jueves. 16.07.2020 |
El tiempo
jueves. 16.07.2020
El tiempo

Los negocios buscan estrategias para promocionarse

El nuevo escenario provocado por la crisis del coronavirus ha traído mucha incertidumbre a los pequeños y medianos negocios de todo el país. A las cuestiones ligadas a la gestión contable, administrativa, compra de material y la propia venta, se une ahora la necesidad de retomar el contacto con el público, con los clientes de siempre y con los futuros compradores. Los dueños y gestores de negocios carecen en muchas ocasiones de tiempo, conocimiento o recursos para llevar a cabo la nada fácil tarea de promocionar sus productos y servicios.


Lo primero que se debe hacer es dibujar un mapa de necesidades y objetivos a alcanzar. Volver a atraer al público de siempre a través de un potente descuento, sacar material en stock, conquistar públicos nuevos a través de un producto específico… Sabiendo a dónde se quiere llegar se puede determinar qué recursos y herramientas son necesarios para hacer el camino. Merece la pena hacer un repaso por algunos de los más recurrentes y efectivos.

Productos impresos

Los productos de imprenta online continúan siendo una gran alternativa para conquistar posibles compradores. Las estrategias más utilizadas con estos formatos son la visibilización en la calle a través de carteles o flyers, las tarjetas de presentación y el buzoneo.

Muchos negocios utilizan carteles con diseños atractivos, mensajes potentes que hacen destacar el establecimiento por encima de la competencia y animan al consumidor a entrar. Una vez dentro, una buena forma de generar recuerdo es la colocación de flyers en lugares estratégicos con promociones o descuentos atractivos. Fortalece el recuerdo y animará al cliente a una segunda compra.

Por su parte, las tarjetas de visita ofrecen la posibilidad de dar información de contacto y fortalecer las labores de networking. Son un elemento muy visual, de impacto y con información útil. Un diseño atractivo y profesional deja muy buena impresión en el receptor y aumenta las posibilidades de establecer relaciones comerciales.

En ámbitos geográficos reducidos, las acciones de buzoneo consiguen gran retorno. Se trata de una alternativa bastante económica, además. Un buen contenido y un diseño para no olvidar es primordial.

Posicionamiento en buscadores

No es un secreto para nadie que muchos procesos de compra comienzan con una búsqueda en Google. Para una marca, contar con una web bien optimizada, que ofrezca información útil, relevante, de calidad y que incluso permita la compra al usuario es de vital importancia. La web de un negocio es una tarjeta de presentación, un primer contacto del cliente con la marca y un escaparate que no tiene hora de cierre.

¿Las claves? La web debe construirse con criterios UX (experiencia de usuario) y UI (usabilidad) y con la optimización para buscadores (SEO) como pilar fundamental. A mejor posicionamiento, más tráfico cualificado, más oportunidades de captación o venta. La web también puede convertirse en una herramienta de fidelización y servicio posventa a través de contenidos blog.

Presencia en redes sociales

Las redes sociales son ya parte de nuestras vidas. Tuits, publicaciones en Facebook, Stories en Instagram. La gente pasa gran parte de su tiempo en internet (más de hora y media según un estudio publicado por Hootsuite y We Are Social). En estas plataformas un pequeño negocio puede aprovechar este hecho a su favor. Consejo: no hay que estar por estar. Hay que estar donde la audiencia potencial está y desde ahí intentar llegar con contenidos relevantes, promociones, concursos, atención al cliente…

Una de las principales ventajas de las redes sociales es la capacidad de generar vínculos con la comunidad, fortalecer relaciones duraderas y conseguir que además de comprar los productos y servicios de un negocio, la gente lo recomiende.

Publicidad digital

Tanto el SEO como la creación de contenidos en redes sociales encuentran un refuerzo en las estrategias de publicidad digital, ya sea con las herramientas que facilita Google Ads o las plataformas publicitarias de las diferentes redes sociales. Las principales ventajas de la publicidad en Internet son la inmensa variedad de formatos, la capacidad de segmentación de públicos a los que dirigir las campañas, la optimización de los presupuestos en tiempo real y la medición de resultados.

Los de siempre: la prensa, la radio y la tele

Un gran porcentaje de españoles escucha la radio (más del 55%) y la televisión sigue teniendo el trono en cuanto a consumo. La publicidad en estos medios ha cedido terreno al digital pero todavía tiene importancia, y mucha. Cada soporte tiene sus ventajas: la radio consigue frecuencia y segmentación territorial, la televisión hace que un negocio llegue a audiencias masivas y la prensa diaria todavía costumbre imprescindible para muchas personas.

Las estrategias crossmedia son las que más éxito tienen. Se trata de conseguir que a través de un flyer o una tarjeta de visita un comprador visite la web o a través de una publicación de Facebook el negocio se llene gracias a una oferta limitada. Las herramientas están ahí, es hora de lanzarse a utilizarlas.

Los negocios buscan estrategias para promocionarse