jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Duralex, el adiós a la vajilla irrompible

Vajilla de Duralex. EP
Vajilla de Duralex. EP
La firma francesa autora de las míticas vajillas de cristal transparente entra en quiebra. Su fama en España vivió su punto álgido en los 60 y 70

¿Quién no tiene en su casa un plato, ensaladera o vaso de Duralex? Todos o casi todos de aquellos que estudiaron la EGB y no se perdían ni un capítulo de Heidi, Marco o La casa de la pradera se despertaron este viernes con la noticia de que la icónica marca entró en quiebra. "C"est fini" a 75 años de historia.

Si no encuentran un comprador que logre reflotar esta marca atrás quedará un pedazo de historia del menaje setentero, que junto con Arcopal, triunfó en los hogares españoles con sus diseños prácticos.

Su fama aún es tal que tan pronto como trascendió la noticia -corrió como la pólvora - empezó un ejercicio de memorabilia sobre qué perdura de Duralex en nuestras casas, o en las de nuestros padres, mejor dicho.

Ahora los artículos de la firma francesa han dejado paso a los de Ikea. Duralex es vintage

Algo queda, seguro, de aquellas vajillas de vidrio templado transparente, pero también en colores azul, verde o ámbar. Busquen, pregunten y seguro que algo queda de Duralex en sus alacenas.

Platos de Duralex. EPDuralex debe su nombre a la máxima latina: "Dura lex, sed lex" -"La ley es dura, pero es la ley-. Tenían fama de indestructibles y uno de sus primeros anuncios redundaba en esa línea: "Utilícelo como martillo, déjelo caer, golpéelo, hágalo pasar del hielo al agua hirviendo".

Cierto, eran irrompibles y tan populares que incluso se podía completar la vajilla comprando el detergente Bilore. De esa manera, Duralex entró en millones de hogares españoles.

Ahora los artículos de la firma francesa han dejado paso a los de Ikea. Duralex es vintage, hasta tal punto que alguno de sus modelos míticos han dado el salto de las cocinas a los museos de diseño de medio mundo. Si no lo creen ahí está el modelo Gigogne -muchos desconocerán que se llama así- para dar fe. Se expone en el de Artes Decorativas de París.

Duralex, el adiós a la vajilla irrompible
Comentarios