Jueves. 24.05.2018 |
El tiempo
Jueves. 24.05.2018
El tiempo

Los sindicatos de PSA Vigo se desvinculan de la pugna por el Corsa y apoyan a la plantilla de Opel en Zaragoza

Un operario monta un coche en la factoría de PSA en Vigo. DP
Un operario monta un coche en la factoría de PSA en Vigo. DP

"No vamos a quitarles el pan de la boca para seguir engordando nosotros", ha sellado Vítor Mariño, de la CUT, que censura a la empresa por pretencer que las dos factorías compitan entre sí

 

Sindicatos de la planta del Grupo PSA en Vigo han trasladado su apoyo "rotundo" a los trabajadores de la planta en Figueruelas (Zaragoza) de Opel —que desde agosto pertenece al Grupo PSA— ante el "chantaje" que ven por parte de la multinacional al retirar esta factoría de la puja por la adjudicación del nuevo Corsa después de suspenderse la negociación del convenio. De hecho, estos sindicatos de Vigo han respaldado que en Zaragoza sigan "manteniendo el pulso" para conservar sus condiciones laborales, y han asegurado que no valoran "que el Corsa venga a Vigo" porque "sería inviable" fabricarlo con la producción prevista. "No vamos a quitarles el pan de la boca para seguir engordando nosotros", ha sellado Vítor Mariño, de la CUT. 

Mariño ha felicitado a los empleados de Figueruelas por ser "capaces de aguantar el envite, que obviamente es un chantaje", y ha censurado que PSA pretenda hacer que esta factoría compita con la de Vigo, lo que ha comparado a cuando hicieron que la planta viguesa compitiese con Eslovenia. 

Tras poner en valor que las administraciones públicas de Zaragoza y Aragón apoyan a sus trabajadores mientras que las de Vigo y Galicia "no quisieron saber nada" en su momento, ha insistido en que el personal vigués va a ser "totalmente solidario". "Estamos para competir por arriba, no por abajo", ha remachado. 

También el portavoz de CC OO, Santiago García, ha trasladado su apoyo a los compañeros de Opel, sobre los que ha destacado su "unión", y ha aseverado que en Vigo serán "cómplices de las decisiones que tomen" para "que mantengan lo máximo posible sus condiciones laborales". "Que venga el coche no es nuestro interés y no vamos a entrar en la puja", ha rematado. 

Por su parte, la representante de UGT Ana Belén Valiño, si bien ha descartado profundizar en valoraciones hasta conseguir hablar con los trabajadores de Opel, ha manifestado a Europa Press el apoyo y solidaridad del sindicato hacia sus compañeros. "Esperamos que se resuelva cuanto antes y tengan opción al nuevo Corsa y la planta tenga futuro y se consolide", ha concluido.

"NO ESTÁIS SOLOS". La CIG ha enviado a los trabajadores de Figueruelas un escrito para mostrar su solidaridad con su decisión de suspender la negociación del convenio colectivo —"al no tener en cuenta vuestras propuestas"— y con su lucha sindical —"ante las desproporcionadas medidas de recortes que os quieren implantar"—. 

"No estáis solos en esta lucha", ha remarcado el sindicato nacionalista, que ha trasladado que espera que no les "pase lo mismo que ocurrió aquí con ciertos representantes de los trabajadores cómplices del señor Tavares que, mientras se luchaba por impedir los recortes en 2014, firmaron el mayor recorte económico y social de la historia de este centro a coste cero", ha dicho en referencia al SIT. 
 

Los sindicatos de PSA Vigo se desvinculan de la pugna por el Corsa...