domingo. 27.09.2020 |
El tiempo
domingo. 27.09.2020
El tiempo

Feijóo: "Me presento porque no puedo aceptar lo que el Gobierno hace con Galicia"

Alberto Núñez Feijóo. LUIS POLO
Alberto Núñez Feijóo. LUIS POLO
Afronta su cuarto asalto a la Xunta con buenas vibraciones, pero sin confianzas. Y lo hace para defender el estatus y la economía de Galicia de un "multipartito" estatal que ahora "pretenden mimetizarse aquí"

Arranca esta carrera con las encuestas a favor. ¿Cómo las valora?

Como lo que son, encuestas. Cualquier candidato que diga que le dan igual mentiría, pero después de algunos años uno sabe distinguir entre encuestas y urnas.

¿Y sus sensaciones?

Las vibraciones son buenas. El partido está enchufado y los dirigentes, los militantes y la calle están más interesados de lo que yo pensé, porque después de cuatro elecciones en 2019 creí que habría cierto hartazgo. Pero en estas elecciones nos jugamos algo más que la presidencia de la comunidad: nos jugamos desde Galicia ser determinantes en el modelo de Estado y la gente lo está percibiendo.

¿Hay exceso de euforia en el PPdeG? Algunos creen que con usted de candidato ya está ganado.

Es un error de principiante. A estas mismas alturas, en 2009, el presidente Touriño tenía claro que iba a seguir siendo presidente porque al PPdeG no le daba mayoría nadie. Y al final, la última semana la cosa empezó a remontar y a cambiar. No voy a cometer su error porque lo viví desde el otro lado. Las sensaciones y los estudios demoscópicos dicen que el PP está en la mayoría en este momento, pero quedan seis semanas.

¿Es más difícil ahora la mayoría absoluta que en la época de Fraga?

Sí, porque se ha fragmentado mucho el electorado en el ámbito del centroderecha y eso supone enfrentarse a un nuevo paradigma. Pero también es cierto que en los tiempos de Fraga el Gobierno de la nación era más responsable que el que hay ahora. Entonces no se ponían en cuestión debates actuales como una mesa de autodeterminación a celebrar en la Moncloa o una transferencia de la Seguridad Social al País Vasco.

Se le ve muy molesto con esta asimetría entre territorios.

Estamos hablando de autodeterminación en la Moncloa y un régimen fiscal para Cataluña, y también de unas transferencias al País Vasco: un porrón de dinero más que se detraerá del resto de comunidades. Y todo esto transcurre a la vez que aquí se nos deben 370 millones; que nos dicen que el Ave entraría en 2020 y ahora ya hablan de la primavera de 2021; que el estatuto electrointensivo se diseñó para los intereses de las empresas vascas y catalanas, ya que metieron a 400 empresas que no tenían derecho a estar y la mitad son de esas dos comunidades, mientras aquí se cuestiona la viabilidad de las hiperelectrointensivas como Alcoa... ¡Cómo no voy a estar molesto! ¡Doblemente! Lo que se nos debe no se nos paga y a los demás les dan cosas que no les deben y que financiamos los que no obtenemos ni lo que es nuestro.

En este escenario estatal parece inevitable que Galicia también tenga que hablar de sus competencias  en la próxima legislatura.

Tenemos un conjunto de competencias dentro del Estatuto que no quiebran la solidaridad del país ni la competencia exclusiva del Estado de las autonomías y lo iremos completando con normalidad. A Galicia le interesa el Estado de las autonomías, pero empezando por el Estado. Nuestras transferencias se pedirán manteniendo el Estado, mientras que las que piden País Vasco y Cataluña son para desmontar paulatinamente el Estado y convertir esas autonomías en nación. El Gobierno es un enfermo asistido y si le sacan el oxígeno parlamentario del independentismo vasco y catalán, ese enfermo tiene que convocar elecciones. Por eso me presento a las cuartas autonómicas: porque no puedo aceptar lo que se está haciendo con Galicia. Sabía que íbamos a pagar peajes, pero no tantos ni con tanta intensidad en solo ocho semanas de legislatura. ¿Quién va a levantar la mano en defensa de Galicia y los gallegos? ¿Los mismos partidos que gobiernan en Madrid: PSOE y Podemos? No. ¿Nos podemos enfrentar nosotros si es necesario? Sin duda. Y ese es el motivo por el que creo que debo de presentarme a las elecciones y que los gallegos me den instrucciones. Si me encomiendan la defensa del Estado de las autonomías y de la nacionalidad histórica gallega, cumpliré e intentaré seguir sirviendo a mi pueblo.

¿Van a levantar la mano para defender a Galicia los mismos que gobiernan en Madrid? No. Nosotros sí lo haremos

¿Cuándo toma esa decisión de repetir como candidato?

Desde la moción de censura hasta el pacto del abrazo tras las generales han ido ocurriendo cosas que han dejado un escenario distinto en España. Y ese nuevo escenario pone en riesgo el estatus constitucional y estatutario de Galicia y sus intereses económicos, especialmente de industrias que emplean a miles de gallegos. La modificación de la ley de Costas afecta al sector acuícola y al conservero; el cierre de la única celulosa de Galicia, Ence, afecta al sector forestal; nos cerraron una fábrica de aluminio primario en A Coruña y ahora nos quieren cerrar la única que queda en España, la de San Cibrao; nos van a cerrar las térmicas de Meirama y As Pontes... Yo tengo que defender los intereses de las familias gallegas y el estatus de Galicia.

¿Y cómo se soluciona eso?

Dejando las cosas como estaban cuando llegaron al Gobierno. No pedimos un trato de favor, solo que respeten lo que había: un sistema para electrointensivas que funcionó, empresas que llevan 100 años en la costa sin problemas pero que ahora obligan a retirar, no cerrar térmicas mientras se abre en otros sitios y nosotros le compramos energía a Marruecos... Esto es muy sencillo: ¡Por favor, déjennos trabajar! Los gallegos no vamos a pagar sus planteamientos ideológicos ni las mejoras para las empresas de otras comunidades.

La solución a Alcoa, Ence, conserveras y pesca y las térmicas es muy sencilla: dejar todo como estaba cuando llegaron

Feijóo. LUIS POLO

¿Será esa protesta contra el Gobierno central el eje de su campaña?

Mi campaña es explicar el proyecto que tenemos para la década 2020-2030 y rendir cuentas de la década 2010-2020. Yo tengo un proyecto para Galicia, basado en la experiencia, el rigor y en un modelo para seguir modernizando nuestra sociedad en lugar de fracturarla. Hay que explicarle a los gallegos el balance, con una economía mucho más competitiva que en 2009 y mejores servicios públicos, y también decirles que tenemos un proyecto que da estabilidad a las instituciones y con un Gobierno libre para decirle al Ejecutivo central si estamos de acuerdo o no. Es un proyecto atractivo y muchísima gente que votó a otros partidos en las generales deben ver una oportunidad y un punto de encuentro en el PPdeG.

¿Interpreta ese maltrato del Gobierno central a Galicia como un castigo electoral a Feijóo?

Si nosotros no obtenemos mayoría suficiente para gobernar, el pacto entre PSOE y Podemos se trasladará miméticamente aquí y Galicia estará callada mientras se completa la operación vasca y catalana. Por consiguiente, el PPdeG es un gran estorbo para ellos y sus socios parlamentarios. ¿Por qué? Porque no tenemos obediencia debida. Asturias y Cantabria alegan contra el estatuto electrointensivo, Castilla-La Mancha y Aragón preparan sus denuncias en los tribunales por el Iva... Todo esto acredita que Galicia no hiperactúa ni inventa nada. Un ejemplo: cuando Sánchez acudió a ver a Torra se reunió con la alcaldesa de Barcelona y le prometió 25 millones al año para asuntos culturales en la ciudad. Nosotros tenemos el Xacobeo, le pedí 100 millones y a día de hoy los traspasos del Gobierno central a Galicia para el Xacobeo son cero. Esta es la realidad de los hechos. La autovía de Lugo a Santiago está retrasada, la de Lugo a Ourense paralizada, la de A Mariña desconocida... ¿Hay alguien que sepa algo de todo esto?

Cuando un partido no tiene candidato ya demuestra el interés que tiene por la Xunta; Vox no tiene proyecto para Galicia

Tiene una reunión pendiente con Sánchez, que justo está el fin de semana en Galicia.

Siempre nos interesa que venga el presidente, el problema es que nunca vino a ningún acto institucional: todos fueron electorales salvo un día en A Toxa, pero se fue inmediatamente a dar un mitin a Vigo. Galicia para él es una plataforma electoral, no un compromiso. Que me diga fecha y hora para sentarnos: yo no le voy a mandar una carta par decirle que estoy muy ocupado.

El nuevo escenario electoral incluye opciones de voto en la derecha que antes no había. ¿Cómo está gestionando esto? ¿Qué le dice Génova?

Génova sabe que nuestro objetivo es sacar mayoría absoluta y hacemos campaña para ello; hay absoluta autonomía. Ciudadanos, que no quería sentarse con el PP y fue quien inició la moción de censura contra Rajoy, ahora cambió la estrategia y quiere hablar con el PP, lo que es buena noticia. Si lo que pretenden es que el candidato del PPdeG sea presidente, como dijeron, veremos como se puede colaborar.

¿Y cómo valora que Vox tenga listas pero no candidato?

Su planteamiento acredita que no viene a Galicia porque tenga proyecto, solo para condicionar el Gobierno. Cuando una formación no tiene ni candidato ya demuestra el interés que tiene por la Xunta. Un voto a Vox es un voto para que no gobierne Feijóo, así que a ver si somos capaces de explicar esto. Los gallegos que no quieran echar a Feijóo de la Xunta, que no voten a Vox, que en eso coincide con el PSOE, el BNG y las mareas.

¿Es un error confrontar con Vox?

No vamos a confrontar con un candidato a la presidencia de la Xunta que no existe o con un partido extraparlamentario.

¿Y cómo valora la fragmentación en la izquierda?

Una cosa muy clarividente ocurrió esta semana: la renuncia de Luís Villares a ser candidato por En Marea. Esa lista sacó más votos que el PSOE en 2016 y pudo lograr la presidencia de la Xunta si al PP le faltasen unos votos. Viendo después como acabó todo ese planteamiento, si Villares llegase a presidente... ¿cómo le hubiera ido a Galicia?

¿Y cómo ve a Caballero y Pontón?

Igual que hay candidatos a la Xunta cuya obsesión es hablar de Feijóo, yo no tengo esa obsesión. Fueron elegidos por sus partidos, Pontón de forma muy clara, y les deseo mucha suerte. Yo tengo un proyecto para Galicia y enfente hay un multipartito cuyo liderazgo es desconocido y cuyo único proyecto es que el PP no saque mayoría absoluta.

"Si se votase mañana, el PP obtendría la mayoría absoluta"

¿Cómo serán las listas del PPdeG? Renovación, continuidad o ambas.

La gente con más experiencia en todos los gobiernos de España, la que más tiempo gestionó competencias públicas y presupuestos y que cumplió todas las reglas fiscales europeas y españolas es la que trabaja en la Xunta. Ni un solo Gobierno en España tiene la experiencia de este. No es un tema menor y debe de pesar en las listas. Y tenemos a otras personas en el Parlamento que deben tener un reconocimiento a su trabajo. Pero también me gustaría sumar personas a las listas.

Está reconociendo que la campaña y los debates pueden infuir.

En campaña siempre se mueven algunos puntos, pero el PP siempre subió en porcentaje de voto y resultado electoral con respecto a las encuestas. Aunque no significa que ahora se cumpla, porque la situación hoy es más volátil.

Aceptaron el debate en los medios públicos, pero no respondió a la oferta del cara a cara del PSdeG.

¡Yo encantado! Que me diga el multipartito con quién quiere que debata y lo hacemos. No tengo inconveniente, pero no voy a cometer el error de debatir un día con uno y otro con otro.

¿Asume un riesgo al presentarse? Puede no sacar mayoría absoluta.

Hay gente que me dice que no tengo nada que ganar presentándome por cuarta vez para ser lo que ya he sido. Pero no me importa lo que gane yo; es Galicia quien tiene cosas que ganar y que perder, y por eso me presento. El multipartito que toma decisiones contra Galicia es el que quiere gobernar Galicia. Ningún presidente del Gobierno se atrevería con cosas que se atrevió este. ¿Imagina a José Blanco en un Ejecutivo que tuviese que admitir el cierre de Alcoa? Yo no. ¿Y a Paco Vázquez, Salvador Fernández Moreda o César Antonio Molina en este PSOE? Yo no.

¿Su pronóstico para el 5 de abril?

Si se votase mañana el PP obtendría la mayoría. El 5 de abril no lo sé.

"Lugo es una provincia muy sólida; no descartamos mejorar el resultado"
Balseiro, Carballo... Empiezan a sonar nombres para la lista de Lugo. ¿Es posible que estén?
Lo veremos la próxima semana, que es cuando toca. Lo que me interesa es tener un proyecto para la provincia de Lugo y someter a balance lo que hicimos, como tomar la decisión estratégica de llevar a Rozas todo lo que es innovación en aviones no tripulados, con 150 millones. Además, debemos cuidar mucho el sector agrario.

Y no olvide el tren, para no dejar a la ciudad de Lugo aislada.
Yo lo he trabajado. Presenté en Lugo la conexión con Madrid en tres horas y 47 minutos.

Tiene 8 de 14 escaños en la provincia. ¿Sería buen resultado repetir?
Lugo es una provincia muy sólida. Estoy convencido de que tenemos muchísimas posibilidades de consolidar este resultado y no renunciamos a mejorarlo.

Feijóo: "Me presento porque no puedo aceptar lo que el Gobierno...
Comentarios