jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

Se enfrenta a 17 años de prisión por matar a un vendedor ambulante en Cabana de Bergantiños

El acusado disparó en varias ocasiones contra un padre y su hijo, que regentaban un puesto de hamburguesas en la fiesta de San Fins de Castro, después de que lo vieran discutir con una mujer

La Audiencia Provincial de A Coruña acoge este martes un juicio contra un hombre, acusado de homicidio en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas, por disparar con una escopeta a un padre y su hijo, que regentaban un puesto ambulante de venta de hamburguesas en una fiesta en Cabana de Bergantiños.

Los hechos ocurrieron el 1 de agosto de 2013 durante la fiesta de San Fins de Castro, donde Daniel V.R. estaba discutiendo con una mujer, lo que llamó la atención de Jesús L.E., que regentaba un puesto ambulante de venta de hamburguesas, al que el joven acusado preguntó en un tono elevado "¿qué miras?", según detalla el escrito de acusación de la Fiscalía.

Seguidamente, el acusado propinó un puñetazo en la cara a Jesús L.E., que se defendió hasta que su padre, Jesús L.N. y otras personas que se encontraban en el lugar consiguieron separar al procesado del agredido, que sufrió varias contusiones en la mano, la barbilla y ambos costados.

El presunto agresor abandonó el campo de la fiesta manifestando a los allí presentes que "los iba a matar" y dos horas después regresó con una escopeta semiautomática de repetición, para la que carecía de la obligatoria licencia, cargada con cartuchos de perdigones.

Al llegar al campo de la fiesta se dirigió hacia el puesto de hamburguesas de la familia de J.L., donde encontró a padre e hijo, a los que apuntó y seguidamente disparó a corta distancia, alcanzando en pleno abdomen a Jesús L.N, en cuyo cuerpo se encontraron más de 50 perdigones.

Con la "misma intención homicida", prosigue la Fiscalía, el acusado volvió a apuntar esta vez a Jesús L.E., que empezó a correr campo a través y al que el acusado disparó al menos en otra ocasión sin alcanzarlo.

Tras estos hechos, abandonó el lugar en un vehículo pero fue detenido por agentes de la Guardia Civil en Ferrol dos días después.

La Fiscalía solicita para él una condena de 17 años y nueve meses de prisión por intento de homicidio, la prohibición de acercarse a las víctimas y de tenencia de armas.

Se enfrenta a 17 años de prisión por matar a un vendedor ambulante...
Comentarios