jueves. 19.09.2019 |
El tiempo
jueves. 19.09.2019
El tiempo

Feijóo propone una convocatoria extraordinaria de MIR para atención primaria

Núñez Feijóo, durante su comparecencia en la comisión. AGN
Núñez Feijóo, durante su comparecencia en la comisión. AGN

Ha realizado este anuncio en el transcurso de su comparecencia ante la comisión de investigación sobre el impacto de los recortes en la sanidad gallega

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado hoy su intención de proponer, en la próxima reunión de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud, una convocatoria extraordinaria de 1.000 plazas de MIR para paliar el déficit existente de profesionales de atención primaria.

El presidente gallego ha realizado este anuncio en el transcurso de su comparecencia ante la comisión de investigación sobre el impacto de los recortes en la sanidad gallega, a la que ha acudido esta mañana para defender su gestión a lo largo de los últimos diez años y en la que ha trazado la línea a seguir para solventar los problemas actuales del sistema.

La mayor parte de medidas anticipadas por Núñez Feijóo han estado relacionadas con la mejora de la atención primaria y han coincidido con los bloques tratados por los grupos de trabajo creados por el Servicio Gallego de Salud (Sergas) con profesionales de todas las categorías.

Así pues, el mandatario autonómico ha apostado por la creación de un director de atención primaria en cada área sanitaria, por definir y clarificar un nuevo modelo de roles profesionales, por agilizar la relación de este servicio con la atención especializada, por primar la permanencia en plazas de difícil cobertura, por una ponderación más adecuada de los cupos de pacientes a cargo de cada facultativo o por estimular la formación e innovación en primaria; entre otras medidas.

A lo largo de su comparecencia, Núñez Feijóo ha reiterado una idea central: que Galicia cuenta actualmente con la sanidad más dotada y valorada de su historia, aunque no por ello deja de ser un servicio "mejorable" que debe seguir siendo una "obra de todos" los gallegos.

De este modo, se ha querido distanciar de las duras críticas proferidas en fechas recientes por las fuerzas de la oposición y por ciertas asociaciones, a las que ha acusado de practicar una "premeditada descalificación global de la sanidad gallega", que no deja de ser -ha asegurado- "uno de los mayores logros colectivos de Galicia como pueblo".

El jefe del Ejecutivo gallego ha querido distinguir entre las críticas "que pretenden mejorar el sistema" y otras "que pretenden destruirlo" en base a la "errónea idea de que todo está mal" y que dan pie a un relato "al margen de la verdad", como el que ha amparado la creación de esta comisión de investigación.

Además, Núñez Feijóo ha denunciado en su intervención la actitud mostrada por la oposición al abandonar este órgano por las discrepancias existentes con el plan de trabajo aprobado en solitario por el PPdeG, lo que -a su juicio- muestra escaso respeto por la labor del Legislativo gallego y por todos aquellos a quien representa.

Según el titular de la Xunta, estos grupos están actuando en base al "mismo catastrofismo" mostrado anteriormente en otras materias como educación y justicia y "con las mismas mentiras" que entonces, ya que no buscan "la mejora de nada" sino la "denigración reiterada de todo".

Mientras tanto, Núñez Feijóo ha optado por elogiar el funcionamiento del sistema sanitario y, para ello, ha decidido repasar numerosos indicadores de actividad como el número de intervenciones quirúrgicas, trasplantes o consultas hospitalarias, todos ellos en máximos históricos.

"Son datos objetivos y, con ellos en la mano, cabe preguntarse si alguno puede creer que estas cifras se podrían alcanzar con una política basada en el recorte asistencial, como defienden desde la oposición. Es evidente que no", ha sentenciado.

Del mismo modo, el presidente de la Xunta ha subrayado que "no fue sencillo" garantizar la dotación necesaria para el sistema durante el tramo más duro de la crisis y se ha congratulado porque su gobierno fuese capaz "de blindar e incluso de mejorar" los servicios públicos durante esta etapa, terminada con un mayor peso de la sanidad en el PIB autonómico.

Núñez Feijóo le ha atribuido el mérito de este logro tanto al resto de departamentos de la Administración por su generosidad en favor del de Sanidad, a los pacientes por aceptar adoptar conductas más sostenibles y, especialmente, a los profesionales del sistema que "ejercieron su labor con sueldos congelados, sin extras o con menos días de libre disposición" que ahora se le restituyen.

Llegado a este punto, el máximo responsable del Gobierno gallego ha comparado la situación actual con la vivida hace una década con su llegada al cargo para zanjar que, hoy en día, Galicia dispone de más fondos para sanidad, más profesionales e infraestructuras, una situación -ha añadido- anómala en muchas otras autonomías.

"Cuando los globos se hinchan de forma artificial, con mentiras y con engaños, se acaban desinflando y antes o después caen por su propio peso", ha agregado Núñez Feijóo, que se ha comprometido a seguir "exactamente como hasta ahora" para conseguir "dar más y mejores prestaciones públicas a los usuarios" de la sanidad gallega.

El mandatario autonómico también ha comentado en su discurso los dos temas referenciados expresamente en el título de la comisión de investigación, la muerte de los pacientes de hepatitis C y el fallecimiento de un hombre sin atención médica el pasado verano en el PAC de A Estrada, y, sobre el primero de ellos, ha insistido en que Galicia fue "una de las primeras Comunidades autónomas" en "activar estos tratamientos" que han beneficiado a miles de personas, además de negar que se dilatase el acceso a los fármacos por motivos de ahorro.

En lo referente al caso de A Estrada, ha manifestado que este es "uno de los centros de salud mejores de España" y que "el mismo fin de semana que sucedía el caso" se atendieron en Galicia 14.000 urgencias en los PAC y se practicaron 151 intervenciones quirúrgicas, muestra de que no fue un problema de dinero lo que motivó la falta de un facultativo en el complejo.

El presidente de la Xunta ha concluido su comparecencia señalando que la sanidad "siempre será una obra inacabada", pendiente de nuevas infraestructuras o tratamientos, y reclamando un pacto a nivel estatal para salvaguardar la viabilidad del sistema público, instante en el que ha apelado también a la responsabilidad en este apartado del propio Gobierno central.
 

Feijóo propone una convocatoria extraordinaria de MIR para atención...
Comentarios