Jueves. 18.01.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.01.2018
El tiempo

Puigdemont denuncia la "persecución de ideas" en Cataluña

Carles Puigdemont pronuncia su discurso durante la manifestación independentista que se celebró en Bruselas. STEPHANIE LECOCQ (EFE)
Carles Puigdemont pronuncia su discurso durante la manifestación independentista que se celebró en Bruselas. STEPHANIE LECOCQ (EFE)

En el acto de homenaje a Macià, en el que Turull leyó el mensaje del president cesado, JxCat lamentó, sobre el discurso de Felipe VI, que vuelva a ser "el Rey del 155"

En el día después del mensaje de Navidad del Rey, el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, ha homenajeado a Francesc Macià afirmando que fue perseguido como él por querer cumplir la voluntad de los catalanes: "Vivimos un estado de persecución a las ideas legítimas, democráticas y no violentas". 

Éste es el mensaje que han leído el conseller cesado Jordi Turull junto al también conseller Josep Rull en nombre de Puigdemont ante la tumba de Macià, donde todos los presidentes de la Generalitat rinden homenaje cada día Navidad coincidiendo con su muerte en 1933. "Somos los continuadores de una larga cadena de sacrificios" como los que hizo Macià, y ha recordado que su antecesor siempre pidió a los catalanes hacerse dignos de Catalunya", ha dicho Puigdemont. 


"Somos los continuadores de una larga cadena de sacrificios"


En el mismo acto, el portavoz de Junts per Catalunya (JxCat) y diputado electo, Eduard Pujol, ha afirmado hoy que el mensaje de Navidad del Rey "volvió a ser el del Rey del 155", pues parece que "el Rey se siente más cómodo apelando a la represión del 1 de octubre que no a la voluntad expresada en las elecciones".

Por su parte, el líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Alfred Bosch, ha respondido este lunes al mensaje navideño de Felipe VI afirmando que "es el Reino de España y su máximo representante, el Rey, quien debe renunciar a la unilateralidad y la violencia", y ha pedido que todos respeten las urnas. 

Puigdemont denuncia la "persecución de ideas" en Cataluña