lunes. 19.08.2019 |
El tiempo
lunes. 19.08.2019
El tiempo

En Marea se asoma a un nuevo cisma por un puesto de senador

Luís Villares y Manuel Lago.LAVANDEIRA JR.(EFE)
Luís Villares y Manuel Lago.LAVANDEIRA JR.(EFE)

Villares fracasa al proponer como opción de consenso a Manuel Lago y culpa a Podemos de "impor" una votación

El diputado de En Marea Manuel Lago rechazó este miércoles convertirse en el senador por designación autonómica que corresponde a la formación rupturista como segunda fuerza de la Cámara gallega. La propuesta salió del portavoz, Luís Villares, que puso sobre la mesa esta tercera vía al entender que Lago podía ser un candidato de consenso entre sus afines y el sector crítico, integrado por los parlamentarios de Podemos, EU y Anova. 

La negativa llevó a activar una votación telemática que se cerró a medianoche para elegir entre Mariló Candedo —la propuesta del Consello das Mareas, que encabeza Villares— y José Manuel Sande, el candidato que cuenta con el respaldo explícito de Podemos para representar a En Marea en la nueva legislatura en la Cámara alta y que, a todas luces, se impondrá como vencedor. Y es que la correlación de fuerzas que existe en el grupo se decanta del lado de la oposición a Villares, que solo cuenta con el apoyo declarado de tres de sus trece compañeros de filas en O Hórreo. Consciente de esto, entrada la noche la dirección de En Marea emitió un comunicado expresando su rechazo a la votación al considerarla "unha imposición de Podemos". 

En un intento por salvar la división, el magistrado en excedencia puso durante la mañana del miércoles sobre la mesa el nombre de Lago, próximo a Esquerda Unida, al entender que su figura podría contar con el "consenso" pertinente. Lo hizo tras mantener varias reuniones con el resto de diputados de su formación. 

Sin embargo y tras una breve reflexión, el economista, que es profesor en la Escuela de Relacións Laborais de la Universidade da Coruña y miembro del gabinete confederal de CC.OO., declinó postularse para ocupar el escaño al entender que el Senado no es la institución en la que mejor podría sacar rendimiento a su perfil. 

Este nuevo conflicto llega en un escenario en el que la portavocía de Villares en el Parlamento gallego está muy cuestionada precisamente por esta falta de respaldo. No hace sino evidenciar la magnitud de la división en una formación que consumó la ruptura con la presentación de candidaturas diferentes tanto a las elecciones generales como a las municipales.

En Marea se asoma a un nuevo cisma por un puesto de senador
Comentarios