lunes. 03.08.2020 |
El tiempo
lunes. 03.08.2020
El tiempo

El DOG publica las condiciones de adhesión de los concellos a la nueva planta de compostaje de Sogama

Vertedero de Sogama en Cerceda. AEP
Vertedero de Sogama en Cerceda. AEP

La instalación, ubicada en Cerceda, cuenta con una inversión de 2,5 millones de euros

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este martes las condiciones de adhesión de los ayuntamientos a la nueva planta de compostaje industrial de Sogama, construida en la escombrera de residuos no peligrosos de Areosa, en Cerceda, y en la que se realizó una inversión de 2,5 millones de euros.

Con la orden publicada este martes, se regula la operativa, la funcionalidad y el protocolo de uso de una instalación creada para poner en valor la fracción orgánica procedente de los programas municipales de recogida selectiva de residuos, incrementando los porcentajes de recuperación en la línea de los objetivos europeos, nacionales y autonómicos de reciclaje.

Una vez esté en funcionamiento, la planta prestará servicio a aquellos municipios que se encuentren emplazados en un radio máximo de 45 kilómetros, y hasta completar su capacidad de tratamiento, dimensionada para unas 15.000 toneladas anuales.

El período de adhesión se estipula en cinco años, un plazo que según recoge la orden, podrá verse prorrogado por las partes de común acuerdo.

El documento, enmarcado en la disposición adicional segunda de la Ley de fomento de la implantación de iniciativas empresariales en Galicia, concreta distintos aspectos administrativos y técnicos a tener en cuenta en la relación contractual a formalizar entre Sogama y los ayuntamientos adscritos.

Dado que los entes locales tendrán que organizar por sus propios medios la logística de recogida y transporte de la materia orgánica, habilitando para esto los contenedores específicos necesarios y encargándose igualmente de llevar a cabo campañas de información, formación y concienciación ciudadana, el canon unitario por este concepto se fijará, para este año 2018, en 45 euros por tonelada de materia orgánica, contemplándose su actualización anual con el IPC correspondiente.

El objetivo es que los ayuntamientos cuenten con los medios necesarios para alcanzar los beneficios ambientales, económicos y sociales que trae consigo un programa de autocompostaje, que busca "menores emisiones de CO2 al reducir la frecuencia de recogida y transporte de los contenedores convencionales, una merma del importe de la factura a pagar a Sogama y la recuperación de una práctica tradicional en el rural gallego, como es la segregación de la materia orgánica para alimento del ganado o elaboración de abono natural".

El DOG publica las condiciones de adhesión de los concellos a la...
Comentarios