jueves. 09.07.2020 |
El tiempo
jueves. 09.07.2020
El tiempo

Impagos y deudas atrasadas: un problema cada vez más común

Con crisis o sin ella, uno de los tópicos que se ha ido repitiendo siempre a lo largo de la historia de los negocios son los impagos. Empresas o negocios que prestan cualquier tipo de servicio y que, a la hora de ir a efectuar el cobro, se encuentran con que el beneficiario del mismo no está por la labor de abonar los costes. Esto puede no suponer un gran problema para una empresa si ocurre en casos puntuales o se da a pequeña escala, pero lo cierto es que son muchos los negocios que han tenido que echar el cierre en los últimos años por verse con una cantidad ingente de deudas sin cobrar.

El problema que encierran los casos de impagos para las empresas, especialmente para las pequeñas y medianas, es que el proceso de reclamaciones y la vía judicial a seguir suelen ser opciones con un elevado coste de tiempo y de dinero, lo cual no siempre es posible afrontar. Estas circunstancias hacen que los impagos aumenten, pues los deudores conocen cuáles son los casos en los que es poco probable que la empresa emprenda acciones serias contra ellos.

Sin embargo, la llegada de Internet ha traído muchas cosas buenas para los negocios, entre ellas métodos para presionar a estas personas que no quieren pagar por los servicios prestados y que terminen por saldar la deuda que se les reclama. Gracias a estas nuevas plataformas, nunca había sido tan fácil y cómodo hacer frente a posibles impagos.

Icired, la plataforma que estábamos esperando
Si te dijeran que hay una forma de llevar a buen término esos impagos que tanto perjuicio te están causando por menos de treinta euros, ¿te lo creerías? No hay engaño alguno, es así. Icired es una plataforma y página web dedicada a la gestión de impagos para todas aquellas entidades o empresas que no quieren dejarse una fortuna en otros métodos más costosos y complicados. A través de su plataforma, nos llevará tan sólo unos minutos comenzar a tramitar nuestra reclamación por impago.

Lo excepcional que presenta Icired es que dispone de un método único para el recobro, el cual seguirá unos pasos en los que se informará al deudor de que dispone de un tiempo exacto para liquidar el importe a deber y que, de no hacerlo, terminará incluido en el fichero de morosos de la compañía. Y es aquí donde podemos comprobar el efecto real de este servicio frente a otros, puesto que dicho fichero es consultado a diario por entidades financieras, compañías de seguros, de telecomunicaciones… lo cual puede tener un enorme perjuicio para las personas que en el figuren a partir de ese momento.

Esta opción se posiciona así como una de las principales a tener en cuenta por grandes empresas, pymes y autónomos en el cobro de las deudas originadas a raíz de sus actividades del día a día. Es más que probable que no encontremos otra opción que nos pueda ofrecer tanto por tan poco, y es que conseguir solucionar esas deudas que tanto nos están trastocando los presupuestos puede estar a tan sólo unos pasos de distancia. Tanto por tiempo como por dinero, es indudable que debemos darle una oportunidad.

La presión de los buscadores
El mundo empresarial de hoy en día tiene una parte muy importante basada en el panorama online e Internet, siendo este una pieza clave de muchos de los negocios que se realizan a diario alrededor del globo. Quien tiene una buena reputación en Internet, consigue un nivel de confianza para con sus clientes de forma casi instantánea. De igual manera, si en el mundo virtual se pone en entredicho tu negocio, las dificultades para prosperar no tardarán en aparecer.

En Icired, además de desarrollar un fichero de impagos, si una reclamación realizada a una empresa a través de su plataforma no es finalmente pagada, esta traerá consecuencias mayores. A través de un sistema propio son capaces de hacer que, cada vez que alguien busque el nombre de la empresa deudora en servicios como Google, en los primeros resultados aparezca un enlace a este fichero de morosos con el fin de comprobar la fiabilidad de dicha empresa o negocio.

La reputación de una empresa puede así quedar socavada en poco tiempo si se niega a abonar las cantidades adeudadas, lo cual no es algo que convenga a ningún negocio que quiera expandirse en la Red. El cúmulo de factores a los que se enfrenta un deudor haciendo uso de este método hace que la situación termine, en un gran número de ocasiones, con el pago realizado.

Impagos y deudas atrasadas: un problema cada vez más común
Comentarios