lunes. 21.09.2020 |
El tiempo
lunes. 21.09.2020
El tiempo

Los peligros de hacer deporte en casa o empezar un deporte con alta intensidad

El confinamiento obligatorio por el que estamos pasando ha alterado radicalmente nuestros hábitos de vida. No es sólo que nos tengamos que quedar en casa para evitar la propagación del nuevo coronavirus Sars Cov 2, sino que el hecho de pasar todo el día en el hogar nos ha obligado a realizar entre paredes lo que antes hacíamos siempre al aire libre. Las reuniones con amigos ahora son por videoconferencia. Y el deporte, entre cuatro paredes.

Son medidas necesarias para doblegar la pandemia, pero a su vez pueden entrañar ciertos riesgos. En el caso del deporte, ten en cuenta que ahora puedes realizarlo en la calle, siempre cumpliendo con las normas establecidas para la seguridad de todos. Ahora bien, si realizas deporte en casa, te recomendamos que sigas algunos consejos para hacerlo sin riesgo de lesiones. En caso contrario, puede que tengas que pasar una temporada en rehabilitación y fisioterapia.

Ejercicios que pueden causar lesiones

Los especialistas ya han alertado de un aumento de algunas patologías vinculadas al ejercicio casero. Las razones, en términos generales, son la mala técnica en la realización del ejercicio o contar con un equipamiento defectuoso. Motivos vinculados, obviamente, a realizar el ejercicio en casa. Si tienes que adaptar la técnica a un espacio reducido, el riesgo es mayor. Si no dispones del equipamiento habitual de tu gimnasio, puede que te lesiones. Las instalaciones deportivas están preparadas para hacer deporte. Tu casa no.

Además, es importante tener en cuenta que el confinamiento y la falta de actividad dinámica a la que estamos acostumbrados ha provocado una pérdida de masa y tono muscular, el caldo de cultivo perfecto para las lesiones.

Dicho esto, ¿cuáles son los ejercicios más propensos para causar lesiones?

  • Abdominales: son muy habituales, pero también muy peligrosos. Si haces abdominales inferiores (tumbado en el suelo boca arriba y subiendo y bajando piernas) corres el riesgo de lesionarte en la zona de las lumbares. Para evitarlo, ponte las manos bajo la espalda y sube el cuello, lo que te permitirá descargar la tensión. En el caso de los abdominales superiores (elevación del tronco con el tren inferior en el suelo y las piernas flexionadas), a veces acercamos demasiado el mentón al pecho. En este caso, las cervicales sufren.
     
  • Flexiones: ten en cuenta que si separas demasiado los brazos o no bajas lo suficiente el tronco puedes provocar una tendinitis o una bursitis.
     
  • Sentadillas: se trata de un ejercicio para el que conviene contar con la ayuda de un entrenador, porque las rodillas y la espalda pueden verse afectadas, degenerando en posible tendinitis rotular, problemas en el menisco o lesiones de espalda.
     
  • También hay quien ha trasladado la pista de carreras al salón de casa. El espacio, obviamente, es más reducido, y eso puede obligar a movimientos antinaturales. De esta forma, estaríamos exponiéndonos a sufrir lesiones articulares de rodilla (rotura de menisco, ligamentos cruzados y laterales) y tobillo (ligamentos laterales y bloqueos articulares del tarso y metatarso). También hay posibilidad de sufrir lesiones musculares por el frenado constante y repentino, en glúteos, cuádriceps, isquiotibiales, aductores o gemelos.

Por último, recuerda que la ausencia de calentamiento y de enfriamiento posterior al ejercicio es clave para minimizar el riesgo de lesión. Si sólo podemos hacer deporte en casa, intentemos por lo menos que sea seguro.

Los peligros de hacer deporte en casa o empezar un deporte con alta...