viernes. 27.11.2020 |
El tiempo
viernes. 27.11.2020
El tiempo

Felipe VI recuerda ante el Apóstol a las víctimas de la pandemia y llama a la unidad

Los Reyes y autoridades ante una de las alfombras florales que han engalanado las entradas de la de San Martiño Pinario. LUIS POLO
Los Reyes y autoridades ante una de las alfombras florales que han engalanado las entradas de la de San Martiño Pinario. LUIS POLO
Los Reyes fueron recibidos entre aplausos y gritos de "¡Viva España!" ante la iglesia de San Martiño Pinario de Santiago

Los Reyes presidieron la Ofrenda al Apóstol. EFELa emergencia sanitaria de la Covid-19 ha centrado este sábado la tradicional Ofrenda al Apóstol Santiago, en la que el Rey Felipe VI ha recordado a las "miles de víctimas" de la pandemia y ha elogiado el "impagable sacrificio de los ciudadanos" que, ha añadido, deben mantener la "unidad" para "afrontar las consecuencias sociales y económicas" que todavía restan del coronavirus 

El monarca ha presidido, junto con la Reina Letizia, la tradicional Ofrenda que cada 25 de julio se realiza al Apóstol Santiago y que, en esta ocasión, ha querido hacer personalmente. Ha sido en el marco de un acto diferente tanto por las medidas de protección derivadas de la pandemia como por la propia ubicación. Un año más, la celebración ha tenido lugar en la Iglesia de San Martiño Pinario a causa de las obras en la catedral, y, en esta ocasión, no ha contado con el tradicional saludo a las autoridades ni pase de revista a las tropas en el Obradoiro. 

Además, la Covid-19 también ha estado presente en la propia Ofrenda que ha realizado el Rey, en la que ha elogiado la capacidad de los españoles para "dar respuesta a los desafíos" como este.  Felipe VI ha admitido que las problemáticas a las que se enfrenta ahora España "son enormes" y "no solo afectan a la salud o a la economía", si no "también a la confianza de las personas en el futuro que, para muchos, puede dejar de ser un hogar acogedor para convertirse en un horizonte incierto". 

El Rey sostiene que es necesario "mantenerse prudentes ante el virus" y preservar la "unidad" para afrontar sus "consecuencias sociales y económicas" 

"La crisis sanitaria provocada por la Covid-19 deja miles de víctimas cuyo recuerdo debe acompañarnos por siempre, y también situaciones angustiosas por el confinamiento", ha dicho el Rey, que ha tenido también palabras para "el impagable sacrificio de los ciudadanos en todas las esferas de actividad", que han "combinado la entrega sin límites con una profesionalidad extraordinaria". 

 Así ha afirmado que la pandemia ha abocado al país a una "encrucijada", como otras que vivió en el pasado, que requieren actuar desde "una unidad profunda en los valores compartidos" y con "solidaridad" entre las personas y territorios de España.

Los Reyes ante una de las alfombras florales que han engalanado las entradas de la iglesia y del monasterio de San Martiño Pinario. EFERECIBIDOS ENTRE APLAUSOS. Los Reyes fueron recibidos en Santiago de Compostela entre aplausos y gritos de "¡Viva España!" ante la iglesia de San Martiño Pinario, donde tiene lugar la tradicional ofrenda al Apóstol en el Día de Galicia, que no se celebra en la catedral debido a las obras. El presidente de la Xunta de Galicia en funciones, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, les dieron la bienvenida tras bajarse del coche oficial acompañados por la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, todos ellos protegidos por mascarilla.

Felipe VI  valora el compromiso de Galicia con el autogobierno y la España plural

En una de las calles aledañas, un grupo de ciudadanos ha coreado y ondeado banderas de España para expresar su apoyo a la pareja real en su visita a Galicia dentro de la gira por todas las comunidades autónomas. "¡Viva el Rey!", "¡Viva España!", han gritado, lo que ha hecho que don Felipe y doña Letizia les saludaran con la mano para agradecer el gesto.

En una mañana soleada, el recibimiento ha tenido lugar en el exterior de la iglesia, en vez de en la Plaza del Obradoiro, como suele ser costumbre, con el fin de evitar aglomeraciones en una jornada marcada por la pandemia.
Como ya ocurrió el pasado año, la ofrenda al Apóstol se celebra en San Martiño Pinario por las obras de rehabilitación que hay en marcha en el interior de la catedral compostelana. También han estado en la bienvenida el alcalde de Santiago, el socialista Xosé Sánchez Bugallo, y el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Los Reyes y las autoridades han contemplado una de las alfombras que han engalanado las entradas de la iglesia y del monasterio de San Martiño Pinario, confeccionadas con flores, conchas de berberecho y zamburiñas y otros materiales por alfombristas gallegos. A continuación, han accedido al templo por las escaleras de la fachada principal, donde les ha esperado el arzobispo compostelano, Julián Barrio, a quien los reyes han saludado con una reverencia.

Bajo los acordes del himno nacional, don Felipe y doña Letizia han recorrido el pasillo central hasta situarse ante el altar, donde a su vez se ha situado la imagen del apóstol Santiago traída desde el Museo de la Catedral.

El conjunto monástico de San Martiño Pinario, anexo a la catedral, está considerado el segundo edificio religioso más grande de España después del de San Lorenzo de El Escorial y mantiene desde sus orígenes un estrecho vínculo con el culto al Apóstol.

Tras la misa y la ofrenda, la visita se va a completar en el Pazo de Raxoi, sede del Ayuntamiento, donde los reyes van a firmar en el Libro de Oro.

Julián Barrio insta a "reconstruir el tejido económico" en base al "bien común" y a buscar también "la salud del alma"

JULIÁN BARRIO. El Arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, ha recordado por su parte que la pandemia ha hecho a la sociedad "caer en la cuenta" de que "lo esencial de la vida" es la ayuda mutua, y ha instado a "reconstruir el tejido económico" tras esta crisis sanitaria "teniendo en cuenta el bien común", así como por buscar "la salud del alma y del cuerpo" al mismo tiempo. 

En su réplica a la Ofrenda realizada por Felipe VI, el arzobispo ha iniciado su intervención recordando los duros momentos vividos a raíz de la pandemia, "un mal sueño del que deseamos despertar", y ha agradecido a los monarcas su presencia en Santiago y su preocupación por los afectados por la Covid-19. 

Monseñor pide la intercesión del Apóstol para que los gobernantes "sepan encontrar soluciones a los auténticos problemas" de los españoles 

Esta situación, ha dicho monseñor Barrio, ha hecho a la humanidad "salir de su burbuja" y "caer en la cuenta de lo esencial de la vida y de la urgencia de ayudarnos mutuamente". "Cuando teníamos todas las respuestas, de la noche a la mañana, nos han cambiado las preguntas", ha añadido el arzobispo, que ha recordado como estos momentos han hecho más necesaria "la ternura humana" y el acompañamiento. 

A renglón seguido, Julián Barrio ha pedido la intercesión del Apóstol para "superar esta pandemia" y para librarse "de otra no menos hiriente en la condición humana como es la vida sin sentido, sin esperanza y sin amor". "En medio de todo, el Señor nos ha recordado que está con nosotros y que, tal vez, nuestra fe es poca", ha replicado, tras lo que ha recordado que precisamente la fe "libera del miedo", da "esperanza" e "interpela a los desencantados". 

Felipe VI recuerda ante el Apóstol a las víctimas de la pandemia y...
Comentarios