sábado. 07.12.2019 |
El tiempo
sábado. 07.12.2019
El tiempo

Unha xornada de "pánico e medo" en Rianxo

Veciños de Rianxo fuxen das lapas.LAVANDEIRA JR. (Efe)
Veciños de Rianxo fuxen das lapas.LAVANDEIRA JR. (Efe)

Varios veciños deciden abandonar as súas casas a pesar de non ser desaloxados, mentres que outros resisten: "Hai que axudar"

"Pánico" e sobre todo "medo" son as palabras que máis repiten os veciños dos lugares de Meiquiz e Cabanas, na parroquia de Leiro do concello coruñés de Rianxo, ao ver que se aproxima cada vez máis ás súas casas o incendio que afecta xa a case 850 hectáreas nos municipios de Dodro e Rianxo.

E non é para menos. O aire é case irrespirable, sobre todo para os máis pequenos. Así, varias veciñas aseguraron a Europa Press, mentres fuxían das súas vivendas, que "as casas non importan", porque o importante "é que os nenos (de apenas un ano) non respiren isto".

Con todo, as administracións non lles pediron que deixen os seus fogares, polo menos aínda. Aínda que si se desaloxaron, por culpa do fume, o instituto Félix Muriel e a escola unitaria do lugar de Rañó, en Rianxo.

Pero os habitantes séntense "impotentes". Josefina Sousa, veciña do lugar, lamentou "a vergoña" que supón que estea a arder o monte. "Tiña que haber un ente público que obrigase a limpar esas zonas. Moitas leiras non son dos veciños. Se se lles mandase limpar isto non pasaría", sentenciou Sousa a Europa Press.

DEJA VU

Nesta situación, subliñou sentir unha sensación de Deja Vu, xa que, apenas hai 13 anos xa viviran unha situación moi similar á beira das mesmas casas.

"Aínda lembro o incendio do 2006. Nunca esquecerie aquel 6 de agosto. O medo é o mesmo, porque tamén case chegou ás casas", relatou Sousa, que con máis de setenta anos xa sufriu varios incendios ao longo da súa vida.

Pola súa banda, outros deciden quedar. "Como nos imos a ir de aquí? Non imos deixar as nosas casas. Aquí temos todo", explicaron. Desta maneira, decidiron quedar, xa que, segundo relataron, "hai que axudar" no que sexa posible, polo que trataron de organizarse para axudar aos servizos de emerxencia na extinción do lume.

Outros defenden os seus negocios, como foi o caso dos donos dunha granxa con máis de 20.000 pitos situada no lugar de Cabanas que, coa axuda da Garda Civil, humedeceron a zona para evitar que as chamas chegasen ás instalacións.

VENTO

Así mesmo, moitos veciños alertan do "perigo" que é posible que corran as súas vivendas se o vento non cesa. "De momento aínda podemos seguir en casa. Pero o aire está a facer que o lume se propague moi rápido e os bombeiros teñen que desprazarse a moitos sitios", lamentaron.

El incendio más voraz de los cuatro que se encuentran activos en Galicia, el que afecta a los municipios coruñeses de Rianxo y Dodro, ha quemado ya 850 hectáreas, según las primeras estimaciones, y ha obligado a cortar la concurrida autovía del Barbanza. Por su cercanía a viviendas, la Xunta ha activado formalmente la denominada situación dos, que hace referencia a la presencia de casas en su perímetro, algo que ocurre con el lugar de Meiquiz. El instituto Félix Muriel y la escuela unitaria del lugar de Rañó han sido evacuados debido al humo existente.

El fuego se inició a las ocho de la tarde de este lunes en el lugar de San Xoán de Laíño, en Dodro, y en su control trabajan doce agentes, nueve brigadas, seis motobombas y dos palas, ha informado en un comunicado la Consellería de Medio Rural.

Por su parte, el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, ha afirmado a declaraciones a Efe que esta ardiendo todo el terreno forestal del municipio, a excepción de la parroquia de Araño. Destaca el regidor, que las parroquias más afectadas están siendo las de Burés y Rianxo, donde las llamas han obligado a ejecutar labores urgentes de desbroce debido a la proximidad de las llamas a las casas y el denso humo que las asola. 

En el control de las llamas han colaborado cuatro aviones y siete helicópteros, además de los medios terrestres. 

Por su parte, el Gobierno ha informado de que unos 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se desplazarán a Galicia –con una sección de un centenar de personas y otra similar de relevo– para colaborar en las tareas de extinción.

Se encuentran en el incendio de la zona de Rianxo agentes del Seprona de Noia y del subsector de Tráfico, así como dos patrullas de Boiro y Padrón, han informado fuentes de la Guardia Civil.

EL VIENTO ALIENTA LA PROPAGACIÓN. El viento en la zona se mantiene en los 30 kilómetros por hora de forma sostenida, con alguna ráfaga que ha superado los 40 km/ h. Un portavoz de MeteoGalicia ha explicado a Europa Press que la situación se ha mantenido en las últimas horas.  La predicción dice que "el viento no va a cambiar" hasta la jornada del miércoles y se mantendrá noreste, de intensidad "moderada", con ráfagas puntuales que podrán superar los 40 km/ h. "Es un viento suficientemente intenso para una situación complicada", ha explicado el portavoz. El miércoles va a haber una "mejoría", con vientos más flojos, aunque lo peligroso de la situación es la "poca humedad" dado que no se registran precipitaciones desde hace ocho días. 

AS PONTES. El parte oficial indica que los dos fuegos declarados en la localidad de As Pontes de García Rodríguez, en la parroquia del Freixo, que arrasaron unas quince hectáreas han sido extinguidos. El fuego se desencadenó en dos puntos distintos de la misma parroquia, por lo que se investiga si ha sido intencionado, señala la nota.

Uno de los focos se inició cuatro minutos antes de las diez de la noche de este lunes y quedó extinguido cerca de las dos de la madrugada y el otro comenzó a las 23:46 y para su apagado trabajan cuatro agentes, otras tantas motobombas y siete brigadas.

LOUSAME. Por último, a las 7.10 de esta mañana quedaron estabilizados tres focos localizados en el ayuntamiento coruñés de Lousame, en la parroquia de Tállara, que se iniciaron de manera simultánea la pasada medianoche, por lo que igualmente se cree que ha sido provocado.

Tales focos se unieron con un cuarto, este ya en el municipio de Noia, en el lugar de Argalo, que está también controlado. En conjunto, han dañado a una superficie de 78 hectáreas, 73 de monte arbolado y 5 de raso.

La Consellería de Medio Rural ha informado, asimismo, de que ha quedado extinguido un incendio que arrasó 83 hectáreas de monte raso en la parroquia de O Burgo, en el municipio lucense de Muras. Este fuego había comenzado a última hora de la tarde del pasado domingo y quedó extinguido a última hora de la tarde de este lunes, según precisa Medio Rural.

Las quemas de rastrojos forestales y restos agrícolas están prohibidas desde ayer como consecuencia del elevado riesgo de incendios debido al anticiclón que pesa sobre Galicia.

Unha xornada de "pánico e medo" en Rianxo
Comentarios