jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

Los independentistas juzgados, sobre los homenajes a presos: "Era una muestra de cariño"

Los acusados de Causa Galiza, en la Audiencia Nacional. FERNANDO VILLAR
Los acusados de Causa Galiza, en la Audiencia Nacional. FERNANDO VILLAR
El BNG defiende su "apuesta clara e inequívoca por el uso de vías exclusivamente políticas, democráticas y pacíficas"

Investigadores del juicio que se celebra esta semana en la Audiencia Nacional contra una docena de independentistas gallegos por "ensalzar" y "justificar" el ideario de Resistencia Galega han situado el origen del Día da Galiza Combatente, cuyas celebraciones del 11 de octubre de 2014 y 2015 son objeto del proceso, en el homenaje a dos terroristas fallecidos. 

Los independentistas gallegos Alfonso García e Iria Calvero han comparecido este martes, durante la segunda sesión del juicio, después de que el lunes lo hicieran los otros diez acusados: Juan José Pérez Lorenzo, Salvador Gómez Crespo, José Antonio Fernández, Óscar Gómez, Borja Mejuto, Enrique Torres, José Antonio González Maceiras, Antón Arias Curto e Isabel Iglesias, como miembros o simpatizantes de Causa Galiza; y Uxio Caamaño, otro integrante de Ceivar. 

Los hechos investigados giran en torno a los actos celebrados en 2014 y 2015 con motivo del 11 de octubre, Día da Galiza Combatente. La Fiscalía reclama para los doce acusados penas de entre cuatro y doce años de cárcel por delitos de integración en una organización criminal para la comisión de delitos de enaltecimiento de una organización terrorista y enaltecimiento del terrorismo, y pide también que se disuelvan las dos entidades independentistas: Causa Galiza y Ceivar. 

En esta segunda sesión también han comparecido una serie de funcionarios para testificar sobre el Día da Galiza Combatente de esos dos años, una celebración que, según ha indicado uno de ellos, comenzaron a investigar a raíz de la sentencia de 2014 que declaró organización terrorista a Resistencia Galega. 

De acuerdo con este testigo, el 11 de octubre es elegido como el Día da Galiza Combatente porque en ese mismo día de 1991 murieron Lola y Pepe, "dos terroristas del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive", al estallar un artefacto explosivo que iban a colocar en la discoteca Clangor de Santiago de Compostela, lo que dejó un tercer muerto y más de 50 heridos.

El 11 de octubre se "institucionalizó" en el año 2000 con la celebración conjunta de dos entidades independentistas, Primeira Linha y Ami –dedicada a captar combatientes para Resistencia Galega, conforme a dicha sentencia–. En 2004 se produce una "escisión" y "Ami lo celebra en solitario hasta 2013", ha relatado el funcionario. A raíz del citado fallo, Ami se "autodisuelve" y "entonces Causa Galiza se hace cargo de la celebración". 

"Consideramos que, como enaltecimiento que se hacía de la figura de esos dos terroristas fallecidos, (estos festejos) podrían constituir delito y (...) plasmamos todo el devenir de las distintas organizaciones independentistas hasta constituir Causa Galiza como un embrión de partido político", ha ilustrado.

MÉTODOS DE LUCHA. La Fiscalía ha traído a colación un informe incautado en uno de los registros realizados en el marco de la investigación en el que se hace referencia a una reunión entre el Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Causa Galiza y se alude a "posiciones históricamente divergentes" entre ambos por los métodos de lucha. 

El dirigente del BNG Bieito Lobeira ha confirmado que esa reunión tuvo lugar, pero ha rechazado el contenido de ese informe, precisando que la fecha está mal, puesto que el encuentro tuvo lugar en 2013, no en 2012 como refleja, y que no se habló del recurso a la violencia como método de lucha por parte de Causa Galiza. 

"Desde el BNG mantenemos una apuesta clara e inequívoca por el uso de vías exclusivamente políticas, democráticas y pacíficas (...) Y a la hora de mantener relaciones con Causa Galiza partimos de esa misma base", ha sostenido. 

Tanto Lobeira Domínguez como Xavier Vence, otro dirigente del BNG que ha testificado este martes, han sostenido que el objetivo de la reunión era que el partido político presentara a Causa Galiza y otras organizaciones "la idea de crear una plataforma de carácter cívico, abierta a todos los sectores del nacionalismo, (...) para defender los intereses de Galicia". 

Los nueve miembros y simpatizantes de Causa Galiza que declararon el lunes en la sesión inaugural defendieron que los actos en los que participaron habían sido comunicados previamente a la Delegación o a la Subdelegación del Gobierno y que se desarrollaron sin altercados. 

Así, Pérez Lorenzo definió a Causa Galiza como "una plataforma amplia a favor de la soberanía nacional, de los derechos de determinación de Galicia, en la que estaban integradas multitudes de organizaciones políticas, sociales y personas a título individual".

ACTOS A FAVOR DE CONDENADOS POR VIOLENCIA. Por su parte, García y Calvero –que se han declarado no culpables– han explicado que ambos ejercieron como "simpatizantes" de Ceivar hasta 2014, cuando pasaron a formar parte de lo que el primer acusado ha definido como "un organismo antirrepresivo que denuncia la represión del Estado español en Galicia" y defiende los derechos de las personas afectadas por esta supuesta represión, "sobre todo del independentismo". 

Según ha expuesto la Fiscalía, los dos figuran en documentos internos de Ceivar como personas responsables de la organización en distintas comarcas gallegas y participaron en actos de homenaje a presos excarcelados antes de 2014, si bien ellos han matizado que hasta su incorporación formal lo hicieron "a título personal". "Yo soy una persona solidaria desde hace muchos años (...) Es posible que aparezca en algún papel como contacto para alguna campaña o algo así", ha justificado Calvero. 

García ha reconocido que ha participado en actos de recibimiento a personas condenadas por delitos de violencia, entre ellos el celebrado el 13 de mayo de 2017 con motivo de la excarcelación de Antón Santos Pérez, dirigente de Resistencia Galega. "Es una muestra de cariño a alguien que sufrió una condena, que acaba de salir de la cárcel y que consideramos que sufrió una condena doble o mayor por ser presos políticos", ha dicho sobre este tipo de eventos. 

También ha afirmado que Ceivar ha asumido la defensa legal y ha hecho seguimiento de la situación penitenciaria de personas condenadas por delitos violentos, como pertenencia a banda armada. "No hacemos juicios de valor" sobre los ilícitos cometidos, ha apostillado. 

Sin embargo, ha negado en todo momento que él hiciera llamamientos concretos a la violencia en los actos a los que asistió y ha subrayado que Ceivar también se ocupa de personas señaladas por otro tipo de delitos y que sus intervenciones no siempre se refieren a situación de prisión, sino también a multas o sanciones administrativas. Según García, la violencia no es el factor común, sino "la represión española en Galicia". 

En la misma línea, Calvero ha contado que participó en el mismo acto del 13 de mayo de 2017 en honor a Santos Pérez y en otros similares, y ha reivindicado que Ceivar "es una organización que da asistencia jurídica a personas que son represaliadas por su militancia política", "principalmente independentistas", aunque ha subrayado que no hay un "requisito" en este sentido. 

Los independentistas juzgados, sobre los homenajes a presos: "Era...