miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo
miércoles. 11.12.2019
El tiempo

El acusado de agredir sexualmente a su hijastro durante nueve años en Lalín niega los hechos

El acusado, durante el juicio de este martes. GONZALO GARCÍA
El acusado, durante el juicio de este martes. GONZALO GARCÍA

Atribuye la denuncia del joven a una "venganza", a pesar de que reconoció el delito años atrás
 

El pontevedrés acusado de abusar sexualmente de su hijastro desde los cuatro hasta los 13 años en Lalín ha negado este martes los hechos y ha atribuido la denuncia del joven a una "venganza". 

La sección segunda de la Audiencia de Pontevedra ha iniciado el juicio contra un hombre para el que la Fiscalía ha solicitado 15 años de prisión por, supuestamente, agredir sexualmente a su hijastro desde que éste tenía cuatro años y hasta los 13. 

En la vista, el acusado ha negado todos los hechos, pese a que, con anterioridad, ante la Guardia Civil y en el juzgado, había admitido su autoría. Este martes se desdijo de esta confesión señalando que cuando entonces reconoció los hechos lo hizo porque "tenía miedo y estaba nervioso". "Inventé todo esto para que pareciese que estaba cooperando", ha aducido. 

"Como yo no tengo muchos estudios es fácil engañarme", ha dicho el acusado, señalando a los agentes de la Guardia Civil que lo interrogaron. Durante la vista oral, el procesado ha rechazado ser el autor de todas las agresiones de las que se le acusa y ha enmarcado la denuncia de su hijastro en una "venganza" porque "quería quedarse con la casa". 

Reconoció que maltrató al joven aunque rebajó la gravedad de los hechos diciendo que 'le tiraba de las orejas y le di algún lapote'

En todo caso, sí ha reconocido que maltrató al joven, según recoge una sentencia por conformidad del Juzgado de lo Penal número dos de Pontevedra, aunque ha rebajo la gravedad de estos antecedentes señalando que "le tiraba de las orejas y le di algún lapote" porque "comía muy poco".

LA VÍCTIMA NO HABLÓ POR "TEMOR". Por su parte, la supuesta víctima ha asegurado que fue sometido a una serie de prácticas sexuales que tenían lugar en el monte, en el baño o el desván de la casa familiar y a las que no pudo negarse debido al "temor" que sentía respecto de su padrastro. "Yo no podía desobedecer absolutamente nada", ha zanjado. 

Fue en el año 2015, cuando residía en la ciudad de Barcelona y ante el miedo a que sus hermanas también fuesen víctimas de abusos, cuando acudió a una Comisaría de los Mossos d'Esquadra e interpuso denuncia contra su padrastro por un delito continuado de agresiones sexuales a un menor de edad. 

Yo no podía desobedecer absolutamente nada

NO VIERON ABUSOS. Tanto la madre del denunciante como varias de sus hermanas han explicado ante el tribunal que no fueron testigos de ningún tipo de abuso por parte de su padre hacia su hermano o hacia ellas. 

Por su parte, han prestado declaración por videoconferencia la médico forense y la psicóloga forense, pertenecientes al Instituto de Medicina Legal de Cataluña, que presentaron un informe relativo al denunciante, en el que determinaron que el relato de hechos ofrecido por el mismo era "creíble" y que, a raíz de los abusos padecidos, "el menor presentaba secuelas psicológicas" consistentes en sintomatología ansiosa reactiva, de "características postraumáticas", que es "compatible con una reacción vivencial coherente con los hechos denunciados", requiriendo soporte psicoterapéutico especializado. 

El juicio se reanudará el próximo martes, 23 de octubre

No obstante, una psicóloga que trató al acusado lo ha descrito ante el tribunal provincial como un hombre "ingenuo, sumiso y fácilmente sugestionable", concluyendo que "no es probable que haya cometido los abusos de los que ha sido acusado". 

Además de una pena de 15 años de prisión, la Fiscalía solicita que le impongan al acusado la prohibición de aproximarse en un radio no inferior a 500 metros a su hijastro por un periodo de 20 años, y de comunicarse con él por el mismo periodo de tiempo. En concepto de responsabilidad civil solicita una indemnización de 60.000 euros por la secuela psicológica causada. El juicio se reanudará el próximo martes, 23 de octubre, para que las partes presenten sus informes y conclusiones definitivas.

El acusado de agredir sexualmente a su hijastro durante nueve años...