Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

El fondo de las pensiones ya solo tiene dinero para una extra más

Personas mayores. AEP
Personas mayores. AEP

El Gobierno tira de la hucha y agota el crédito a la Seguridad Social para cubrir 17.400 millones

 

 

La Seguridad Social afronta este mes el desembolso del 17.470 millones de euros para abonar la paga ordinaria y la extra de Navidad a los 8,69 millones de beneficiarios de una pensión contributiva más el IRPF correspondiente, un esfuerzo ante el cual resulta imposible responder exclusivamente con las cotizaciones que pagan empresas y trabajadores. Según los datos oficiales, entre enero y octubre, las cuotas sociales reportaron ingresos por 71.402 millones de euros, en tanto que el pago de las pensiones implicó desembolsar unos 96.100, contando la extra del verano. 

En esta tesitura, el Gobierno aprobó este viernes retirar 3.586 millones del Fondo de Reserva y agotar los 4.206 que quedaban del préstamo de 10.192 que el Estado otorgó al instituto público en los presupuestos para este año en previsión de que el remanente de la ‘hucha de las pensiones’ no llegaría para hacer frente a las obligaciones. Con interés cero, el crédito tiene un plazo de cancelación de diez años, que comienzan a correr en 2018.

Tras esta operación, los recursos del Fondo de Reserva quedan reducidos as 8.095 millones, una cuantía que no llegaría para sufragar una nómina, dado que el gasto ha traspasado la barrera de los 8.800 mensuales. Atrás quedan los 66.815 millones que llegó a atesorar en 2011 la ‘hucha’, un instrumento creado en el 2000 y que se nutrió con el superávit de la Seguridad Social en los años de bonanza, con la idea de que los fondos sirviesen para cubrir los déficits de ingresos en etapas de crisis. 

En Galicia, cubrir las 761.000 pensiones contributivas supondrá desembolsar 1.191 millones de euros entre la paga ordinaria y la extra



Las retiradas comenzaron en 2012, cuando con el aumento del paro y del número de pensionistas el Gobierno de Rajoy echó mano de las reservas. Con los primeros coletazos de la debacle económica, en los años 2008 y 2009, el Ejecutivo de Zapatero optó por destinar los excedentes de ingresos del instituto público —un total de 14.400 millones entre los dos años— para abonar las prestaciones del desempleo, un gasto que debería financiarse vía presupuestos.

El pasado junio, las tensiones en la caja a la hora de afrontar las dos pagas de junio propiciaron que la Seguridad Social dispusiese de 5.986 millones del préstamo consignado en las cuentas. A mayores, se retiraron 3.514 millones de la ‘hucha’ de las pensiones. 

RENTABILIDAD. Desde su creación hasta ayer, el Fondo de Reserva generó rendimientos netos por 28.932 millones, de los cuales 173 se generaron en lo que va de año. ¿Cómo fue posible? Porque el dinero está invertido en deuda, concretamente, en la española, una estrategia adoptada durante la crisis para ayudar a financiar al Estado. Esto constriñe los ingresos por la reducida rentabilidad de los bonos nacionales.

Este viernes, UGT censuró que el Gobierno "obligue" a la Seguridad Social a pagar las pensiones "con créditos" en lugar de recurrir a transferencias del Estado. Por ello, instó a que se prohíban estas prácticas a través de la reforma en la que trabaja la comisión del Pacto de Toledo. Por último, y en alusión a las causas del déficit de ingresos del organismo, el sindicato apuntó al "pernicioso funcionamiento" de un mercado laboral lastrado tanto por la temporalidad como por la baja cuantía de muchos salarios. 

El fondo de las pensiones ya solo tiene dinero para una extra más