sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

El infierno de las gimnastas estadounidenses

Larry Nassar. AEP
Larry Nassar. AEP

Larry Nassar, médico del equipo olímpico, se declaró culpable de atacar sexualmente a 125 adolescentes, entre ellas varias medallistas en los Juegos Olímpicos

Larry Nassar, médico del equipo olímpico de gimnasia de Estados Unidos y de la Universidad de Michigan State, se declaró este miércoles culpable de atacar sexualmente a unas 125 adolescentes en una causa que puede costarle hasta 40 años de prisión e incluso cadena perpetua.

Nassar, de 54 años, aceptó que abusó de gimnastas que formaron parte de los programas deportivos. "Rezo el rosario todos los días para conseguir perdón", dijo al aceptar los cargos de conducta sexual criminal en primer grado.
Según las denuncias, se excusaba en exámenes médicos rutinarios para abusar de las jóvenes.


Entre las víctimas se encuentran medallistas olímpicas


El galeno compareció a la sala del tribunal repleta de personas, en su mayoría víctimas, acompañadas por sus familiares y amigos. Entre las víctimas se encuentran las medallistas de los Juegos Olímpicos de Londres Aly Raisman, Gabby Douglas y McKayla Maroney.

La jueza Rosemarie Aquilina, encargada del caso, afirmó que Nassar usó su poder como médico de "la manera más vil posible, para abusar de los niños".

La Fiscal General Adjunta de Michigan, Angela Povilaitis, señaló que todas esas mujeres, más de 125, fueron contactadas sobre el acuerdo de culpabilidad para buscar su opinión antes de que el estado aceptara esos términos.
Nassar fue acusado a principios de este año de 22 cargos de conducta sexual criminal en primer grado, cada uno de los cuales incluye una sentencia máxima de cadena perpetua si hubiera ido a juicio y hubiera sido declarado culpable.


El médico abusó de unas 125 adolescentes


Quince de esos cargos surgieron del condado de Ingham, en el estado de Michigan. Siete cargos provienen del vecino condado de Eaton, donde Nassar solía ver pacientes en su casa y en una instalación de gimnasia para jóvenes llamada Twistars.

PORNOGRAFÍA. Nassar y sus abogados afirmaron previamente que sus acciones, penetrar sexualmente a sus pacientes introduciendo su dedo en la vagina, eran parte de un tratamiento médico legítimo. Nassar también se declaró culpable de cargos federales por pornografía infantil el pasado julio.

Poseía más de 37.000 imágenes ilegales. Fueron descubiertos en un disco duro que estaba dentro de un barril de basura de la acera cuando la policía registró la casa de Nassar en el 2016.

El médico debe ser sentenciado por esos crímenes el 7 de diciembre y se espera que reciba una sentencia mínima de 27 años. Desde entonces, más de 140 mujeres han acusado a Nassar en demandas civiles alegando que abusó de ellas, principalmente durante citas para recibir tratamiento médico.

La Federación de Gimnasia de Estados Unidos y la Universidad de Michigan State coincidieron en manifestarse satisfechas que todo el peso de la justicia haya recaído sobre un profesional en el que confiaron y que se convirtió en un auténtico "depredador" sexual. 

El infierno de las gimnastas estadounidenses