domingo. 19.09.2021 |
El tiempo
domingo. 19.09.2021
El tiempo

Un propósito para el año 2021: Hacer el Camino de Santiago sola

Indicador del Camino de Santiago. EP
Indicador del Camino de Santiago. EP
Con motivo del año Xacobeo, esta experiencia única añade un toque todavía más especial

El Camino de Santiago es la ruta más antigua y más concurrida de Europa. No es solo un trayecto, trasciende a una simple caminata, es una experiencia única. Desde que en la Edad Media se hallasen los restos del apóstol Santiago el Mayor en Galicia, han sido millones de personas las que han recorrido cientos de kilómetros para visitar su tumba.

Algunos deciden vivir esta travesía con motivo religioso, otros como reto personal y también los hay que lo escogen por razones deportivas. Todos ellos comparten el sentir común del Camino de Santiago, una de las muchas formas de llegar hasta Galicia -y Santiago-, pero sin duda la mejor.

Esta andanza es realizada de múltiples formas, por diferentes lugares, y siempre deja huella en quienes la emprenden. No obstante, en este año 2021, adquiere una relevancia especial, pues es año Xacobeo. Para aquellos que no estén familiarizados con el término, basta con decir que se trata de aquel año en que el 25 de julio (festividad de Santiago Apóstol) cae en domingo. Esto sucede con una cadencia regular de 6-5-6-11 años (excepto cuando el último año de un siglo no es bisiesto, cuando pueden darse lapsos de 7 o 12 años), de modo que cada siglo se celebran solo catorce Xacobeos.

Por lo tanto estamos ante una experiencia de esas de las que probablemente solo podamos vivir una vez. No importa la forma, tan solo atreverse a lanzarse al Camino. Andando, en bicicleta, en grupo, con amigos, con desconocidos... ¿Y sola? Esta es una de las dudas que le surgen a muchas mujeres de cara a emprender el Camino de Santiago en 2021.

Conscientes de lo especial del momento, se plantean realizar la travesía. Es más, podría ser un gran propósito de cara al 2021. A los temores propios de viajar en solitario, se añaden los de la pandemia de covid-19, sin embargo, hacer el Camino de Santiago sola se presenta como una andanza segura y mágica. 

Sin embargo, como todo viaje implica una serie de riesgos y tips a conocer. La planificación es clave para acometer el Camino de Santiago. Un buen sitio para informarse al respecto es la página #QuieroViajarSola. En ella, podemos encontrar todo tipo de consejos para esta experiencia. No solo nos encontramos las vivencias de quién ya ha realizado el Camino -que siempre resulta una guía valiosa-, además también accedemos a una gran batería de recomendaciones. 

Uno de los aspectos más destacados son los consejos respecto a la seguridad:

  • No llevar cosas de mucho valor y guardar bien el dinero y el móvil a la hora de dormir.
  • Seguir siempre las señales amarillas y los mojones oficiales del Camino. También es de gran utilidad la aplicación CaminoTool, que puede ayudarte a encontrarte en caso de estar perdido.
  • Intentar ir por la izquierda a la hora de ir por la carretera o por el arcén más ancho. En relación con esto también es recomendable ser bien visible a través de la ropa.
  • Salir a caminar con la batería del móvil llena y llevar una batería externa por si acaso.
  • Compartir la ruta previamente con familia y amigos. Avisar cuando se llegue para notificar que se está bien. De este modo, en caso de pasar algo en el trayecto, sabrán dónde buscarte.

Pero más allá de los aspectos técnicos, existe una experiencia emocional y espiritual. De ahí que en parte pueda ser un gran propósito de año el realizar el Camino de Santiago. No nos referimos a un motivo religioso, que podría serlo, si no a la nueva percepción de la vida que ha inaugurado la pandemia.

El covid-19 ha arrasado con nuestra anterior forma de existir, poniendo en cuestión muchos de nuestros valores y maneras de interpretar nuestro paso por el mundo. No obstante, desde el rincón en el que nos ha obligado a situarnos, ha posibilitado la apertura de nuevas miradas. Poner en valor el autocuidado, la soledad, el escucharse, el apreciar al otro, el silencio, el medir las palabras, el apreciar a los amigos y familiares, el poner en su justa medida ciertos bienes materiales...

Ahí es donde emerge con especial fuerza esta experiencia de hacer el Camino de Santiago sola aprovechando el año Xacobeo. Es una oportunidad única para la autoreflexión, para conocerse a una misma, pero también para atreverse a compartir con desconocidos momentos de los que nos habríamos privado en otra época. 

Un reto personal, un propósito, una promesa... El motivo puede ser lo de menos, lo que importa es la gran meta y en especial el contenido de esta travesía que puedes empezar a planificar desde ya.

¡Buen Camino!

Un propósito para el año 2021: Hacer el Camino de Santiago sola
Comentarios