Lunes. 11.12.2017 |
El tiempo
Lunes. 11.12.2017
El tiempo

Galicia suma inquilinos con la oferta de alquiler más reducida en una década

Anuncio de un piso de alquiler en Lugo. XESÚS PONTE
Anuncio de un piso de alquiler en Lugo. XESÚS PONTE

Las inmobiliarias advierten de que el alza de la demanda y el tirón de la vivienda vacacional han mermado la disponible para arrendar

Galicia, como España, se ha ganado a pulso la etiqueta de país de propietarios en materia de vivienda, aunque ya lo ha sido más que ahora. Encajado el duro golpe de una crisis en la que explotó la burbuja inmobiliaria, el sistema financiero sufrió un terremoto y el mercado laboral entró en barrena, ese país en el que lo más habitual es ser el dueño de la casa en la que se vive ha visto crecer la minoría formada por los inquilinos. Así es que, si hace una década los hogares que pagaban una renta rondaban el 8%, ahora son en torno al 11% y más del 20% en la mayoría de ciudades, fruto de un ascenso que las inmobiliarias dicen que continúa. Eso sí, los nuevos arrendatarios tienen menos donde elegir. Y los precios de lo que hay, tras el desplome de la crisis, ahora tienden a subir.

En un tiempo de menos crédito, rentas familiares menguadas, más movilidad laboral y mentalidades en cambio, el repunte de la demanda y del alquiler turístico ha reducido el catálogo de la oferta de residencia habitual en la comunidad, como constata la Federación Galega de Empresas Inmobiliarias (Fegein). A partir de ahí, en su análisis del segundo cuatrimestre calcula que hay unas 6.900 viviendas disponibles para alquilar y advierte de que es la cifra más reducida de al menos la última década, después de que, como apunta su presidente, Benito Iglesias, entre 2010 y 2012 se rondasen las 30.000.


El precio gallego es de los que menos sube, pero en algunas áreas el repunte es mayor

Así las cosas, y teniendo en cuenta que el movimiento del mercado se concentra sobre todo en las áreas urbanas y las turísticas, la patronal aprecia "tensiones" entre oferta y demanda en algunas zonas, con el predecible impacto en los precios. La que más "preocupa" es la de Vigo, seguida de Santiago y A Coruña. No es tanto porque no haya viviendas, sino que, al menguar la oferta, "el cliente no encuentra lo que quiere" y puede pagar.
Evolución hogares.
En este punto, en el que Iglesias rechaza hablar de burbuja en Galicia pero advierte de que puede haber problemas en algunas zonas en el futuro inmediato, apuesta por fomentar que se saquen al mercado viviendas vacías, en una comunidad donde hay casi 300.000.

El aumento de la oferta está contemplado en el proyecto del plan estatal de vivienda 2018-2021, que, más allá de las ayudas a los inquilinos, las prevé para promociones de nueva construcción o rehabilitación con inmuebles para alquilar.
A la espera de ver su impacto, Fegein calcula que la demanda de alquileres crece a un ritmo de un 0,5% al año en el conjunto de Galicia y un 1,2% en las principales ciudades. Aun así, la comunidad está muy lejos de la media española de hogares que pagan una renta, que el Instituto Nacional de Estadística sitúa algo por encima del 16%, también al alza. Ni siquiera esta se acerca al promedio europeo, que cuenta también las viviendas ocupadas por cesión y supera el 30%.

PRECIOS. En un mercado con pocos datos institucionales, las cifras proceden básicamente del sector y son diversas, aunque coinciden en posicionar los precios en una tendencia ascendente que varía mucho entre unas zonas y otras.

En un intento de avanzar en el estudio de la actividad, el Ministerio de Fomento acaba de publicar un informe que, con números del portal Fotocasa, sitúa en 5,6 euros el metro cuadrado ofertado en alquiler en Galicia en el tercer trimestre. A distancia del promedio estatal de 8 euros, esa referencia supera en un 0,5% la del mismo período de 2016, un repunte que da continuidad a los iniciados en 2015 tras el desplome de la crisis pero es muy inferior al de España (+9,7%).

No en vano, la subida gallega  —que llega al 0,9% en octubre— es la menor del Estado junto a la riojana y está muy lejos de la catalana (17,2%), la mayor. Esa comunidad y Balears son las únicas que superan el precio de 2007, lo que, como ocurre a Madrid, las acerca a sus récords. Son las autonomías con más hogar en alquiler, entre el 22 y 25%, y allí sí se habla de burbuja.

La media gallega, mientras, sigue lejos de sus máximos, con una subida contenida que Fotocasa vincula a la "normalización y estabilización" del mercado. De momento, los 5,6 euros por metro están un 14,2% por debajo del importe de hace una década.

Las cifras dan idea del desplome de la crisis, tras el que aún tiene más por recuperar el precio de las ventas. El valor tasado de la vivienda libre en Galicia (1.199 euros el metro) es un 21% inferior al de 2007.

ZONAS. Todo eso son medias, que ‘esconden’ muchas diferencias. Fotocasa las evidencia con la distancia que separa el alquiler medio de A Coruña y Vigo (6,8 y 6,7 euros el metro) del de Ferrol (4,3). Y eso mirando solo las ciudades, con una evolución tan diferente que en A Coruña ve un alza anual de un 7,9%, en Pontevedra de un 1,9% y en Lugo aprecia una ligera caída.

En medio de la diversidad de datos, los de Fegein, que advierte de subidas del 12% en algunas zonas en un cuatrimestre por el impacto de la vivienda turística, son otros. Sin llegar a los 10 euros de Sanxenxo, sus cifras sitúan a Vigo al frente del ránking urbano, con 7,8. Lo cierran Lugo (4,7 euros) y Ferrol (4,2).

Galicia suma inquilinos con la oferta de alquiler más reducida en...