lunes. 20.01.2020 |
El tiempo
lunes. 20.01.2020
El tiempo

UN FORMATO CALCADO AL DE MARZO

Rajoy se enfrenta este martes a una investidura frustrada desde antes del debate

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, caminan separados
El presidente del PP, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, caminan separados
El líder del PP no ha conseguido persuadir a los socialistas para que cambien el 'no' por la abstención, por lo que no cuenta con los apoyos necesarios para salir elegido ni en la primera ni en la segunda votación

El líder del PP, Mariano Rajoy, se enfrentará este martes a un debate de investidura sin contar con los apoyos suficientes para salir elegido presidente del Gobierno, por lo que es sabido que fallará en su empeño. Y es más; está escrito incluso que responsabilizará al PSOE de que el país siga con un Ejecutivo en funciones al negarse los socialistas a cambiar el 'no' por la abstención a pesar de los intentos de que Pedro Sánchez se aviniera a negociar con él un pacto de Gobierno para desbloquear la situación.

Cuando Rajoy pronuncie este martes su discurso de investidura llevará más de 8 meses como presidente interino, pero no logrará que la situación se normalice porque sólo cuenta con los votos del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria. Un total de 170 escaños que no son suficientes para salir elegido ni en la primera ni en la segunda votación.


Será el quinto debate de investidura en el que participa el líder del PP, tres de ellos como primer partido de la oposición y dos como aspirante


Los populares han presionado al PSOE desde que Rajoy fue designado candidato por el Rey Felipe VI, advirtiendo de que una investidura fallida llevaría a unas terceras elecciones. Sin embargo, el político gallego ya ha desvelado que está dispuesto a someterse a más debates si con ello lograba formar gobierno, e incluso ha dejado la puerta abierta a que el segundo intento pudiera producirse antes de las elecciones gallegas y vascas del próximo 25 de septiembre. Este mismo lunes ha insistido en que si la investidura es fallida volverá a la carga y continuará conversando con Pedro Sánchez, porque es el PSOE el que tiene "la llave" para sacar al país de la parálisis actual.

El objetivo de Rajoy es que no se tengan que celebrar unas terceras elecciones porque cree que España sería el "hazmerreír" del mundo. Al respecto, ha recordado que en Europa no ha ocurrido, en ningún país desde la Segunda Guerra Mundial, que se tuvieran que repetir las elecciones para poder formar un gobierno. Por ello, hará un discurso apelando a la "responsabilidad" del PSOE para que cambie su "no" por la abstención y permita la formación de un Ejecutivo con la máxima celeridad y urgencia. Un Gobierno que pueda fijar un techo de gasto y sacar adelante un presupuesto para 2017, cumpliendo con las exigencias que ha impuesto Bruselas.


Rajoy apelará en su discurso a la "responsabilidad" del PSOE para que cambie su "no" por la abstención y permita la formación de un Ejecutivo


Mariano Rajoy lleva haciendo este intento con Pedro Sánchez desde el 21 de diciembre pasado. Sin embargo, hasta ahora no ha logrado que el secretario general de los socialistas se siente a negociar con él, salvo para decirle que el PSOE no puede apoyar a un partido al que quiere mandar a la oposición. No obstante, seguirá defendiendo que el Gobierno que él propone debe estar encabezado por el Partido Popular porque, como ya viene recordando desde el 26-J, ha ganado por dos veces consecutivas las elecciones, aunque no haya logrado mayoría absoluta, y ha sacado 52 y 2,5 millones de votos al segundo partido. 

En esta ocasión, el presidente incluirá, al presentar su programa de Gobierno, muchas de las aportaciones realizadas por los partidos con los que ha negociado la investidura y esgrimirá especialmente los acuerdos alcanzados con Ciudadanos. Estos incluyen, entre las 150 medidas acordadas, más de 100 que ya firmó Albert Rivera con Pedro Sánchez de cara a la investidura fallida de éste último en marzo pasado. Muchas de ellas, según recordará, son medidas sociales que afectan a los más desfavorecidos, como las familias con menos recursos que podrán disponer de un complemento salarial o un plan para los niños en riesgo de pobreza. Un plan que costará 28.500 millones en cuatro años y que incluye cuestiones que el PSOE llevaba en su programa electoral.


Cada grupo dispondrá de hasta tres turnos de intervención para debatir con Rajoy, cuyo tiempo es ilimitado


Pero uno de los ejes fundamentales que explicará Rajoy en la Cámara serán las medidas que propone en materia económica y que considera "claves" para mantener la recuperación económica, seguir creciendo, creando empleo y "no arriesgar" lo conseguido hasta la fecha. De hecho, este argumento es el que viene repitiendo reiteradamente y que el sábado mismo volvió a esgrimir durante el inicio del curso político en Galicia. "Las cosas van bien pero pueden empezar a dejar de ir bien y ya son muchos los avisos que empezamos a recibir dentro y fuera de España de que no se puede prolongar esta situación en el tiempo", aseguró.

Por ello, su discurso será una apelación continua a la responsabilidad del PSOE, culpándole si no sale investido, como es previsible, de jugar con los intereses, la economía y la vida de millones de ciudadanos, al tiempo que les ofrecerá "todos los esfuerzos programáticos" pero dentro de los límites que marca "la Constitución, la lógica y la razón para intentar salir de esta situación", como él mismo ha afirmado en otras ocasiones.

Será el quinto debate de investidura en el que participa el líder del PP, tres de ellos como primer partido de la oposición (2004 y 2008 frente a José Luis Rodríguez Zapatero y en marzo de este año en la intentona fallida de Pedro Sánchez), y dos como aspirante a jefe del Gobierno (2011, donde lo logró gracias a su mayoría absoluta y ahora).

Rajoy se enfrenta este martes a una investidura frustrada desde...
Comentarios