lunes. 18.11.2019 |
El tiempo
lunes. 18.11.2019
El tiempo

Myriam Garabito: "La falta de tiempo de calidad con los padres puede provocar problemas de salud mental al niño"

Myriam Garabito (Madrid, 1970). XESÚS PONTE
Myriam Garabito (Madrid, 1970). XESÚS PONTE
La  presidenta de Unicef Galicia llama a políticos, empresas y a "la sociedad en su conjunto" a facilitar la "conciliación real" entre vida profesional y vida familiar

Ante las nuevas elecciones, Unicef renueva su campaña para recoger firmas y presentar a los políticos una serie de medidas para favorecer la conciliación entre lo laboral y lo personal. Un tema decisivo para el desarrollo de los niños, para garantizar una vida saludable e incluso para paliar la crisis demográfica de regiones como Galicia.

¿Por qué es tan urgente mejorar la conciliación familiar y laboral? 
La conciliación atañe a toda la sociedad y es un derecho de los niños. Una sociedad sostenible pasa por que todos sus individuos puedan disfrutar de una vida laboral que le permita pasar tiempo de calidad con su familia y para ocio. Es fundamental que esto se facilite desde varios ámbitos: que el Estado legisle, que las empresas implanten medidas para que no se penalice la paternidad y la maternidad.... 

¿Puede ser más importante para los niños que para los adultos? 
Está comprobado que la escasez de este tiempo de calidad puede tener efectos en el desarrollo de los niños, que son nuestro capital más valioso. Hay estudios que demuestran que esta falta de dedicación puede llegar a ocasionar problemas de salud mental: depresiones, personalidades compulsivas, trastornos de personalidad en casos más graves... Todo esto se podría evitar si durante la infancia, la etapa más importante, estuvieran acompañados y tuvieran presente ese referente para el desarrollo cognitivo que son el padre o la madre. 

¿Por qué en España hay un 32% de trabajadores descontentos con su conciliación y en Europa un 20%? 
Porque las políticas públicas colocan a España en el puesto 14 de los 31 países ricos que analizamos. Se sabe que dos de cada tres padres piensan que están menos tiempo del que deberían con sus hijos. Hicimos un experimento con seis familias y, al preguntarle a los hijos qué echan de menos, lo que quería la mayoría era pasar más tiempo con sus padres. No más horas. No solo estar. Tiempo de escucha, de ocio. El impacto que le provocó a sus padres es digno de ver. 

Unicef propone tres medidas. 
Una ley de permisos de paternidad y maternidad iguales, obligatorios e intransferibles que contemple tramos de disfrute que no tengan por qué ser obligatoriamente simultáneos entre padre y madre, de acuerdo con la directiva de la Unión Europea, y que haya esa corresponsabilidad entre ambos. Luego pedimos la extensión de los permisos de maternidad a un mínimo de 6 meses, según recomienda la Organización Mundial de la Salud, para promover la opción de la lactancia exclusiva durante el primer medio año de vida. También pedimos incentivos fiscales, bonificaciones y premios a las empresas que promuevan medidas de conciliación familiar, tanto en la racionalización de horarios como en la seguridad laboral, modelos más flexibles de trabajo o la reducción de horas extra, enfocado a que la paternidad o la maternidad no se penalice. Son medidas implementadas en muchos países del entorno, no pedimos nada que no se pueda hacer. Estuve en unas jornadas para directivos de recursos humanos de empresas de alto nivel y las medidas de conciliación se aplican sin que afecten al rendimiento. 
 

Hicimos un experimento con seis familias y, al preguntarle a los hijos qué echan de menos, lo que quería la mayoría era pasar más tiempo con sus padres


Quizás sea más difícil en una pyme. 
Todo es cuestión de organizarse y establecer con sensibilidad horarios y turnos que se adapten al trabajo.

Y aún persiste el presencialismo.
Trabajar por objetivos es un concepto que todavía no se ha implantado en las empresas y así no se logrará saber si es efectivo. Hay que romper pequeñas barreras para conseguir grandes logros. Por eso esta es una campaña no solo para los padres, porque hay muchos que deciden no serlo porque no tienen un entorno laboral que lo favorezca, un tema muy relevante en Galicia por su problema demográfico. 
 

Tiene que haber un cambio cultural para conseguir que hombres y mujeres tengan el mismo papel como progenitores y como cuidadores.


La campaña surgió para las elecciones de abril. ¿Los partidos mostraron compromiso con esta idea?
Todos lo llevaban en sus programas, es un tema que tienen claro que han de apoyar con medidas. 

¿Se puede ser optimista entonces? 
Entiendo que sí. Hubo un primer avance con el decreto sobre los permisos de paternidad, pero se hablaba de pasar a 16 semanas y nuestro objetivo es más ambicioso. 

Este desequilibrio sigue afectando especialmente a la mujer. 
Por su rol social, todavía abarca el 73% de las actividades y servicios de cuidados. Tiene que haber un cambio cultural para conseguir que hombres y mujeres tengan el mismo papel en este sentido, como progenitores y como cuidadores.

Myriam Garabito: "La falta de tiempo de calidad con los padres...
Comentarios