical, con el objetivo de facilitar la producción y difusión de la música.

La Red de Aceleradoras gallega fomenta la  innovación y la creación de empleo de calidad 

Iniciativas como la red de espacios coworking que la Administración autonómica está desarrollando en Galicia sirven para hacer que el rural gallego se convierta en una pieza fundamental de la economía a corto y medio plazo.

Es así porque se trata de espacios que contribuyen a fomentar el emprendimiento innovador y la creación de empleo de calidad.

Los espacios coworking forman parte de la Red de Aceleradoras que la Xunta está impulsando en colaboración con diversos organismos y a través de la que cual ya se pusieron en marcha más de 500 proyectos.

Es el caso de A Costa da Morte, donde se desarrollan iniciativas emprendedoras como un establecimiento de alojamiento turístico, singular y de naturaleza, englobado en la tipología de glamping, que busca darle un nuevo enfoque de calidad, innovación y contenido al turismo rural de Galicia.

Basándose en el uso de estructuras de alojamiento innovadoras y en un servicio orientado al cliente, quieren crear una experiencia única en torno a la naturaleza y que el visitante sienta, viva y experimente la auténtica Costa da Morte, todo en torno a una filosofía y valores marcados por la búsqueda de la sostenibilidad, la innovación, la calidad, la mejora continua y la pasión por Galicia.

ESTRATEGIA AUTÓNOMO. Para favorecer el emprendimiento, el Gobierno gallego, además, cuenta con la Estrategia Autónomo 2020 que para el próximo año volverá a contar con 40 millones de euros y que incorporará dos nuevas líneas de ayudas.

La primera de ellas es un programa para facilitar una segunda oportunidad con apoyos al inicio de una nueva actividad o reemprender y, por otro lado, apoyos y servicios para fomentar el relevo generacional.

Además, se mantendrá la ampliación del crédito del Bono Autónomo y se incrementarán las ayudas para la conciliación y la contratación de hasta tres asalariados.

Gracias a las medidas que se están ejecutando desde la Administración autonómica, como es también el incremento de las deducciones fiscales y la puesta en marcha de nuevos instrumentos para apoyar las inversiones empresariales, actualmente es más fácil abrir un negocio o que un emprendedor pueda consolidarse.

En este sentido, destaca la Ley de implantación empresarial con la que se pretende la llegada de nuevas empresas y de capital en sectores que contribuyan al fortalecimiento y la mejora de la competitividad del tejido productivo. La normativa nace para dar nuevas oportunidades para la puesta en marcha de nuevos negocios en las comarcas gallegas; la captación de nuevas inversiones; y para apoyar a las compañías ya establecidas para que crezcan y se consoliden.

Nuevas ideas en Ribeira Sacra

El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, mantuvo en Monforte un encuentro con los participantes en el espacio coworking que la Xunta desarrolla en colaboración con la Escuela de Organización Industrial (EOI) y en el que participaron 20 nuevos emprendedores con otros tantos planes de negocio vinculados a diferentes sectores: educación y la formación, el turismo y la gastronomía, el agroalimentario y la agricultura, el comercio y el aeronáutico.

El titular de Economía resaltó el carácter innovador de las iniciativas, que ayudarán a impulsar la economía de la Ribeira Sacra. Con este tipo de programas la Xunta favorece el emprendimiento y ayuda a mejorar la calificación de los participantes, pues una de las prioridades del Gobierno gallego es adaptar la formación de los trabajadores a las necesidades reales que requiere el tejido productivo: «Este coworking es una apuesta por el emprendimiento, por el rural y por la comarca de Lemos para que podamos crear empleo y seguir cultivando esta cultura del emprendimiento», indicó el conselleiro.

En la provincia lucense, y junto al espacio coworking de Monforte está en marcha el de A Mariña, en Mondoñedo. En este último, entre otras iniciativas, se trabaja para desarrollar e implantar una plataforma de venta online de fertilizantes a nivel nacional, en base a acuerdos para la venta directa de fertilizantes directos de fábrica a las explotacións agrícolas y ganaderas.

Los espacios coworking de Monforte y Mondoñedo son, por lo tanto, dos de los ocho que en esta segunda edición la Xunta puso en marcha para ser lanzaderas en Galicia de 174 emprendedores y emprendedoras que presentaron un total de 165 proyectos profesionales, innovadores y, por lo tanto, con una cualidad diferenciadora en el mercado. A principios del próximo año 2018 año se abrirá la tercera convocatoria.

O SALNÉS. La bodega Gran Vinum, de Vilanova, participa en el espacio coworking de Arousa, destinado al sector del turismo y la alimentación. Se desarrolla en el Pazo Vista Real junto a otros proyectos de ambos sectores.

La idea es convocar dos ediciones más, de cinco meses de duración cada una de ellas, a lo largo de año que viene. Así, esta aceleradora ayudará a que fructifiquen hasta 60 proyectos empresariales promovidos por casi 200 emprendedores gracias al servicio de asesoramiento que recibirán con esta iniciativa, donde podrán madurar sus ideas de negocio por ejemplo en sectores como el vitivinícola y el conservero.

A través de los espacios coworking se contribuye al fortalecimiento del tejido empresarial que, en los once primeros meses de este año en la provincia de Lugo creció con la creación de 343 empresas, más de una al día, por un valor que se sitúa por encima de los 11 millones de euros. En la comunidad gallega son cerca de 3.800 las compañías creadas en lo que va de año, con un 57% más de capital que en el mismo período del ejercicio anterior. El conselleiro aseguró que estas iniciativas hacen que el rural gallego se convierta en una pieza fundamental de la economía en la comunidad, fomentando el emprendimiento innovador y la creación de empleo de calidad.

La red de aceleradoras, en la que ya han participado más de 500 proyectos, busca así fomentar el emprendimiento.

En la primera edición se formó y asesoró a 139 promotores  de 119 proyectos empresariales

En la primera edición finalizaron su proceso de formación y asesoramiento 139 promotores de 119 proyectos empresariales —no se incluyen las de O Salnés y Ourense porque, si bien es la primera edición para ellos, en realidad se sumaron a la iniciativa en la segunda edición del programa—.

En cada una de las aceleradoras creadas en colaboración con la EOI se prevé la realización de 4 convocatorias o ediciones (tres en el caso de O Salnés y de Ourense, con una duración aproximada cada una de ellas de 5 meses.

La puesta en marcha de nuevos proyectos emprendedores es fundamental para la revitalización y la incorporación de innovación al tejido productivo, de la mano de nuevos empresarios especialmente preparados y apoyados por instrumentos públicos y privados de formación y asesoramiento.

Mediante este programa, la Xunta de Galicia, en colaboración con el Gobierno central a través de la Escuela de Organización Industrial, transmite su compromiso a favor de la puesta en marcha de nuevos proyectos empresariales con posibilidades de éxito gracias a las labores de coworking.

Los espacios coworking impulsan en Galicia el emprendimiento