domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

Citulina y ribosa, dos suplementos que pueden hacer mucho por ti

Existen suplementos como por ejemplo la citrulina que ayudan a aumentar la energía. Este en concreto es un aminoácido que produce el organismo de forma natural, pero que también se puede utilizar como complemento gracias a sus grandes beneficios. Se encuentra presente sobre todo en el hígado, y se transporta desde allí a otras partes del cuerpo.

La citrulina interviene en el ciclo que desarrolla la urea en el cuerpo, junto con la arginina y la ornitina. Por ello se puede utilizar para eliminar el exceso de amoniaco que se produce en el metabolismo. Además, se puede emplear también para incrementar el rendimiento deportivo y mejorar la salud a nivel cardiovascular.

¿Qué puede hacer la citrulina por quienes practican deporte?
Aquellos que necesiten reducir la fatiga y mejorar la resistencia pueden hacerlo a través de la citrulina, tanto si practican ejercicio aeróbico como anaeróbico. Este suplemento también activa la circulación sanguínea e incrementa el potencial del sistema inmunológico. 

Tal como se ha mencionado, uno de los principales beneficios de la citrulina es su capacidad para desintoxicar el cuerpo. Ayuda a depurar la sangre, dado que trabaja de forma activa, eliminando el excedente de amoníaco, así como otras toxinas que quedan en el organismo como desecho de los procesos metabólicos.

Se trata de un proceso especialmente importante, en la medida que estos residuos oxidativos acumulados de forma innecesaria, pueden originar gran cantidad de enfermedades, e incluso daños cerebrales y la muerte.

¿Qué es y para qué sirve la ribosa?
Otro suplemento nutricional que sirve para mantener el cuerpo sano es la ribosa. Este también contribuye a aumentar las energías, y se trata de un tipo de hidrato de carbono que produce el cuerpo. 

Con respecto a para qué sirve la ribosa, cabe destacar que esta cumple funciones esenciales en el organismo, dado que es uno de los principales componentes de la adenosina trifosfato (ATP), un nucleósido encargado de suministrar energía a las células. 

Algunos estudios afirman que la ribosa es un suplemento que puede proporcionar diversos beneficios a la salud, por ejemplo, prevenir la fatiga. Pero existen otros muchos, por ejemplo: mejor el rendimiento físico; ayuda a aumentar la resistencia y la energía; disminuye el cansancio muscular; acelera la recuperación después del entrenamiento (esto es especialmente útil a la hora de evitar calambres, dolores y rigidez en las articulaciones); mejora la salud cardiaca, sobre todo de quienes han sufrido o sufren una enfermedad coronaria y desean hacer ejercicio físico.

¡Aumenta el ejercicio sin sufrir por ello!
Por suerte, otras investigaciones también apuntan que la ribosa puede ser de gran ayuda para aumentar el ejercicio a realizar, sin por ello sufrir molestia alguna. Esta es de gran ayuda también para quienes sufren la enfermedad de McArdle, el síndrome de fatiga crónica y fibromialgia.

La ribosa se puede encontrar en alimentos tanto de origen vegetal como animal, tales como: hongos, carne vacuna, pollo, leche o huevos, entre otros. Finalmente, se puede encontrar también en forma de suplementos, en formato de tabletas, cápsulas y en polvo.

Citulina y ribosa, dos suplementos que pueden hacer mucho por ti