Martes. 16.01.2018 |
El tiempo
Martes. 16.01.2018
El tiempo

Los Jordis y Forn reconocen que se actuó contra la ley en el procés

Un furgón de Policía Nacional, a su llegada al Tribunal Supremo donde el juez Llarena toma declaración como imputados a Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. FERNANDO ALVARADO (EFE)
Un furgón de Policía Nacional, a su llegada al Tribunal Supremo donde el juez Llarena toma declaración como imputados a Joaquim Forn, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez. FERNANDO ALVARADO (EFE)

Reconocen que el camino hacia la independencia no puede ser una declaración unilateral y afean las diligencias judiciales tomadas, así como la actuación policial en el 1-O

Las comparecencias ante el Supremo del exconseller catalán de Interior Joaquín Forn y los líderes independentistas Jordi Sánchez y Jordi Cuixart han terminado después de casi siete horas de declaraciones en las que los tres han renunciado expresamente a la vía unilateral hacia la independencia de Cataluña.

Los tres han reconocido además que hubo actuaciones contra la ley en el procés hacia la Declaración Unilateral de Independencia y en el referéndum del 1-O.

Sánchez y Cuixart han seguido la misma línea y, así, si el primero ha declarado que el referéndum del 1-O no fue válido, ha renunciado a la vía unilateral para obtener la independencia y ha negado haber llamado a la violencia, Cuixart ha defendido el cumplimiento de la Ley, según fuentes presentes en la declaración.

El exconseller Forn, que ha respondido incluso a las preguntas de la acción popular ejercida por el partido Vox, ha declarado durante algo más de dos horas y ha terminado hacia las 16.15 horas. Las comparecencias habían comenzado hacia las 09.45 horas.

Forn ha señalado que siempre ha defendido actuaciones pactadas con el Estado, aunque ha precisado que el modo en que se desplazaron las fuerzas de seguridad del Estado a Cataluña no favorecía esas soluciones políticas. Ha dicho claramente que siempre ha acatado la Constitución, aunque votó en el 1-O.

En este sentido, ha concedido valor a la norma fundamental como norma jurídica suprema del Estado y ha prometido que su actuación política será siempre respetuosa con ella.

Así, ha considerado que, sin renunciar a sus objetivos independentistas, lo cierto es que la actuación política a partir de ahora debe venir por cauces constitucionales, sin descartar reformas.

En cuanto a su liderazgo sobre los Mossos d'Esquadra ha prometido que siempre defendió el respeto a los requerimientos judiciales y nunca puso trabas al cumplimiento de los mismos.

Sobre la Declaración Unilateral de Independencia ha recordado que no la firmó, ni la votó, ni le reconoce valor legal.

Por su parte, Jordi Sánchez ha reconocido que el referéndum del 1-O no fue válido, ha renunciado a la vía unilateral para obtener la independencia y ha negado haber llamado a la violencia.

En su declaración de dos horas y media ha expresado su deseo de regirse por la Constitución, ha rechazado la vía unilateral para conseguir la independencia de Cataluña y ha explicado que trataron de presionar a otros partidos no soberanistas para llegar a un acuerdo para celebrar el referéndum, que finalmente se celebró pero sin validez alguna, según el mismo ha reconocido.

Según han informado a Efe fuentes presentes en la declaración, Sànchez también ha reconocido que desde 2015 existía una "hoja de ruta".

El presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, también ha coincidido en que la institución debe ser perseguida respetando la Constitución y que el único referéndum válido será el que convoque el Gobierno de España.

Cuixart ha declarado que nunca ha incumplido órdenes judiciales, ha señalado que la Declaración Unilateral de Independencia fue simbólica y ha defendido sus convicciones pacifistas. También se ha manifestado en contra de cualquier violencia siempre, ha señalado que no es político, ni quiere participar en política, y ha prometido que nunca ha buscado coaccionar al Estado, sino dejar que se manifestara la opinión de la gente.

Reconoce que los objetivos del independentismo son ahora el acuerdo a través de vías legales, porque de otra forma que no sea de acuerdo a ley y a la Constitución, no será posible avanzar hacia ella.

Aún así, ha considerado que "las diligencias judiciales ante la Consejería de Vicepresidencia fueron un ataque a la democracia". En todo caso, en "ningún momento nadie nos aviso de que cometíamos ilegalidades", ha concluido.

Los Jordis y Forn reconocen que se actuó contra la ley en el procés