jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Las claves de la regulación del teletrabajo

La ministra de Trabajo y la portavoz del Gobierno y titular de Hacienda.EP
La ministra de Trabajo y la portavoz del Gobierno y titular de Hacienda.EP
Las empresas asumirán los gastos del trabajo a distancia si supera el 30% de la jornada laboral

El Consejo de Ministros dio luz verde este martes al real decreto que regulará el teletrabajo en la empresa privada, una fórmula que la crisis del covid obligó a extender sin disponer de reglas de juego. La nueva regulación sale adelante después de que el Gobierno sellase un preacuerdo el lunes con las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CC.OO. y UGT, que las ejecutivas de los agentes sociales han ratificado en las últimas horas.

Finalmente, quedarán protegidos por esta regulación los asalariados que, "en un periodo de referencia de tres meses", desarrollen a distancia "un mínimo del 30% de su jornada o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato". Atendiendo a una demanda empresarial, la ratio se eleva con respecto al 20% que llegó a barajarse, lo que supone dejar fuera a aquellos que operen desde casa un solo día a la semana.

El texto también introduce esta vía para los empleados menores (entre 16 y 17 años) y los contratos en prácticas, para la formación o el aprendizaje. Eso sí, habrá que garantizar que, como mínimo, un 50% de la actividad laboral será presencial.

El teletrabajo será voluntario tanto para el trabajador como para el empleador y requerirá de un acuerdo por escrito

Por otra parte, el acuerdo, al que tuvo acceso AGN, estipula que el trabajo a distancia será voluntario tanto para el trabajador como para el empleador y requerirá de un acuerdo por escrito.

El hecho de que el asalariado rechace operar desde casa, pida revertir la medida o presente "dificultades para el desarrollo adecuado" de este sistema no supondrá causa de despido por causas objetivas, ni justificará una modificación sustancial de su contrato.

En una disposición transitoria, el nuevo marco fija, asimismo, que cuando la modalidad a distancia se implante "excepcionalmente" para ajustarse a las restricciones sanitarias del covid, "le seguirá resultando de aplicación la normativa laboral ordinaria". No obstante, el empresario deberá facilitar los medios y la negociación colectiva fijará la compensación de gastos en caso de que no fuesen abonados.

Todos los acuerdos de teletrabajo deberán especificar el inventario de los medios necesarios y de "la vida útil o periodo máximo para su renovación", además de enumerar los gastos en los que pueda incurrir el empleado y la "forma de cuantificación de la compensación" que la empresa deberá abonar "obligatoriamente" y el momento en que deberá hacerlo. También detallará horario y reglas de disponibilidad, lugar de trabajo elegido, porcentaje de desempeño a distancia y presencial y medios de control de la actividad, entre otros aspectos. En la recta final de la negociación, las partes también convinieron que habrá que detallar la duración del acuerdo.

el empleado tendrá derecho a la dotación y mantenimiento "adecuado" de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para operar en remoto

Además de las especificaciones en materia de acceso a la formación, horarios y de igualdad entre sexos en el acceso al teletrabajo, el nuevo marco —que cubre un vacío legal—, detalla que el empleado "tendrá derecho a la dotación y mantenimiento adecuado por parte de la empresa de todos los medios, equipos y herramientas necesarios para el desarrollo de la actividad", de conformidad con lo que pacten por escrito.

La norma regirá sobre las relaciones laborales vigentes y que estuvieran reguladas hasta ahora por convenios o acuerdos colectivos en cuanto estos pierdan su vigencia. Si esos pactos no tienen una duración prefijada, el decreto les afectará "una vez transcurrido un año" desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Los agentes sociales también han convenido que, si se han pactado condiciones "más beneficiosas", estas se recogerán en el futuro acuerdo escrito de teletrabajo. Las empresas que no hayan regulado fórmula o dispongan de pactos individuales tendrán tres meses para adaptarse.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Trabajo, Yolanda Díaz, agradeció el esfuerzo de los agentes sociales para sellar un acuerdo que viene a cubrir "un vacío legal" y que ha exigido una negociación "difícil y compleja". La norma se tramitará como proyecto de ley. 

Las claves de la regulación del teletrabajo
Comentarios