miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Casado y Rajoy arropan a Feijóo, "un pilar fundamental" para Galicia y el PP

Pablo Casado, Alberto Núlñez Feijóo y Mariano Rajoy. LUIS POLO (AGN)
Pablo Casado, Alberto Núlñez Feijóo y Mariano Rajoy. LUIS POLO (AGN)
El líder del PPdeG asegura que rechazó ser ministro de Rajoy y vicepresidente del PP de Casado por "ser presidente de Galicia"

El presidente de la Xunta y del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, reveló este domingo que rechazó ser ministro del Gobierno de Mariano Rajoy y vicepresidente del Partido Popular con Pablo Casado "porque quería ser presidente de Galicia".

Mariano Rajoy, Pablo Casado y Alberto Núñez Feijóo. LUIS POLO (AGN)Ambos lo acompañaron este domingo en Ourense en un acto enmarcado en la precampaña para las autonómicas de 5 de abril y que sirvió para celebrar el 11º aniversario de su primera mayoría absoluta, el 1 de marzo de 2009. En ese marco, Casado y Rajoy defendieron el proyecto para Galicia de Feijóo, que presentaron como un "pilar fundamental" para su tierra y para el partido, según Casado.

Antes cientos de simpatizantes y la plana mayor el partido, Feijóo agradeció sus ofrecimientos para dar el salto a la política estatal, y aseguró que si en 2018 rechazó presentarse a las primarias para liderar el PP también fue "porque quería ser presidente de Galicia".

Más allá de este asunto, criticó en su intervención que el Gobierno se siente a hablar con independentistas "que se burlan" de forma constante, televisada y continuada y defendió su proyecto desde Galicia para toda España "para no caer en la división de bloques" y para demostrar "que se puede querer mucho a la tierra de uno y eso no resta ápice a querer a la tierra de todos".

"Creo en la Constitución Española, de principio a fin, en todos los que la han redactado, defendido, en todos los que han muerto por defenderla: en la Constitución, en el Estado de las autonomías, en la igualdad y en la libertad, en eso creo", dijo.

"Sánchez quiere que Galicia esté al servido de los independentistas y las extrema izquierda"

Pablo Casado, por su parte, acusó al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, de "atacar" a Galicia y a Feijóo para "imponer su visión de una España desigual, un Estado asimétrico, un revisionismo del Estado de las autonomías que resulta empobrecedor para todos".

En su intervención, Casado reivindicó la gestión de Rajoy y de Feijóo, para quien pidió "concentrar el voto" en su proyecto "tranquilo, moderado, de eficacia y con hechos", pero "no porque sea una llegada a meta, sino como un estribo para seguir avanzando" en todas las cuestiones pendientes para España, para lo que le ha ofrecido "el apoyo de todo el partido".

El presidente popular criticó que Sánchez, que ha estado en Vitoria, no haya hecho referencia a las dos personas desaparecidas tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar y, sin embargo, se haya "metido con Alberto Núñez Feijóo".

En su opinión, el líder del PSOE y presidente del Gobierno "quiere que la otra nacionalidad histórica (Galicia) esté al servido de los independentistas y las extrema izquierda" y por eso "ataca a Galicia, ataca a Feijóo".

Casado defendió la "identidad compartida" de los gallegos y advirtió al Gobierno y a sus socios de que el PP no va a permitir que usen a Galicia "como moneda de canje en su hoja de ruptura de la igualdad" entre españoles.

Rajoy: "No es bueno, ni en Galicia ni en ningún lugar, que los extremistas estén en los gobiernos o condicionándolos" 

En su intervención, Mariano Rajoy reivindicó los gobiernos del centro-derecha en solitario, porque es "un modelo absolutamente viable" y que "ha funcionado" en Galicia. "Porque no es bueno, ni aquí ni en ningún lugar, por alejado que esté, que los extremistas, sean quienes sean, estén en los gobiernos o condicionándolos", dijo. 

Así las cosas, cargó contra los ejecutivos "tripartitos o cuatripartitos", que van "contra la innecesaria inestabilidad de las instituciones" y ponen "en peligro la economía y el bienestar de la gente". "Luego tenemos que venir nosotros (el PP) a arreglarlo", bromeó. 

Frente a esas opciones, Rajoy quiso mostrar su apoyo a Feijóo como presidente que defiende "el orden constitucional desde Galicia, la estabilidad de las instituciones de Galicia" y "los principios de la democracia". Aseguró que si el popular consigue una cuarta mayoría , el suyo continuará siendo "un Gobierno galleguista, celoso de su autogobierno" y "de la ley y las instituciones". 

El expresidente recordó la victoria electoral de 2009, tras cuatro años de un bipartito de PSOE y BNG, y aseguró que supuso "el primer escalón" para la "recuperación" del PP, que volvería al Gobierno de España con una mayoría absoluta en 2011. "Esas elecciones merecen tener un sitio en la historia de nuestro partido y también en la de Galicia", dijo. 

Casado y Rajoy arropan a Feijóo, "un pilar fundamental" para...
Comentarios