viernes. 18.10.2019 |
El tiempo
viernes. 18.10.2019
El tiempo

Al menos diez víctimas mortales en la tromba de agua de Mallorca

Las riadas en Mallorca dejan imágenes sobrecogedoras en las zonas más afectadas. EFE
Las riadas en Mallorca dejan imágenes sobrecogedoras en las zonas más afectadas. EFE

Pedro Sánchez ha visitado la zona que fue objeto de una de las mayores tragedias vividas en España por culpa de las lluvias en los últimos años

Diez personas han muerto tras las lluvias torrenciales de este martes en la comarca de Levante de Mallorca y se está buscando a un niño desaparecido de unos cinco años de edad, según el último recuento oficial facilitado por el Servicio de Emergencias del 112.

Los equipos de salvamento trabajan este miércoles en la localización de este pequeño, el último desaparecido, que iba con su madre en el coche cuando les pilló la riada que arrasó la localidad de Sant Llorenç. La madre murió, pero antes logró salvar a su hija de unos 8 años, aunque no consiguió sacar del coche al pequeño. Así, por el momento, hay seis personas desaparecidas.

La última víctima mortal, un varón, fue localizada en una zona próxima al torrente. Y es que los cadáveres han sido encontrados en los municipios de s' Illot, Arta y Sant Llorenç, la localidad más afectada por las lluvias torrenciales.

El exalcalde de Artà Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011.

Entre las víctimas mortales figuran también dos británicos –cuyas identidades por el momento se desconocen– que viajaban anoche en un taxi cuando la fuerte corriente de agua provocada por el desbordamiento de un río atrapó el vehículo en la localidad de Sant Llorenc des Cardassar.

Los equipos de rescate siguen buscando a los desaparecidos en la comarca del Levante de Mallorca y en la localidad de Sant Llorenç, ha informado la Guardia Civil, que asegura que hay más de un centenar de personas desplazadas de sus domicilios y realojadas.

Tras la riada que el martes asoló la localidad mallorquina de Sant Llorenç, unos 600 profesionales de distintos servicios de emergencias buscan a los desaparecidos, incluidos efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (Ume).

FELIPE VI Y PEDRO SÁNCHEZ. Felipe VI ha telefoneado a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para expresarle su pesar, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha visitado la zona.

Desde allí ha transmitido a los afectados que el Ejecutivo va a "volcar todos los recursos para que puedan recuperar el día a día a la mayor brevedad posible".

Sánchez, que ha enviado a los familiares de los fallecidos su "respeto, cariño y empatía" y, tras destacar el extraordinario trabajo de las cuerpos de emergencias, ha señalado que la prioridad es encontrar con vida a las personas que siguen desaparecidas.

"El Gobierno no les va a dar la espalda", ha insistido el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado que mañana mismo el Consejo de Ministros iniciará los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas.

El líder del PP, Pablo Casado, ha visitado también Sant Llorenç des Cardassar para interesarse por las víctimas y ha destacado que ante una "catástrofe" de este calibre no hay diferencias políticas. "En esto vamos todos juntos", ha afirmado.

Más de 230 litros de agua por metro cuadrado
Las estaciones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en las localidades de Artà-Colònia de Sant Pere y Artá, situadas en la comarca de Levante de Mallorca, registraron 232,8 y 157,4 litros de agua por metro cuadrado, respectivamente.

Ambas localidades están muy cerca del municipio de Sant Llorenç; Artá-Colònia de Sant Pere y Artá se encuentran en una zona más elevada orográficamente a una decena de kilómetros de distancia, aproximadamente.

 

Rastreo en el torrente
La Unidad Militar de Emergencias (Ume) está rastreando en estos momentos todo el recorrido a lo largo del torrente desbordado en Sant Llorenc de Cardassar hasta su desembocadura en el mar y ha decidido ampliar su despliegue hasta los 300 efectivos, provenientes del Tercer y Cuarto Batallón de la Ume y de la Comandancia General de Baleares.

El Ministerio de Defensa informa en un comunicado de que la UME tiene encomendada la misión de rastrear los siete kilómetros del torrente más afectado.

Entre los medios desplegados destacan: un Equipo Medio de Bombeo de Aguas y Lodos (EMBAL), una embarcación, tres perros de búsqueda, y dos helicópteros Cougar del Batallón de Helicópteros de Emergencias del Ejército de Tierra (BHELEME).

Estas riadas constituyen una de las tragedias más graves causadas por lluvias en los últimos 25 años en España

Al menos diez víctimas mortales en la tromba de agua de Mallorca
Comentarios