Los grupos municipales de Lugo, entre el estupor, el disgusto y la sorpresa


Etiquetas: reacción, Sonia Méndez, Orozco, Silvosa, Fernández Liñares, Pokemon

25/09/2012 - X.C. Vidal / Axencias

El portavoz municipal del BNG y teniente de alcalde, Antón Bao, aseguró que apoyan la decisión de los nacionalistas de Ourense de amenazar con romper el pacto de gobierno si no dimite el alcalde Francisco Rodríguez, en libertad bajo fianza por la operación Pokemon. Bao calificó de "perfecta" e "inapelable" la decisión política de los nacionalistas ourensanos y descartó una crisis similar en el bipartito de Lugo, ya que aclara que "aquí de momento só se fala dunha persoa que xa non forma parte de goberno", en alusión al exconcejal Francisco Fernández Liñares, en prisión provisional tras haber confesado que fue sobornado por unas 50 empresas.

Por su parte, el viceportavoz del PP, Arcadio Silvosa, pidió en rueda de prensa que el alcalde José López Orozco explique "puntualmente" las actuaciones de Liñares durante "os nove anos nos que foi a súa man dereita no goberno local".


En cuanto al alcalde, Orozco declinó esta mañana ante los periodistas hacer declaraciones sobre el caso, mientras que la concejala de economía, Sonia Méndez, se mostró "sorprendida" por los acontecimientos, pero descartó una investigación interna sobre el proceso de adjudicación de contratos a la firma Vendex, porque "todos os expedientes sobre estes concursos están agora no xulgado".

La edil reconoció que la implicación de Francisco Fernández Liñares, que anteriormente ocupó esa misma concejalía y la de Urbanismo, ha causado "sorpresa" y "disgusto" en el Gobierno local.

"La valoración es de sorpresa por los acontecimientos y, desde luego no es una noticia agradable, nos causa un disgusto a los miembros del Gobierno local, todo lo que está trascendiendo, pero poco más podemos decir", afirmó Sonia Méndez en el transcurso de una rueda de prensa.

2'7 (7 votos)

valorar_registrado


Acceder Crear usuario

valorar_propios



valorar_valorado