viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

El FMI avisa a una Europa dividida de que "la recesión será profunda"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. EFE
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva. EFE
Calcula que el PIB anual retrocederá un 3% por cada mes de paralización de la economía agencias

La respuesta europea ante los efectos económicos de la pandemia del coronavirus ha reavivado la división entre los socios comunitarios. Mientras España, Italia, Francia, Bélgica, Portugal, Grecia, Luxemburgo, Eslovenia e Irlanda reclaman crear coronabonos —un instrumento de deuda común que emitiría una institución europea, de modo que el riesgo se mutualizaría—; Alemania, Holanda, Austria y Finlandia vuelven a erigirse en adalides de la disciplina fiscal y rechazan tener que responder por la deuda de los países que no pusieron en orden sus finanzas.

Con este panorama, ayer el Fondo Monetario Internacional (FMI) constató lo que ya se daba por hecho. "Una profunda recesión en Europa es ya inevitable", advirtió la institución que dirige Kristalina Georgieva, que estima que por cada mes de cuarentena económica el viejo continente resta un 3% a la riqueza generada en un año.

El FMI, que en enero había previsto un crecimiento del 1,3% para la zona euro, explica que, en las principales economías europeas, "los servicios no esenciales cerrados por decreto representan cerca de un tercio de la producción", de ahí el cálculo sobre el impacto en el PIB. "No debemos subestimar la capacidad de los líderes de la eurozona para hacer lo necesario para estabilizar la economía", advirtió el director del departamento europeo del FMI, Poul Thomsen, que celebró la suspensión de los límites de déficit y deuda pública y los masivos programas de recompra de activos del BCE. El experto también ha roto una lanza en favor del plan que defienden Alemania, Austria o Países Bajos para que los países "con una elevada deuda pública" pidan un rescate al Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede).

A falta de que los ministros de Economía y Finanzas del euro se reúnan el día 7 para seguir negociando una respuesta comunitaria, este lunes la locomotora europea insistió en que el Mede es la solución. El consejo asesor del Gobierno de Angela Merkel rechazó en un informe los coronabonos como instrumento válido, dado que supondrían mancomunar la deuda de los 27 socios.

De su lado, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, insistió este lunes en que no es posible esperar uno, dos o tres meses "como algunos piensan" para dar respuestas a la debacle económica suscitada por el Covid-19. "Es importante afirmar la unidad europea, la solidaridad", recalcó.

El FMI avisa a una Europa dividida de que "la recesión será profunda"
Comentarios