Jueves. 18.01.2018 |
El tiempo
Jueves. 18.01.2018
El tiempo

El Chicle preguntó a la Guardia Civil en noviembre de 2016 por qué lo seguían

Cartel de búsqueda de Diana Quer. ARCHIVO
Cartel de búsqueda de Diana Quer. ARCHIVO

La aparición del móvil ratificó la hipótesis del secuestro de Diana Quer

El único detenido por el supuesto homicidio de Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, preguntó a la Guardia Civil en noviembre de 2016, cuando se convirtió en principal sospechoso, por qué lo seguían los agentes, ha informado este martes el coronel de la Unidad Central Operativa (UCO), Manuel Sánchez Corbí.

En una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Galicia, Sánchez Corbí ha relatado parte de la investigación sobre el caso de la desaparición de la joven, en el momento de su desaparición, el 22 de agosto de 2016 en A Pobra do Caramiñal, de 18 años.

El responsable de la Uco ha explicado que las pesquisas sobre los vehículos dieron a El Chicle un "cincuenta por ciento de probabilidades" de estar implicado en los hechos y se convirtió en "principal sospechoso" en noviembre de 2016, pero ya un año más tarde, en el mismo mes de 2017, no quedó "duda" alguna de que a Diana Quer se la había llevado en su vehículo.

Antes de eso, en noviembre (de 2016) es cuando "empieza el trabajo operativo sobre él. Es un profesional de la delincuencia en un terreno que domina, difícil de trabajar. Se mosquea y cree que lo van siguiendo. En un entorno que domina, lleva ventaja y nosotros no", ha detallado Sánchez Corbí.

Fue el 24 de ese mes cuando llamó a la Guardia Civil y dijo: "Creo que me están siguiendo, ¿tú sabes por qué?", consultó a un agente, pues "pretendía saber" qué conocían los investigadores. "Cometió un fallo. Dijo que la noche en cuestión estuvo con su mujer en las fiestas de A Pobra. Él se situó en el escenario", ha agregado el coronel de la Uco.

"El 30 de noviembre los citamos a declarar como testigo a él y a su mujer. Él se equivoca, dice que sale a robar gasolina, no se sitúa en A Pobra, comete un error. La mujer le mantiene la coartada, dice que sale con él, pero el teléfono de la mujer esa noche se mantiene en casa, empezamos a dudar", ha desvelado Corbí.

Y tal sensación se incrementó cuando Abuín Gey, padre de una menor, dejó un teléfono para su análisis, pero no era el suyo, y no fue hasta más tarde cuando entregó a la Guardia Civil el que se buscaba, pero "reseteado", por lo que "sigue siendo un elemento de sospecha". No fue, sin embargo, hasta noviembre de 2017 cuando los agentes tuvieron claro que "ninguna duda" de que José Enrique Abuín Gey era el supuesto responsable de la desaparición de Diana Quer.

Encontrar el cuerpo se convirtió entonces en "fundamental", tanto para el caso como "para reparar a la familia", puesto que para la unidad que tanto tuvo que ver en el desenlace de este suceso, dar con el cadáver es "igual de importante que descubrir al autor", al menos al "cincuenta por ciento".

INVESTIGACIÓN RÁPIDA. Sánchez Corbí ha detallado que la investigación arrancó pronto, pues la denuncia por la desaparición llegó a las pocas horas de producirse, aunque al principio no sabían si había delito: "No hay sospechoso, no hay móvil, no hay cuerpo, no hay nada", ha agregado. No obstante, "se empezó a actuar muy pronto, al principio se corre mucho porque no sabemos qué ha pasado, piensas en salvar una vida si todavía estuvieras a tiempo de salvarla", ha continuado.

El trabajo se desarrolló en cuatro ejes: vehículos, telefonía, feriantes y "el malo que se ha encontrado allí a una chica y se la ha llevado"; con la única pista de los puntos que recorrió el teléfono de Diana aquella noche desde las 2.42 horas hasta las 2.58.

Los investigadores no encontraron nada en su entorno, por lo que concluyeron que "lo que puede haber ocurrido es que un desconocido, sin vinculación con ella, la abordase de manera imprevista y casual" y dudaron de si había "actuado solo o acompañado", pues es más probable que prosperase un rapto perpetrado entre varias personas, aunque ahora presuponen que El Chicle lo hizo en solitario.

TELÉFONO MÓVIL. Sánchez Corbí ha contado que la aparición del teléfono móvil de la joven Diana Quer, hallado por un mariscador el pasado 27 de octubre cerca del lugar en el que ahora se encontró el cuerpo, confirmó un secuestro. La Guardia Civil confirmó entonces que la ubicación de los teléfonos móviles de Abuín y Quer coincidía, lo que lo llevó a convertirse en el "principal sospechoso" en noviembre de 2016.

Ha indicado que desde el principio del caso se supo que la clave estaba en un coche, puesto que la chica había salido en uno y al aparecer el celular, quedó claro que por la fuerza, ha afirmado. Por la investigación sobre vehículos, los agentes barajaron tres posibilidades, un coche descartado, otro con remolque y otro que nunca se identificó hasta averiguar, posteriormente, que pertenecía al ahora investigado.

De los tres vehículos en los que en un momento se centraron, uno era el del Chicle, ahora interno en el penal coruñés de Teixeiro, que "tenía el cincuenta por ciento de probabilidades de haber sido él".

REINCIDENCIA. El coronel de la Comandancia de A Coruña, Francisco Javier Jambrina Rodríguez, ha afirmado que El Chicle hace poco más de una semana supuestamente intentó secuestrar a la joven denunciante, a la que llegó a introducir en el maletero que no fue capaz de cerrar, y que proporcionó los datos del vehículo que hicieron relacionar ambos casos.

"Él no admite que eso se haya producido así y que haya sido un ataque real", ha explicado, aunque existe una grabación de audio de lo ocurrido y una grabación de vídeo de los instantes previos.

Llegó entonces el momento de "tomar decisiones" en un escenario que "ha sorprendido" a los investigadores, ya que el ahora detenido "a pesar de que está en el punto de mira, "se atreve" a perpetrar actos similares. "Es un obstáculo, es un problema. La investigación es rigor, método y constancia", ha añadido, antes de "cambiar el ritmo" para acelerar los tiempos y detenerlos.

El viernes pasado, 29 de diciembre, su mujer fue detenida con él porque, dado que aseguró que estaban juntos aquella noche, la consideran coautora de los hechos imputados a Abuín hasta que se retracta y queda en libertad en sede policial.

El sábado, El Chicle "contradijo la declaración que había hecho como testigo en noviembre" y "habla de una muerte accidental por un atropello", una versión que no ha cambiado nunca de manera oficial, que acabó con el cuerpo de Diana Quer en un descampado antes de arrojarlo al puerto de Taragoña, lo que la Guardia Civil ve "imposible" porque habrían aparecido sus restos.

A las 23.30 horas pide que llamen a su abogado, que "desea declarar", y da una versión que parece compatible, en la que sitúa el cadáver en la nave de Rianxo donde fue hallado, que no había sido inspeccionada con anterioridad porque es un "sitio privado" al que "solo se puede acceder con una orden judicial".

Allí los investigadores encontraron un depósito de agua potable con una boca de 1,5 metros de diámetro y unos diez metros de profundidad, tapada por una losa de hormigón de unos diez centímetros y con una pequeña tapa por donde fue arrojado el cuerpo.

El Chicle preguntó a la Guardia Civil en noviembre de 2016 por qué...