jueves. 21.01.2021 |
El tiempo
jueves. 21.01.2021
El tiempo

Así fue el tenso diálogo de la Familia Real en la catedral de Palma

<p>Misa del domingo de Resurrección en la catedral de Palma. Todo va bien durante un oficio que supuso un claro acercamiento entre los Borbones, dado que por primera vez en cuatro años Don Juan Carlos se unía al resto de la Familia Real. A la salida del templo, Doña Sofía agarra a sus nietas para fotografiarse con ellas, momento en el Doña Letizia empieza a merodear hasta ponerse, directamente, delante de ellas para evitar la foto. La tensión es evidente. Pese a todo, a la salida del templo sí se produjo la citada fotografía. Ante el silencio de la Casa Real, se están apuntando dos posibilidades como detonantes del desencuentro: o hay mala sintonía entre la Reina y la Reina Emérita o, simplemente, Doña Letizia quería evitar que alguien en concreto (¿una revista?) tuviese esa foto en exclusiva.</p>

"Déjalo, por favor", le habría dicho Doña Sofía a Doña Letizia según expertos en leer los labios

El rifirrafe entre la actual Reina y su suegra sigue dando mucho que hablar. Ahora son los expertos en leer labios quienes tratan de interpretar el tenso diálogo de la Familia Real en la catedral de Palma durante la misa de Pascua.

Antes del desencuentro entre Doña Letizia y Doña Sofía a causa de una foto que se quería tomar la abuela con sus nietas y que la esposa de Felipe VI trató de impedir, la Reina emérita dice un "hasta luego" a los asistentes. Después se agarra a la princesa Leonor y la infanta Sofía y es cuando la madre de las niñas se cruza en el camino. En ese momento, Doña Sofía le pide: "Déjalo, por favor". Al mismo tiempo, la princesa de Asturias retira el brazo de su abuela tras la intervención de su madre.

Pero ese no fue el único diálogo de la Familia Real. Al parecer, Don Juan Carlos I se dirige a su hijo: "Felipe, Felipe... ven un momento. Eso hay que hablarlo". A lo que el actual monarca responde: "¿Qué? ¿Cómo? Ahora no...".

La Reina emérita, que les había dicho a las niñas "mira ahí, ahí" (en alusión a la cámara) antes de frustrase la foto con ellas, acabó por aceptar lo que pasaba con gesto contrariado: "Bueno, no hay nada que hacer".

Así fue el tenso diálogo de la Familia Real en la catedral de Palma
Comentarios