Sábado. 16.12.2017 |
El tiempo
Sábado. 16.12.2017
El tiempo

Hola, soy adolescente, ¡existo!

Jóvenes gallegos. J. VÁZQUEZ
Jóvenes gallegos. J. VÁZQUEZ

Tres jóvenes españoles trasladaron ante el Comité de Derechos del Niño de la Onu más de mil propuestas que han recogido en el informe Pon nota a tus derechos

 

¿Tanto cuesta poner wifi en el parque?, ¿por qué no nos consultan las excursiones?, ¿saben cuánto pesa la mochila? y ¿por qué no se puede proponer cosas a los profesores? son algunas de las cuestiones "lógicas" para los adolescentes, junto a otras de mayor calado, como sanidad y educación para todos por igual.

Nerea, Mohamed Yaser y Nneka Naomy son tres jóvenes españoles que trasladaron ante el Comité de Derechos del Niño de la Onu, con sede en Ginebra, más de mil propuestas que han recogido en el informe Pon nota a tus derechos, elaborado con la participación de más de tres mil niños de colegios y grupos juveniles de 57 localidades españolas.

"Es un hito histórico, la primera vez que un grupo de niños españoles puede hablar ante un Comité de la Onu", el cual va a evaluar el próximo mes de enero la aplicación de los derechos de infancia en España, destaca Adolfo Cuesta, el presidente de la Plataforma de Infancia, que agrupa a las principales ONG españolas y también ha aportado su criterio al Comité.

Por primera vez, un grupo de niños españoles puede hablar ante un Comité de la Onu


Mohamed Yaser tiene 17 años, vive en el barrio de Las Margaritas, en Getafe (Madrid) y le tocó explicar la preocupación de los niños por "los recortes en sanidad y la falta de recursos públicos". "Queremos una sanidad universal y gratuita para todos; algunas medicinas son muy caras y a veces no se pueden comprar. Nos gustaría que los médicos nos pregunten a nosotros cuándo vamos a la consulta", destaca este adolescente, quien alerta sobre la situación de algunos escolares que tienen alguna enfermedad o discapacidad.

"En mi clase hay un niño con autismo y, cuando se pone nervioso, que suele ser cuando hay mucho alboroto, no sabemos cómo reaccionar para ayudarle y los profesores tampoco", dice el joven madrileño, quien reclama más formación para los profesores y más educadores.

Nerea, una niña de 13 años que vive en la localidad asturiana de Pola de la Viana, ha trasladado la opinión de los menores por la "actitud autoritaria de muchos profesores y por dar mucha teoría y poca práctica, lo que hace a las clases poco motivadoras". "A los políticos, les invitaría a que hicieran un día de lluvia el recorrido en autobús hasta el instituto para que supieran lo importante que es el bus y lo que pesa la mochila", sugiere Nerea, que propone más vigilancia en los patios y comedores para evitar situaciones de acoso escolar.

"Hay mucha gente que no ha salido de la crisis", recuerda Nneka Naomy, de 14 años, que explica que vive en la barriada de La Palma (Málaga), donde hay muchas familias con padres sin trabajo y que van a pasar frío en invierno. "También hay padres que trabajan mucho, pero cobran poco, deben pagarles mejor".

Nerea: "Que no nos digan a todo sí y luego no lo hagan, y, si dicen que no, que expliquen el porqué"


Plantea que los adolescentes tienen pocas alternativas de ocio porque los parques infantiles se les quedan pequeños y quieren algo diferente a las discotecas. "Queremos parques con wifi, ¿qué les cuesta poner eso? Siento que no existo para los mayores. No podemos ir a discotecas, tampoco a los jardines infantiles; se lo decimos y ponen caras de interesados, y la propuesta no se cumple. No se puede poner esa cara de felicidad, cuando en realidad van a pasar de ti", opina la adolescente malagueña.

Estos representantes juveniles, a los que la intervención ante la Onu les pareció "inolvidable", "genial" y "una experiencia de vida", también tienen propuestas para sus compañeros.

Por ejemplo, el más mayor, Mohamed Yaser, aconseja que, cuando cumplan los 16, hagan cursos, como el que él hizo de árbitro, y con el dinero que gana lo aportar a la familia.

"No creo que hablando con el presidente del Gobierno se vaya a arreglar todo; hay que hablar con más personas", opina Nneya Naomy.

"No creo que nos hagan caso porque no tenemos experiencia y no manejamos los temas", dice Mohamed Yaser.

"Que no nos digan a todo sí y luego no lo hagan, y, si dicen que no, que expliquen el porqué", desea Nerea.

Hola, soy adolescente, ¡existo!