miércoles. 15.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 15.07.2020
El tiempo

Tres de cada diez contratos firmados en Galicia en 2019 duraron menos de 7 días

Oficina de empleo
Oficina de empleo
En un año en el que el empleo eventual marcó máximos, se firmaron 367.300 acuerdos que no llegaron a una semana

La precariedad amplió su cuota en el mercado laboral gallego en 2019, un año en el que se firmaron 995.777 contratos temporales, una cifra récord que implica que el empleo con fecha de caducidad copó el 91,7% de los fichajes de las empresas, por encima del nivel de 2018 (90,9%) y del peso que esta modalidad contractual tenía en 2007 (88,6%), en los primeros compases de la crisis. El marcado carácter estacional del empleo en el sector servicios –el sostén del 70% de la ocupación en Galicia– determina en gran medida esta radiografía.

En un ejercicio en el que la incertidumbre política y económica contribuyeron a que la Seguridad Social ganase solo 14.152 cotizantes con respecto a 2018, por cada empleo generado fue necesario firmar 77 contratos (en 2007 eran 26), lo que refleja la intensa rotación. 

Los datos del Instituto Galego de Estatística indican que de enero a diciembre se sellaron 367.297 acuerdos que duraron menos de una semana, lo que supuso el 34% del total de pactos sin contar las conversiones a indefinidos. Estos empleos de corta duración fueron ganando presencia desde la aprobación en 2012 de la reforma laboral, pues hace ocho años representaban una cuarta parte.

Mientras esta modalidad se contrajo un 2% en comparación con 2018, los empleos de una semana a un mes se elevaron ligeramente, un 0,5%, hasta los 114.394. El mayor crecimiento se dio en los puestos de uno a seis meses (+6,7%) y en el grupo de contratos en los que la fecha en la que el empresario dejará de contar con el asalariado no está fijada de antemano, como los de obra o servicio. Esta fórmula se incrementó un 2%, copando otro 30% de los fichajes.

A falta de que el 28 de enero el Instituto Nacional de Estadística publique la encuesta de población activa referida al cuarto trimestre de 2019, la radiografía de agosto a septiembre indica que en la comunidad tres de cada diez asalariados –un 27,4%– son eventuales, una situación que afecta con más intensidad a las mujeres (28,5%) que a los hombres (26,4%) y que lastra irremediablemente los proyectos vitales de los trabajadores, dificultando la emancipación de los jóvenes y condicionando en muchos casos la formación de una familia. Aunque esta cuota pueda parecer reducida, hay que ponerla en relación con el resto de Europa. Y en el viejo continente España es la que soporta la ratio de eventualidad más elevada. En concreto, en el segundo trimestre se situó en el 26,4%, cuando la media de la UE es del 13,6% y la alemana, del 12.

Con el fin de mitigar la precariedad, el pacto de Gobierno de PSOE y Podemos contempla la derogación parcial de la reforma laboral, poner coto a la modificación sustancial de las condiciones de trabajo por parte de las empresas y reducir el peso de la temporalidad. En la hoja de ruta de los socios, que ha llevado a la patronal CEOE a expresar su preocupación, también figura combatir el fraude laboral reforzando los controles y el sistema sancionador. En el punto de mira están las empresas que abusen de la contratación eventual ya sea haciendo que un mismo trabajador encadene acuerdos de corta duración o echando mano de esta fórmula de forma recurrente para cubrir un puesto en lugar de optar por hacer fijo a un asalariado.

Hay una vacante por cada 51 desempleados
Aunque las opciones de encontrar trabajo mejoraron con la recuperación, el impacto de la desaceleración económica en los planes de contratación de las empresas es evidente. Según el Ine, en el tercer trimestre de 2019 existían en Galicia 2.797 vacantes, una cifra que refleja un recorte interanual del 10%. También se redujo, aunque en menor medida (-6%), el contingente de desempleados, hasta los 143.500. Del cruce de estas dos cifras se extrae  que tocan a 51 parados por cada oferta. 

Evolución
Aunque la competencia crece –en el segundo trimestre de 2019 la media era de 38 parados–, la situación dista mucho de los 130 candidatos por puesto de 2014. 

Tres de cada diez contratos firmados en Galicia en 2019 duraron...
Comentarios