martes. 15.10.2019 |
El tiempo
martes. 15.10.2019
El tiempo

Cómo ahorrar dinero en casa

Con estos consejos, llegar a fin de mes será mucho más fácil
Con estos consejos, llegar a fin de mes será mucho más fácil
Algunos trucos y consejos del hogar para que llegar a final de mes sea mucho más fácil

Para muchos, llegar a fin de mes es una auténtica odisea. Las facturas, el seguro, las compras, los gastos inesperados... Son muchas las cosas que poco a poco van escarbando tu bolsillo hasta dejarlo casi vacío; como también hay muchas otras tantas cosas que frenan ese gasto y te permiten respirar con mayor tranquilidad cuando el calendario a marcar los últimos días que empiezan por 2.

A continuación, te traemos algunos consejos que puedes poner en práctica desde ya para ahorrar poco a poco y a diario, pero de muchos sitios. Un poco menos de aquí, un poco menos de allá y, casi sin darte cuenta, verás cómo vas sumando más y más euros en tu cuenta con muy poco esfuerzo.

Controla la electricidad
¿Sabías que, incluso estando apagados, muchos aparatos siguen consumiendo energía eléctrica mientras están enchufados? El famoso stand-by de televisores, reproductores y demás supone un gasto adicional de corriente, y solucionarlo es algo tan sencillo como desenchufarlos siempre y cuando no estén usados. Hacerlo puede suponer un ahorro del 12 % en la factura de luz, y eso que parecía que no gastaban.

Otros aspectos a tener en cuenta son, sobre todo, las bombillas de casa. Apaga siempre las luces de las habitaciones en las que no estés y, si no lo has hecho ya, cambia todas las que tengas por bombillas eficientes. En la actualidad, la tecnología LED está comenzando a normalizarse en los hogares, y es normal, consumen un 80% menos de energía y su vida es hasta 15 veces mayor que las normales.

Vigila los grifos
Otro dato de interés, ¿sabías que, cuando te lavas los dientes, si dejas correr el agua en el grifo puedes llegar a gastar 10 o más litros de agua? El control del consumo de agua también es importante, ya que de él depende lo que luego tengas que pagar en la correspondiente factura. Duchas mejor que baños, caudales reducidos en lugar de grifos abiertos al máximo y, sobre todo, no dejarlos abiertos cuando no es necesario. Siguiendo esto también te ahorrarás un buen pellizco y, si lo haces bien, puede que el ahorro sea mucho mayor de lo que imaginas.

La calefacción y el aire acondicionado, en su justa medida
La temperatura ideal para el ser humano se encuentra entre los 21 y los 26 grados, aunque la humedad del ambiente también tiene mucho que decir. Si hace un calor abrasador y tienes que poner el aire acondicionado, intenta acercarte al margen superior para ahorrar en gastos. También puedes controlar las franjas horarias en las que actuará para medir bien los tiempos y dejarlo funcionar cuando más falta haga.

Eso en cuanto a épocas calurosas. En invierno, tener un buen radiador es de ayuda, sobre todo aquellos que se desactivan al llegar a una temperatura concreta. Colócalo en una zona donde se extienda bien su calor, nunca lo cubras con prendas de ropa y, si crees que estás usándolo demasiado, recuerda que una mantita individual puede ser de mucha utilidad para quitarte el frío; como también una buena compañera para un chocolate caliente.

Electrodomésticos eficientes
Un electrodoméstico moderno y eficiente puede salirte bastante caro, pero esa inversión inicial la vas a recuperar fácilmente gracias al ahorro que te aportan en el largo plazo. Si tienes que renovar alguno de casa, busca aquellos en cuya etiqueta tengan la Clase A, y mientras más cruces tenga al lado, mejor (el máximo es Clase A +++). Esto significa que requieren mucho menos electricidad para funcionar y, por tanto, que te ahorrarás mucho más cada mes.

Puede que, a pesar de seguir estos pasos, ya sea por no llevarlos a cabo adecuadamente o por un gasto urgente e inesperado, necesites una inyección de dinero. Para estas situaciones hay muchas empresas que ofrecen créditos rápidos con tipos de interés bajos. Son una solución muy rápida y eficaz con la que puedes salir de algún apuro que te tenga bastante agobiado; pero conviene fijarse bien en los detalles antes de efectuarlos, a veces el remedio puede ser peor que la enfermedad.

Estos son algunos de esos pequeños truquillos que, seguidos a rajatabla, pueden traerte gratas sorpresas al acabar el mes. Hay muchos más ámbitos en los que ajustar los gastos y seguir ahorrando algunos euros más, como por ejemplo a la hora de hacer las compras o incluso haciendo algo tan aparentemente sencillo como montar un presupuesto mensual. Como dicen por ahí "cada maestrillo tiene su librillo", o lo que es lo mismo, cada uno tiene sus propios métodos para seguir adelante. Lo que puedes dar por sentado es que aquí tienes los que te darán los mejores resultados en el menor tiempo posible.

Cómo ahorrar dinero en casa
Comentarios