sábado. 30.05.2020 |
El tiempo
sábado. 30.05.2020
El tiempo

Madrid cuestiona el informe que le impide entrar en la fase 1

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. EFE
Isabel Díaz Ayuso ve una motivación "política" en el rechazo del Gobierno a que la comunidad pase al siguiente nivel

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha cuestionado el informe del Ministerio de Sanidad que apunta a la falta de consolidación del sistema de vigilancia en la atención primaria y la insuficiente capacidad de realizar pruebas PCR como motivos de rechazo del pase de la región a la fase 1 de desescalada.

El informe refleja que la Comunidad de Madrid ha hecho un esfuerzo importante respecto a la semana pasada para reforzar su capacidad diagnóstica y su sistema de detección precoz y seguimiento de contactos en atención primaria, pero lo considera insuficiente para dar el salto a la fase 1, aunque sí para que se puedan introducir ciertas medidas de transición, lo que se ha dado a conocer como fase 0,5.

"Es necesario que su sistema se consolide en los próximos días para mayor seguridad y que se pueda visualizar su completa capacidad de detección, diagnóstico, aislamiento y seguimiento de casos confirmados y sus contactos", recoge el texto, adelantado por el diario El País y al que ha tenido acceso Efe.

Según la información aportada, Madrid está realizando 9.918 PCR al día, en torno al 90% de su capacidad máxima (10.977 PCR al día), por lo que convendría programar una ampliación de esta capacidad puesto que podría resultar insuficiente en caso de brote.

Sanidad constata asimismo que se han realizado numerosas intervenciones en residencias, pero sus mecanismos de activación y coordinación no quedan claramente recogidos, además de que no todavía quedan un 20% en el que aún no están cubiertas por los sistemas de coordinación desarrollados durante la epidemia.

También apunta que Madrid hace mención a un plan de recursos humanos pero sin explicar con detalle cómo se va a llevar a cabo; y recuerda que la conectividad de la capital española es muy elevada, lo que incrementa el riesgo de propagación a los municipios y provincias de su alrededor.

El informe valora la proporción de positividad de la PCR a nivel hospitalario (incluyendo urgencias), que se ha reducido desde la semana pasada, pasando del 71% al 13%, y desvela que se ha puesto en marcha un procedimiento que comienza a ser eficaz en la detección precoz de COVID-19 basado en la toma de muestras en 306 centros de atención primaria.

La proporción de sospechosos a los que se realiza la prueba diagnóstica se incrementa del 32,9% (626/1.905) al 57,8% (924/1.599) en solo dos días, pero Sanidad cree que es un aumento que es necesario asimismo consolidar.

Tras la publicación del informe en los medios, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido que el informe del Gobierno que rechaza el cambio a la fase 1 no justifica la decisión.

También han lamentado la filtración del texto a los medios antes de que llegara a los responsables de la administración autonómica.

"En la primera petición (de cambio de fase) no hubo informe. Cada uno que saque sus conclusiones", ha denunciado el consejero, que ha reiterado que solo recibió una llamada telefónica por parte del Ministerio comunicando el rechazo a su solicitud.

En cuanto a los motivos que el Gobierno alega para mantener a Madrid en la fase 0, Escudero ha asegurado que en este autonomía se realizan, a día de hoy, unas 11.000 PCR diarias, con posibilidad de alcanzar las 15.000 si fuera necesario, y está estudiando aumentar a 20.000.

El consejero ha insistido en que la Comunidad ha descendido la presión asistencial "en todos los niveles" y ha añadido que la "flexibilidad" que exige el Ministerio de Sanidad en plazas hospitalarias y de UCI en caso de que hubiera un repunte también se cumple.

"Era la situación idónea para pedir el cambio de fase", ha subrayado el consejero, que ha reiterado que Madrid "lleva preparándose semanas para dar este paso".

Más allá de las consideraciones técnicas, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha apreciado "motivación política" en el rechazo del Gobierno y ha denunciado que su decisión fue comunicada este viernes sin proporcionar un informe técnico que se ha hecho público este sábado minutos después de que comenzara una comparecencia suya ante los medios.

Frente a la postura del gobierno madrileño, PSOE, Más Madrid y Podemos han apoyado que Madrid no pase aún a la fase 1, y recriminan a Ayuso su empeño, cuando aún no se dan las condiciones sanitarias para hacerlo con garantías. Por su parte, Vox ha pedido desconfinar la región por zonas por razones de densidad de población.

El paso a la fase 1 tampoco era visto con agrado de los sindicatos UGT y CCOO, que seguían siendo partidarios de continuar en la fase 0.

Más Madrid, Psoe y Podemos apoyan que Madrid no pase a la fase 1
Los grupos de Más Madrid, PSOE y Podemos en la Asamblea de Madrid han recriminado este sábado el empeño de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en que la región pase a la fase 1 cuando aún no se dan las condiciones sanitarias para hacerlo con garantías. 

Los portavoces de los tres grupos, Pablo Gómez Perpinyà, José Manuel Freire y Jacinto Morano, respectivamente, han manifestado su postura después de la rueda de prensa ofrecida este sábado por Díaz Ayuso, con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en la que ella ha dicho que la permanencia de Madrid en la fase 0 se enmarca en un "choque ideológico".

El portavoz de Más Madrid en el Parlamento regional, Pablo Gómez Perpinyà, ha dicho que el comportamiento de la presidenta es "el de los malos estudiantes, que achacan todos sus problemas a que el profesor les tiene manía". 

Con respecto a la queja de Ayuso porque el Gobierno no ha promovido a Madrid a la fase 1 de desescalada, que "no hay motivos técnicos" para ello, Gómez Perpinyà dice en una nota que la presidenta "ha debido olvidar los 70 centros de salud cerrados, los 600 contratos prometidos en Atención Primaria y que no hay aún 1.300 rastreadores anunciados. 

Por parte del PSOE, su portavoz, José Manuel Freire, ha dado por "buena" la decisión del Gobierno central de no promover a Madrid a la fase 1 de la desescalda "por salud y por seguridad pero también para la economía de los madrileños". 

Para Freire, la decisión del Gobierno está basada "en datos técnicos muy solventes" e "incluso corroborados", ha dicho, por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, cuando dice que la contratación de personal no estaba decidida "hasta el miércoles  pasado". 

El portavoz socialista ha añadido que en Madrid "se han hecho avances pero no suficientes y llevan poco tiempo como para cambiar de fase con garantías". 

También el portavoz de Podemos en la Asamblea, Jacinto Morano, ha dicho que es "irresponsable" que el Gobierno de la Comunidad de Madrid intente "sembrar dudas" o acusaciones de "ataque político sobre lo que es una decisión asbolutamente técnica que sigue criterios sanitarios".

"No entendemos cómo pretendía la Comunidad de Madrid pasar a la fase 1 cuando el propio Consejero ha admitido que de las 24.000 camas necesarias solo tenemos 17.000; que tenemos 70 Centros de Salud aún cerrados y que el sistema de detección de casos todavía no está dotado con personal".

Madrid cuestiona el informe que le impide entrar en la fase 1
Comentarios