martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Un grupo militar inicia en Sarria una marcha de entrenamiento por el Camino

Marcha militar. EP
Marcha militar. EP
El Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos del Regimiento de Inteligencia número 1 hace sobre la ruta jacobea parte de su adiestramiento

El Camino Francés desde Sarria recibe estos días a un nutrido grupo de militares pertenecientes a una unidad de inteligencia que emplea medios aéreos remotamente pilotados para la obtención de datos e información. Realizan marchas sobre la ruta jacobea como parte de su instrucción individual y con el aliciente de completar la peregrinación a Compostela en una fecha especial por coincidir con el Año Santo.

Pertenecen al Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos (Grosa) del Regimiento de Inteligencia número 1, capitaneados por el teniente coronel Eduardo Arroyo Orte. Se trata de una unidad joven creada en octubre de 2015 y con base en San Andrés del Rabanedo (León), heredera de la Plataforma Aérea Sensorizada de Inteligencia que sirvió en misiones en Afganistán entre los años 2008 y 2014.

Según explica el jefe de la unidad, el otoño suele ser la época en la que realizan un ejercicio de instrucción y adiestramiento en el campo de maniobra y tiro de Parga (Guitiriz). "Este año se iba a focalizar la instrucción en el aspecto del movimiento, potenciando el endurecimiento y fomentando la cohesión. Y se pensó que una forma muy adecuada de lograr este fin sería realizar marchas sobre el Camino de Santiago, uniendo de esta manera un objetivo operativo con uno cívico-religioso tan arraigado en nuestra cultura como el Camino y rindiendo nuestro particular homenaje al Apóstol Santiago", señala el teniente coronel.

Es la primera vez que esta unidad recorre la ruta jacobea, lo que ha generado "una gran motivación en el personal, que afronta este reto con una enorme ilusión". Esto contribuye, además, a la consecución de otro de los fines de las instrucciones militares, como es "afianzar la cohesión de la unidad", con el telón de fondo de las "hospitalarias tierras gallegas".

"El movimiento con equipo a pie en jornadas de varias decenas de kilómetros es uno de los aspectos que se pretende entrenar con este tipo de actividades. En ellas no solo se ejercita la forma física y la resistencia a las marchas prolongadas, sino que se fortalece la cohesión de la unidad a través del compañerismo, mediante la fusión de esfuerzos individuales en el objetivo común, forjando lazos de camaradería y fomentando el trabajo en equipo", afirma.

"El Camino ha generado una gran motivación en el personal, que afronta el reto con una enorme ilusión"

Para ello, el Grosa lleva varias semanas "preparando los pies" y diseñando cada una de las cinco etapas de esta peregrinación, que comenzó este lunes. Por la mañana, se desplazaron en autobús desde León hasta el campo de la feria de Sarria cerca de 50 militares, que emprendieron estas marchas en la ruta jacobea tras ser recibidos por la concejala del Camino, Reyes Abella, y el edil de seguridad ciudadana, Félix Seijas.

Este grupo completará las etapas hasta Portomarín, Palas de Rei y Arzúa, donde se les unirán este miércoles por la tarde otros 35 compañeros procedentes de Valencia. Desde allí harán las dos últimas etapas, hasta llegar al Obradoiro alrededor de cien miembros del Regimiento de Inteligencia número 1 al mando del coronel Carlos Javier Armada Vázquez.

Estarán apoyados durante los cien kilómetros de recorrido del Camino por 15 efectivos del campo de Parga en tareas logísticas.

Según destaca Eduardo Arroyo, "al margen de ser una actividad de instrucción y adiestramientos programada en nuestro plan de preparación, hacerlo con el objetivo de finalizar el Camino de Santiago es un motivación extra, independientemente de la fe y las creencias que profese cada uno. Y hacerlo en un año como este, tras el complicado 2020 y siendo Jacobeo le añade un cariz especial".

Primer vuelo en Rozas en 2015
Entre los hitos del Grosa, que cuenta con el Searcher MK III, figura en 2015 el primer vuelo en territorio nacional en el aeródromo lucense de Rozas o misiones de vigilancia y alerta temprana con sus drones en el Bierzo en las campañas contra los incendios de 2017 y 2018. En estos seis años también ha colaborado con unidades como la Ume y enviado personal en distintas zonas de operaciones como Irak o Mali.

Arqueología. Según informa, otra de sus colaboraciones fue con dos universidades y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas para la prospección del conjunto de recintos castrenses romanos de San Andrés del Rabanedo.

Un grupo militar inicia en Sarria una marcha de entrenamiento por...
Comentarios