domingo. 20.09.2020 |
El tiempo
domingo. 20.09.2020
El tiempo

Los vecinos de Laura increpan e intentan agredir a Montoya durante la reconstrucción del crimen

Se espera que el asesino confeso de la profesora zamorana pase a disposición judicial este jueves

Vecinos de El Campillo (Huelva), donde ha sido asesinada la profesora Laura Luelmo, han roto el cordón policial al grito de "asesino" cuando la Guardia civil ha trasladado a Bernardo Montoya a la calle Córdoba de esta localidad donde residían el asesino confeso y la víctima, para la reconstrucción de los hechos. Una vez finalizada, agentes de la Benemérita se encargaron de trasladar de nuevo al asesino confeso de la joven zamorana de 26 años a las dependencias del instituto armado.

Pese a que en un principio se barajaba la posibilidad de que tras este primer lugar pudieran llevarlo también hasta el paraje de Las Mimbreras, a cuatro kilómetros del núcleo poblacional de El Campillo, en la que fue encontrado el cadáver de la joven el pasado lunes, finalmente ha regresado a las dependencias de la Guardia Civil en Huelva capital.

Algunos vecinos llegaron a golpear y arrojar piedras al vehículo patrulla en el que Montoya ha abandonado el lugar

Se prevé que Montoya sea puesto a disposición judicial este jueves, ya que pasado el mediodía se cumple el plazo máximo legal de detención de 48 horas, aunque podría ser ampliado hasta las 72 por la titular del juzgado de instrucción 1 de Valverde del Camino, que se ha hecho cargo de la investigación, si fuera necesario llevar a cabo más diligencias.

La jueza ha estado presente en el registro y reconstrucción llevado a cabo en presencia del detenido en su casa de la calle Córdoba, en El Campillo, situada a escasos metros de la que vivía Laura Luelmo, en la que han participado agentes de Criminalística e incluso perros de la Unidad Canina de la Guardia Civil. Allí ha sido duramente increpado por los vecinos, algunos de los cuales han llegado a golpear y arrojar piedras al vehículo patrulla en el que Montoya ha abandonado el lugar.

La titular del juzgado de instrucción número 1 de Valverde del Camino ha decretado el secreto de sumario

Multitud de vecinos se han apostado en la calle, donde residía la víctima y el propio Montoya, para mostrar su indignación por este suceso e insultarlo al grito de 'asesino'. 

LA INVESTIGACIÓN. Por su parte, la Guardia Civil trata de esclarecer las 48 horas que, al menos, Laura Luelmo estuvo retenida contra su voluntad antes de morir de un fuerte golpe en la frente propinado por Bernardo Montoya. Según han explicado fuentes de la investigación, el equipo del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil está analizando los restos biológicos y las pruebas halladas. 

La principal línea de investigación es que la maestra zamorana de 26 años fue retenida entre el 12 de diciembre, el día de su desaparición en El Campillo, y el momento en el que la autopsia ha fijado su muerte, entre el 14 y el 15 de diciembre, es decir, entre dos o tres días después. Por su parte, la titular del juzgado de instrucción número 1 de Valverde del Camino ha decretado el secreto de sumario. 

Los vecinos de Laura increpan e intentan agredir a Montoya durante...