jueves. 21.11.2019 |
El tiempo
jueves. 21.11.2019
El tiempo

Sinaí Giménez eludirá la cárcel tras pactar con la Fiscalía

Sinaí Giménez y otros miembros del clan llegan al juzgado. JAVIER CERVERA
Sinaí Giménez y otros miembros del clan llegan al juzgado. JAVIER CERVERA

El juicio, rodeado de un amplio dispositivo de seguridad, se resolvió con un acuerdo de conformidad: cinco condenados eludirán la prisión y siete de los acusados fueron absueltos

Sinaí Giménez, rey de los gitanos, evitará el ingreso en prisión tras el juicio que se celebra en la mañana de este lunes en Pontevedra. El líder de Los Morones aceptó, tras consultar con los ancianos de su clan, cuatro penas de un año de cárcel por otros tantos delitos de lesiones que, en virtud de la última reforma del Código Penal, no acarrearían el ingreso en un centro penitenciario.

El pacto está pendiente de ser ratificado en la sala de vistas por parte de los procesados, una vez que se redacte con el beneplácito de los letrados de los cinco morones y los siete zamoranos acusados de protagonizar una brutal reyerta en el Mercadillo de Cangas. 

Se espera que Giménez y el resto de acusados reconozcan los hechos y suscriban los acuerdos por la vía de la conformidad a última hora de la mañana de este lunes.

LLEGADA. Sinaí Giménez, el denominado rey de los gitanos, proclamó este lunes su inocencia a las puertas del juzgado de A Parda de Pontevedra, donde arranca el juicio por la reyerta en el mercadillo de Cangas ocurrida en octubre de 2015 entre el clan de Los Morones y el de los zamoranos.

El líder de Los Morones descargó las responsabilidades en los Zamoranos y proclamó su inocencia en los exteriores de la sede judicial. Las partes negocian en el interior de la sala antes del inicio de la sesión plenaria.

"Sinaí Giménez no es ningún delincuente", ha afirmado. "No sé por qué tanta alteración, Sinaí Giménez no es ningún delincuente", ha señalado el propio procesado para añadir que "no tiene antecedentes penales". "Sinaí no pegó a nadie", ha dicho, para insistir en que acudirá a todos sus juicios "tranquilo, a defenderse como cualquier ciudadano español". 

"Le pegan a mi madre, yo voy a levantarla y no me dejan levantarme del suelo, me pegan cuatro golpetazos y allí me quedé tieso. Gracias a la Guardia Civil no estamos muertos", ha relatado en relación a lo sucedido en Cangas, que atribuye a que "fue organizado" porque los 'zamoranos' "sabían que solo estábamos tres o cuatro gitanos gallegos". 

FISCALÍA. La Fiscalía pide penas que suman 35 años de cárcel para una docena acusados . El Ministerio Público responsabiliza directamente de la multitudinaria pelea -en la mañana del 16 de octubre de 2015- a 12 feriantes gitanos: siete del grupo conocido como zamoranos y otros cinco de los gallegos.

Según el escrito de acusación, Sinaí Giménez inició una discusión con el también acusado Enrique L.S. porque éste había instalado su puesto de venta en el mercadillo de Cangas ocupando dos metros más de extensión.

La madre de Sinaí, Flora J.G., también le recriminó esa actuación y fue golpeada con la tarima del puesto en un costado. A partir de ahí se inició una reyerta con golpes de barras de hierro, empujones y otros ataques, en la que se implicaron más varias personas, entre ellas los 12 acusados, y otros familiares de uno y otro bando que acudieron a auxiliar a los heridos y que fueron, a su vez, golpeados.

Como consecuencia de la violenta discusión resultaron heridos de diversa consideración varios feriantes, tanto del grupo zamorano como de la familia de los Morones. La Fiscalía atribuye a los acusados diferentes delitos de lesiones.

Sinaí Giménez eludirá la cárcel tras pactar con la Fiscalía