Domingo. 18.02.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.02.2018
El tiempo

El secretario de la Comisaría de Policía de Ourense declara sobre el robo de armas

Bernardo y Roi D.L. (Alemania, 1974) posan durante unas prácticas de tiro en Ourense en el año 2013. EP
Bernardo y Roi D.L. (Alemania, 1974) posan durante unas prácticas de tiro en Ourense en el año 2013. EP

La operación Zamburiña se desarrolló entre 2014 y 2015 tras una serie de denuncias anónimas que relacionaban el robo de armas

El secretario general de la Comisaría de Policía de Ourense, J.M.S.R., ha respondido este lunes a varias preguntas en el juzgado sobre la desaparición de esas dependencias de varias armas entre 2014 y 2015 y ha rechazado cualquier tipo de responsabilidad sobre esa sustracción. Seis armas desaparecieron del búnker de las citadas dependencias policiales, tres de las cuales todavía no han reaparecido, en un asunto que está bajo investigación judicial y que incluye la muerte de un agente.

El secretario general de la Comisaría de Policía de Ourense acudió al Juzgado hacia las 09:00 horas y se mostró dispuesto a colaborar en todo momento, aunque declinó realizar declaraciones a los medios de comunicación que aguardaba en la zona. Durante una hora el agente respondió a varias preguntas de las partes ante el Juzgado de instrucción número uno de Ourense, en la causa que investiga la detención de dos policías, acusados de siete delitos, entre los cuales está el posible homicidio de un agente, y el robo de armas que instruye otro Juzgado.

El funcionario ya había declarado en diciembre de 2015 en el inicio de la denominada operación Zamburiña, como testigo y, en este caso, ha declarado como investigado después de que el responsable del armero, primer imputado en el caso, afirmase que siguió en todo momento el protocolo e informó a sus superiores. Según fuentes consultadas por Efe, este funcionario ha rechazado ante el Juzgado tener responsabilidad alguna en ello y ha indicado que las llaves estaban guardadas "en una caja fuerte" de la Comisaría.

Asimismo, ha declarado que no tuvo conocimiento de la sustracción de las armas hasta que el armero informó en la Comisaría, momento en que se abrió un protocolo de actuación.

La operación Zamburiña se desarrolló entre 2014 y 2015 tras una serie de denuncias anónimas que relacionaban el robo de armas de la Comisaría de Ourense con tráfico de drogas, y un total de trece personas fueron arrestadas por esta causa, que desembocó en una investigación del departamento de asuntos internos de la Policía.

Durante la investigación, dos policías resultaron detenidos y otros dos imputados por supuesta revelación de secretos u omisión de perseguir delitos, derivado de su trato con confidentes. Ello conllevó el desmantelamiento del grupo de investigación de estupefacientes, aunque las armas siguieron en paradero desconocido hasta 2016, cuando apareció muerto un agente natural de Monforte.

Tres de las armas aparecieron en el despacho de un agente hallado muerto el 9 de abril de 2016 por un aparente suicidio y el Juzgado de instrucción 3 continuó con la investigación que culminó con la detención este mismo año de dos agentes policiales que son hermanos.

Esos dos agentes están investigados por delitos de robo con fuerza, tenencia ilícita de armas, revelación de secretos, simulación de delito, acusación o denuncia falsa e injurias y calumnias entre mayo de 2014 y abril de 2016, coincidiendo con la desaparición de las armas.

El secretario de la Comisaría de Policía de Ourense declara sobre...