Sábado. 26.05.2018 |
El tiempo
Sábado. 26.05.2018
El tiempo

El mercado laboral de Galicia aún tiene 53 parados por cada vacante

Varias personas haciendo cola ante una oficina de empleo. AEP
Varias personas haciendo cola ante una oficina de empleo. AEP

El descenso del desempleo y la estabilización del volumen de ofertas han suavizado un desfase que aún es grande y hace tres años era el doble

Las enormes colas del paro que formó la crisis llevan cuatro años reduciéndose en Galicia y siguen siendo larguísimas, porque aún están atrapadas en ellas cerca de 190.000 personas. Así las cosas, en un mercado laboral que todavía tendría que crear empleo a buen ritmo durante varios años más para llegar a superar los daños de la Gran Recesión y que arrastra otros desequilibrios, hay otra fila que continúa siendo larga pese a haberse reducido: la que resultaría de repartir los demandantes de un puesto entre las ofertas de trabajo. Y es que Galicia tiene 53 desempleados por cada vacante de las empresas.

La cifra sale de cruzar el número de parados de la encuesta de población activa (Epa) y los puestos disponibles identificados por las firmas gallegas para el último sondeo de costes laborales, del tercer trimestre de 2017. Es decir, es el resultado de dividir 181.700 desempleados entre 3.397 vacantes. Con esos elementos, y sin obviar que el volumen de puestos a cubrir ha experimentado algunos años grandes oscilaciones, la ratio que hoy es grande en el pasado reciente fue enorme. A finales de 2012 se contaban 200 parados por oferta, e incluso en la segunda mitad de 2014 y la primera de 2015 la ratio duplicaba la de ahora, porque se rebasaba el centenar.

vacantes(lugo)Tras dejar atrás esos máximos, el desequilibrio que refleja el último balance también es algo inferior al del mismo período del año anterior, el tercer trimestre de 2016. Desde entonces, cuando había 67 desempleados por puesto, ha habido mejora por las dos vías posibles, porque el número de parados se redujo un 12% y las vacantes crecieron un 10,4%. Si en ese tramo de 2016 eran 3.075, en los tres primeros trimestres de 2017 se mantuvieron entre las 3.400 y 3.500.

Con todo, falta para llegar a ratios como las de 2007, cuando en Galicia se contaban entre 20 y 30 desempleados por puesto disponible. Son niveles en los que ya se mueven ahora algunas comunidades, caso de Navarra —con 11,5—, Madrid (24), País Vasco (26,8) y Cataluña (27,3), en la cabeza de un ránking que cierra Extremadura (144,7) y deja una media estatal mejor que la gallega. Con 82.546 vacantes, más del 40% concentradas en Cataluña y Madrid, España tie-
ne 45 desempleados por puesto.

La encuesta, que localiza las principales bolsas de ofertas a nivel estatal en las áreas de Administración —el 23%— y comercio (12,8%), también da pistas sobre por qué no hay más puestos, y no siempre es porque las empresas no necesiten personal. Un 6% de las firmas sin vacantes en Galicia —un 4% en España— dicen que se debe al "elevado coste de contratación", aunque los salarios gallegos están por debajo del promedio estatal.

SE BUSCA PERSONAL. Las vacantes dan una idea de la capacidad de la economía en cada momento para generar empleo, pero tras las cifras hay más elementos, porque la brecha entre oferta y demanda no se limita al número. Basta con ver que la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia calcula que el sector necesitará 3.000 trabajadores a corto plazo y avisa de la dificultad de hallar tantos formados.

En un mercado en el que los expertos detectan "ineficiencias" y apuestan por mejorar los servicios de empleo no siempre es tan fácil como podría parecer encontrar personal. A partir de un sondeo entre 600 empresas, el grupo de recursos humanos Adecco advierte de que el 56% de las firmas españolas han tenido algún problema para cubrir determinadas vacantes en el último año. Entre las razones, el 40% destaca la falta de experiencia de los candidatos y un 31% apunta a las competencias técnicas. Además, un 33% dice que los profesionales tienen unas expectativas salariales "demasiado elevadas". Por áreas, las principales dificultades se dan en la comercial, la tecnológica y la de ingeniería y producción.

SE BUSCA EMPLEO. A la hora de buscar trabajo todos los recursos son pocos. La encuesta de población activa del último trimestre de 2017 constata que la mayoría de los parados gallegos tocan a la puerta de las oficinas públicas de empleo —el 61%—, pero también evidencia que son bastantes más los que consultan a familiares, amigos o sindicatos (85%), los que revisan anuncios (71,6%) o los que establecen contacto con empresarios (66%). Además, un 32% tiran de servicios privados de ocupación.
 

Galejobs: "Iniciamos con boa sensación 2018, pero non nos confiamos porque a crise segue presente"
A pie de mercado laboral, el portal de empleo Galejobs ha comenzado 2018 "con moi boa sensación", después de que en el cuarto trimestre de 2017 —el año de su segundo aniversario— las ofertas recibidas casi se duplicasen respecto a 2016 y de ver más indefinidas en Navidad. Así es que sus responsables aprecian "un sinal de mellora", sin confiarse. "Porque sabemos que a crise segue presente". En ese punto, trabajan para "concienciar" a las empresas de la necesidad de buenas condiciones para retener talento y les ofrecen publicar ofertas gratis "de forma ilimitada".

En el portal las hay ahora para ingenieros, administrativos, torneros o profesores de inglés, por ejemplo. Desde su creación, los perfiles más demandados son del área comercial —un 17% de las ofertas—, administración (13%) y tecnologías de la información y la comunicación (9,7%).

Los puestos por cubrir ahora se reparten en el mapa, desde las principales ciudades a Sarria o Soutomaior, y Galejobs constata que también los hay fuera. La empresa, que además de gestionar el portal opera como consultoría de recursos humanos, comenzó a recibir en 2017 encargos de procesos de selección internacionales para empresas gallegas que buscan expandirse o asentarse en el exterior.

El mercado laboral de Galicia aún tiene 53 parados por cada vacante