Jueves. 24.05.2018 |
El tiempo
Jueves. 24.05.2018
El tiempo

Ojo con los empleos milagro

Trabajo en un ordenador. EP
Trabajo en un ordenador. EP

Bajo la promesa de grandes ganancias, las estafas laborales proliferan en la red. El 12% de parados pagó por un trabajo o lo haría, según Adecco

Uno de cada cinco parados ha recibido alguna oferta laboral fraudulenta en la que se le exigían el desembolso de una cantidad de dinero para poder acceder a un puesto. Así se desprende de un estudio publicado por Adecco, que pone el foco en los anuncios publicados en internet y que revela que, en España, el 12,4% de los parados ha pagado o estaría dispuesto a hacerlo para poder acceder a una oportunidad.

La compañía de recursos humanos constata que con la crisis y la escasez de ofertas se produjo «un auge» de las estafas laborales con internet como vehículo. La proliferación fue tal que en 2014 el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) alertó de que uno de cada cuatro fraudes en la red procedía de falsas ofertas laborales.

Pese a que la recuperación está en marcha, en un país que sigue cargando con 3,7 millones de parados, Adecco remarca que, lejos de percibir un descenso de este tipo de trampas, "la ciberdelincuencia parece haber encontrado un filón en los más necesitados".

GANANCIAS INMEDIATAS

¿Cómo detectar un timo? Entre los indicios más evidentes, la promesa de obtener "grandes beneficios" sin que se exija experiencia previa o cualificación profesional. Así, conviene escapar de las ofertas que ‘venden’ "trabajo instantáneo" o "ganar mucho dinero en poco tiempo".

LLAMADA QUE SALE CARA

Otro de los engaños más recurrentes es aquel en el que se anima a llamar a un teléfono de tarificación adicional para solicitar información sobre un proceso de selección. En este caso, el negocio viene dado por que se deja a la víctima en espera durante un largo tiempo.

ENVIAR UN SMS

Aunque esta modalidad va a menos, siguen circulando propuestas de empleo en las que se requiere el envío de uno o varios mensajes SMS con el señuelo de que responderá la empresa que busca a un candidato.

UN CURSO OBLIGATORIO

En algunos casos, se pide a los demandantes interesados en un puesto que reciban un curso de formación online por el que, y ahí está la trampa, deben pagar. Algunos afectados llegaron a pagar miles de euros.

VENTA PIRAMIDAL

En este caso, los estafadores proponen al trabajador comprar productos de una compañía para después revenderlos.

ESTAFAS ELECTRÓNICAS

Adecco también llama a mantenerse ojo avizor cuando se recibe un correo electrónico a través del que se propone un teletrabajo realizando operaciones bancarias "de forma cómoda y con altos beneficios para el empleado". Se trata de estafas a través del email, también conocidas como scam. Bajo esta tapadera suelen esconderse tramas de blanqueo de dinero procedente de estafas financieras, pues se exige al empleado que abra una cuenta a través de la que recibirá transferencias que luego deberá reenviar al extranjero.

En general, el Incibe llama a desconfiar de toda aquella correspondencia que contenga expresiones como "la crisis ha acabado, trabajen con nosotros!", "horario flexible" o "vacancia abierta", pues suelen convertirse en un reducto a través del cual recopilar información personal.

CANALES SEGUROS

Para evitar sustos, Adecco recomienda recurrir a webs fiables y oficiales para procurar empleo por internet y tener en cuenta que todo proceso de selección acostumbra a pasar por una entrevista personal. Además de que las empresas suelen solicitar experiencia previa o algún tipo de formación, las promesas de salarios superiores a la media del mercado deben hacer desconfiar. Por descontado, ninguna compañía puede exigir el previo pago de un dinero o los datos bancarios.

Sobre esta base, al recibir un correo sospechoso, la compañía de trabajo temporal recomienda no responder, ni pinchar en los enlaces y no descargar archivos adjuntos. Quienes hayan sido víctimas de una estafa online deben contactar con la Agencia Española de Protecicón de Datos o con la Oficina de Seguridad del Internauta.

Ojo con los empleos milagro