lunes. 30.03.2020 |
El tiempo
lunes. 30.03.2020
El tiempo

Contagiosa alegría

Volkswagen Beetle Cabrio 2.0 TDi. EP
Volkswagen Beetle Cabrio 2.0 TDi. EP

Hay coches que tienen la virtud de arrancar sonrisas allá por donde pasan. El Volkswagen Beetle Cabrio es uno de ellos

Si el Volkswagen Beetle es un coche capaz de irradiar simpatía allá por donde pasa, la versión cabrio se vuelve todavía más alegre y desenfadada, aunque sin perder todas esas virtudes que hacen que este modelo sea también un coche práctico para el día a día, sobre todo, si se acompaña del motor 2.0 TDi de 150 caballos de potencia.

Con esta combinación, el Beetle no solo es un coche de marcado carácter lúdico, sino que reúne todas las características para hacer también las funciones de coche único en algunas familias.

El diseño de la actual generación del Beetle se distingue por un aspecto más musculoso que se aprecia, sobre todo, en los pasos de rueda y en una línea de techo más baja.

En la parte trasera, un alerón se encarga de conferirle un aspecto más dinámico. Llama la atención, lo bien integrada que queda la capota de lona cuando se pliega sobre el portón del maletero y es que, sin duda, la carrocería del Beetle es una en las que la configuración cabrio resulta más atractiva.

En cuanto a la capota, esta es de accionamiento totalmente eléctrico, lo que hace que la maniobra de capotar o descapotar el habitáculo resulte rápida y muy sencilla. Además, cuando se circula con el coche cerrado llama la atención el buen nivel de aislamiento sonoro que ofrece este techo de lona, incluso a velocidades altas por autopista.

El habitáculo ofrece unas excelentes plazas delanteras, con unos asientos muy confortables y con un diseño interior que conjuga lo mejor de la marca alemana en cuanto a ergonomía y calidad.

El habitáculo ofrece unas excelentes plazas delanteras, con unos asientos muy confortables y con un diseño interior que conjuga lo mejor de la marca alemana en cuanto a ergonomía y calidad.

La buena disposición de los mandos y los buenos ajustes son seña de identidad del Beetle, aunque lo que realmente destaca del diseño del salpicadero es un estética propia, lejos del estándar de la marca.

La alta línea del salpicadero y las inserciones en el mismo color de la carrocería le confieren un cierto toque clásico, en el que llama la atención la tapa de la guantera de estilo retro. 

El punto moderno viene de la mano de la pantalla del sistema multimedia, imprescindible en un vehículo actual, y sobre la que se disponen tres relojes de aspecto más clásico que informan sobre la presión tel turbo, la temperatura del aceite y la hora.

Los pasajeros de las plazas traseras irán un poco más encajonados, con un espacio bastante limitado para las piernas. Por su parte, el maletero, con 225 litros de capacidad, se aleja mucho de lo que ofrecen otros modelos compactos de similar tamaño. A pesar de ello, el espacio es suficiente para el equipaje de fin de semana de un par de adultos.

Por otra parte, el propulsor 2.0 TDi de 150 caballos encaja perfectamente con la filosofía de este modelo. Es suave y confortable de conducir gracias a su extraordinario par y sus consumos son además muy contenidos.

beetle4

Un chasis cumplidor

El Beetle no es, desde luego, un coche con ambiciones deportivas, pero aún así su chasis es una de sus grandes virtudes. El tacto de dirección resulta agradable y las suspensiones resultan firmes. El motor 2.0 TDi se muestra además muy cumplidor.

beetle3

Aire clásico, soluciones modernas

El diseño del salpicadero resulta muy acertado. Su diseño alto, la tapa de la guantera y los guarnecidos en el mismo color de la carrocería le dan un aspecto clásico, mientras que la pantalla central táctil constituye un elemento irrenunciable en un coche actual.

beetle1

Atractivo desde cualquier ángulo

El Beetle es uno de los modelos del mercado al que mejor le queda la configuración de carrocería cabrio. Circular con la capota plegada no solo constituye un placer, sino que además el techo no interfiere ni en la estética ni en su practicidad para el día a día.

beetle5

Un techo con buen aislamiento

Cuando se circula con el vehículo cerrado, llama la atención el buen aislamiento acústico que ofrece el techo de lona, comparable con el de la versión cerrada. El techo también se integra perfectamente en el diseño de este vehículo, que logra mantener ese encanto que tenía la versión clásica. 

Un compacto diferente para todo el año
Los usuarios que busquen un vehículo compacto diferente a los demás tienen en el Volkswagen Beetle su aliado perfecto. La versión cabrio potencia, además, el aspecto lúdico de un modelo que, por otro lado, es capaz de conservar el encanto de lo clásico. Para quienes las exigencias diarias no sean excesivas, el Beetle puede llegar a resultar un coche práctico y útil para todo el año. Y es que bajo su aspecto desenfadado, este modelo está rematado de una forma excelente, con una capota que ofrece un elevado nivel de aislamiento incluso cuando se circula a velocidades altas. La gama del Beetle resulta además lo suficientemente amplia como para satisfacer las exigencias de prácticamente todo tipo de conductores. Así, además de la versión diésel de dos litros y 150 caballos, este modelo ofrece también la posibilidad de elegir entre un amplio abanico de mecánicas gasolina o diésel de entre 105 y 220 caballos de potencia máxima.

FICHA TÉCNICA
Motor
Combustible: Diésel
Cilindros: 4 en línea
Cilindrada: 1.968 cc
Potencia: 150 CV
Par máximo: 340 Nm

Transmisión
Caja de cambios:
Manual, 6 vel.
Tracción: Delantera

Prestaciones y consumos 
Velocidad máxima:
200 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h: 9,3 seg.
Consumo medio: 4,6 litros

PRECIO
Desde 31.410 euros

CONCESIONARIO EN LUGO

apersa

Contagiosa alegría
Comentarios