jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Iceta asegura que no investirá ni a Junqueras ni a Puigdemont

La aplicación del artículo 155 tuvo un alto coste para el PSC: perdió cinco alcaldías y salió de una docena de gobiernos municipales


 

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha descartado apoyar una investidura del candidato de ERC para el 21-D, Oriol Junqueras, ni la del candidato del PDeCAT bajo el paraguas de JUNTSxCAT, Carles Puigdemont, y ha pedido que la aplicación del artículo 155 de la Constitución finalice el día siguiente de los comicios. 

Lo ha dicho en la presentación este martes del libro del periodista Raúl Montilla Iceta. El estratega del Partido Socialista (Ediciones B), que repasa la trayectoria política y personal del líder de los socialistas catalanes. 

Iceta ha ironizado con que Cs ya se puede ir buscando otro argumento para intentar atacar al PSC porque tiene muy claro que no va a hacer presidente "ni a Junqueras ni a Puigdemont: Ya hemos tenido suficiente". 

"Albert Rivera se tendrá que buscar otro argumento, al menos uno, para esta campaña" electoral, ha dicho Iceta en alusión a las referencias de Cs a un posible futuro tripartido facilitado por el PSC. 

ALTO COSTE DEL 155. La aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña ha tenido un coste alto para el PSC, que intentó hasta el último minuto frenarlo si el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocaba elecciones autonómicas. 

La aplicación del artículo 155 tuvo un alto coste para el PSC: perdió cinco alcaldías y salió de una docena de gobiernos municipales

El apoyo que el PSOE prestó al Gobierno de Mariano Rajoy para intervenir la autonomía catalana, cesar al Govern y convocar elecciones –el único senador del PSC, José Montilla, se ausentó en la votación de las medidas del 155 en la Cámara Alta– ha provocado que los socialistas catalanes hayan perdido cinco alcaldías y salido al menos de una docena de gobiernos municipales, entre ellos el de Barcelona, donde apoyaban a la alcaldesa Ada Colau, de Barcelona en Comú. 

El alcalde de Terrasa (Barcelona), Jordi Ballart, fue el primer regidor que dimitió y se dio de baja del partido el pasado 2 de noviembre. Explicó que su partido hacía tiempo que le había dejado de representar al decidir apoyar a Rajoy y al PP en la crisis territorial. Un día después, cinco concejales socialistas abandonaron el Gobierno municipal. 

En otro municipio de Barcelona, Castellar del Vallès, se produjo una situación similar. El alcalde, Ignasi Giménez, suspendió su militancia en el PSC, pero, a diferencia de Ballart, no cesó en el cargo. Sí emuló a Ballart el regidor de Blanes, Miquel Lupiáñez, que abandonó el PSC y la alcaldía.

El caso más sorprendente fue el protagonizado por el alcalde de Gimenells i Pla de la Font (Lleida), Dante Pérez, que ha fichado por el PP e irá de número 2 en la lista popular al Parlament por la provincia de Lleida. El motivo esgrimido por Pérez ha sido la alianza del PSC con representantes de la extinta Unió (centro derecha nacionalista), entre quienes se encuentra Ramón Espadaler, exconseller con Artur Mas. 

Iceta asegura que no investirá ni a Junqueras ni a Puigdemont