sábado. 16.11.2019 |
El tiempo
sábado. 16.11.2019
El tiempo

La enseñanza y las empresas acusan un déficit de matemáticos en Galicia

Operaciones en una calculadora. EP
Operaciones en una calculadora. EP

La demanda de titulados seguirá al alza en los próximos años con el avance de la robotización y la inteligencia artificial
 

 En la era del ‘big data’ y la fábrica inteligente, la capacidad para procesar una ingente cantidad de datos y trazar estrategias de negocio en base a esa información se ha vuelto clave en el perfil de trabajador que buscan muchas empresas. En este escenario, la transversalidad de las matemáticas en lo que toca al mundo de las finanzas, la automoción, la aeronáutica, el desarrollo de materiales, el márketing, la logística, la informática o la energía está propiciando un creciente interés de las compañías por fichar a titulados en esta ciencia. Tanto es así que la propia decana de la Facultad de Matemáticas de la Universidade de Santiago (USC), Elena Vázquez Cendón, explica que "faltan profesionais" en este campo "tanto para as empresas como para o ensino medio, onde son estruturais e son os espellos nos que se miran as novas xeracións".

Mientras la incorporación de robots amenaza a algunas profesiones, en este caso se abre una ventana de oportunidades

Con una tasa de paro que no llega al 8% —cuando la media del mercado laboral gallego es del 12,5%—, los datos de la última encuesta publicada por la USC en 2018 indican que el 41% de los graduados encuentra su primer empleo relacionado con la titulación en un máximo de un mes. El estudio revela, además, que los que completan el máster de técnicas estadísticas tienen una inserción laboral del 100%, una ratio que se sitúa en el 83% en el caso de los que cursan matemática industrial.

Estos elevados niveles de acceso al mercado de trabajo se deben en buena medida a la implicación de la facultad compostelana con las empresas. Esta relación se plasma en varios foros en los que participa el Instituto Tecnolóxico de Matemática Industrial (Itmati), que del 22 al 24 de julio celebrará un congreso sobre la transferencia de conocimientos a la industria.

Elena Vázquez, decana de Matemáticas de la USC, y Peregrina Quintela, directora del Instituot de Matemática Industrial.EPLa decana, que incide en la vocación de incrementar las prácticas en compañías, destaca que "hai unha presenza moi importante de empresas que propoñen os temas dos traballos de fin de máster", lo que también guarda relación con el hecho de que algunos alumnos de los cursos de posgrado son asalariados de firmas interesadas en que actualicen sus conocimientos. "É a capacidade de resolver problemas a que propicia o punto de encontro entre empresas e profesionais", expone Vázquez Cendón.

"A día de hoxe, xa se percibe que as matemáticas son un vector estratéxico de crecemento e progreso económico», constata Peregrina Quintela, la directora del Itmati, que recuerda que hasta hace relativamente poco "non se apreciaba a capacidade" de estos profesionales como "valor engadido" para las empresas y que incluso se les consideraba "menos polivalentes que os enxeñeiros".

En un mes decisivo para muchos jóvenes que deben encauzar su futuro tras las pruebas de acceso a la universidad, la responsable del Itmati constata que las perspectivas son buenas para los egresados, pues, junto con las ciencias, la tecnología y la ingeniería, es una de las disciplinas estratégicas a futuro para que las empresas se suban al carro de la robotización y la inteligencia artificial. "A previsión é que a demanda destes titulados creza a un ritmo do 0,5% anual ata o 2025 na UE", señala Quintela. Mientras la incorporación de robots amenaza a algunas profesiones, en este caso se abre "unha ventá de oportunidades".

En un reciente estudio de impacto socioeconómico, la consultora Afi y la Red Estratégica en Matemáticas indican que España "va muy rezagada en profesiones de intensidad matemática", como los especialistas en bases de datos y redes informáticas, finanzas, en TIC o diseñadores de software y multimedia. El país tiene en esta tarea pendiente una vía para ser más competitivo, pues los cálculos indican que si España incrementase la proporción de graduados STEM (en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) la productividad del trabajo crecería un 2,2%. Actualmente, los estudios revelan que en las ramas económicas con intensidad matemática la productividad se sitúa en los 47,2 euros por hora trabajada, mientras que la media es de 31,4.

Alfredo Ríos, investigador:
"Hay muchas salidas laborales; pero el problema son las condiciones precarias"
A sus 28 añosAlfredo Ríos, investigador del Itmati.EP, Alfredo Ríos cursó el máster en Matemática Industrial de la USC tras graduarse en 2016. De 2017 a mediados de 2018 trabajó en la facultad compostelana en un proyecto relacionado con un software libre para la simulación numérica de problemas físico-matemáticos en electromagnetismo. Luego se sumó a otro del Itmati ligado al desarrollo de baterías electroquímicas y financiado por Repsol. Con la finalización de esta iniciativa, en marzo también expiró su contrato laboral y ahora está en paro a la espera de que se haga oficial la resolución definitiva de la beca de formación de personal investigador (FPI) que ha logrado. Con este contrato, orientado a que realice su tesis doctoral, tendrá hasta cuatro años de estabilidad.



Convencido de lo mucho que los matemáticos tienen que aportar a las empresas por "su gran capacidad para abordar problemas multicampo", unas dotes que se sustentan en las "habilidades de abstracción y reducción lógica de los problemas", constata que el grado ofrece "muchas salidas laborales". Pero hay "luces y sombras" por la falta de cultura en industria, innovación y desarrollo de la que adolecen España y Galicia, en particular, lo que lastra la competitividad. La industria gallega es cada vez más consciente de las ventajas de invertir en I+D y eso impulsa la contratación de matemáticos, ingenieros y físicos. No obstante, Ríos señala que las condiciones laborales aquí "son peores" que en otras zonas de España debido a la "precariedad, las escasas perspectivas de futuro y los sueldos bajos". Hoy por hoy, las mejores oportunidades se dan "en las grandes ciudades".

 

La base de 54.000 empleos en Galicia
El estudio de impacto socioeconómico de Afi y la Red Estratégica en Matemáticas cifra en un millón los empleos directos en actividades que dependen de esta ciencia, el 6% del total. "Unha aproximación superficial en Galicia apuntaría a 54.000 traballadores", estima la directora del Itmati. Sumando puestos indirectos e inducidos, serían más de 160.000.

La enseñanza y las empresas acusan un déficit de matemáticos en...
Comentarios