Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

SUBARU IMPREZA

De buena familia

Subaru Impreza
Subaru Impreza

El Impreza es uno de los modelos míticos de Subaru. Ahora llega al mercado una nueva versión, con un competitivo precio final. 

Para los aficionados al automovilismo deportivo, el Subaru Impreza es un modelo mítico, gracias a los tres títulos mundiales de pilotos y otros tantos de marcas que obtuvo en el Mundial de rallyes, disciplina en la que debutó en el año 1994. 

Ese brillante currículum deportivo se ha acompañado en todos estos años con más de 3,5 millones de unidades vendidas en todo el mundo, de ellas 250.000 en el Viejo Continente y 5.500 en España, donde este modelo dejó de comercializarse en 2014.

El importador de Subaru ha decidido, sin embargo, volver a comercializar en el mercado español el Impreza, a donde llega con una única opción mecánica 1.4 de gasolina y 114 caballos de potencia y dos niveles de equipamiento.

Técnicamente, el nuevo Impreza se mantiene fiel a los principios de la marca, como son el motor bóxer (cilindros opuestos) y la tracción total. También llega con una única transmisión automática, denominada Leanertronic, de variador continuo, e incorpora un amplio equipamiento de serie, con especial atención a aquellos elementos que tienen que ver con la seguridad y la conectividad.

Una vez en marcha, queda claro que los 116 caballos de potencia que desarrolla esta versión del Impreza difícilmente van a lograr poner en apuros a un chasis que destaca por sus excelentes suspensiones, su buen tacto de dirección y su sistema de tracción integral.

Precisamente, este sistema de tracción a las cuatro ruedas hace del Impreza un coche prácticamente único en su segmento. Esta transmisión cuenta con dos sistemas electrónicos que están enfocados a mejorar la adherencia. Uno de ellos, reparte el par motor entre las ruedas de cada eje y el otro frena las interiores en curva, con el fin de reducir el subviraje. La efectividad es tal, que se echa de menos más potencia para poder disfrutar realmente de las posibilidades de esta solución a la hora de realizar una conducción puramente deportiva.

Pero además de por sus buenas sensaciones al volante, el Subaru Impreza es antetodo un coche muy funcional y confortable para el día a día. Su interior resulta amplio para viajar en familia, aunque el maletero se muestra, con 385 litros de capacidad mínima, un poco más justo que el de sus rivales más directos.

El motor  rinde de forma óptima a lo largo de toda su banda de potencia, aunque posiblemente encajaría mejor con otro tipo de cambio, ya que a veces acaba por ir más revolucionado de lo que realmente le correspondería.

En todo caso, los responsables de la marca afirman que recurrir a esta transmisión es la única opción para poder incorporar todos los sistemas que se incluyen en el paquete de seguridad EyeSight, del que forman parte el aviso de colisión, la frenada de emergencia, el control de crucero adaptativo o el aviso de salida de carril, entre otros elementos.

Esta última evolución del EyeSight está disponible de serie en las dos versiones de acabado en las que se comercializa este modelo, la Sport y la Executive.

También son de serie los siete airbags, las llantas de 16 pulgadas, los reposacabezas activos, el control dinámico de comportamiento del vehículo VDC, los anclajes Isofix, el sistema automático de cambio de luces corta a la de carretera, el climatizador automático, el ordenador de a bordo y el freno de mano eléctrico con asistente en rampa, entre otros dispositivos.

El acabado Executive añade faros adaptativos con tecnología led, antiniebla delanteros, retrovisores exteriores eléctricos plegables y térmicos, llantas de aleación de 17 pulgadas, asientos delanteros calefactables, volante y palanca de cambios forrados en cuero, climatizador bizona con activación por voz y sistema de información y entretenimiento Subaru Starlink, con cámara de visión trasera o  aviso de ángulo muerto.

080 Subaru Imprezainterior

AL VOLANTE. Una vez al volante de este modelo, el conductor se encontrará totalmente integrado en su puesto. El diseño interior, sin destacar especialmente por sus formas, resulta correcto tanto por ergonomía como por calidad de acabados. Una vez que el motor se pone en marcha, el Impreza se mueve con confort y suavidad, resultando muy agradable de conducir.

Los consumos también se muestran muy contenidos y, aunque la cifra de homologación facilitada por el fabricante, de 6,2 litros cada 100 kilómetros resulta optimista, en la práctica esa cifra de gasto no sube excesivamente. 
Los precios finales de venta, incluida la campaña de lanzamiento son de 20.400 euros para la versión Sport y 23.200 la Executive. También se puede pedir una adaptación que permite circular con GLP además de gasolina, con un coste adicional de 1.750 euros.

La virtud de dar mucho por poco dinero

Al Subaru Impreza le puede su historia en el Mundial de rallyes, en el que ha conseguido tres títulos de marcas. Con ese palmarés a sus espaldas es lógico que para muchos este modelo sea sinónimo de máxima deportividad. Pero lamentablemente esto no es así y los 114 caballos que desarrolla la única versión que se comercializa en España no llegará a satisfacer las expectativas de los conductores más dinámicos. En todo caso, el nuevo Subaru es un coche pensado para un público mucho más amplio, que busca un modelo funcional para el día a día, un toque de exclusividad, la seguridad de la tracción integral, un amplio equipamiento de serie y un competitivo precio final. Teniendo en cuenta todos estos factores, es innegable que el Impreza se convierte en una excelente opción de compra. Y es que en el mercado prácticamente no existe ningún modelo que por poco más de 20.000 euros ofrezca tracción integral, cambio automático y un paquete de sistemas de asistencia a la conducción como el que tiene el modelo nipón. A todo ello, hay que añadir además, el agrado de conducción que transmite el motor bóxer, su bajo nivel de vibraciones, su baja rumorosidad mecánica y una estabilidad a toda prueba. Lástima que dentro de todo este paquete lo único que no esté a la altura sea el cambio automático de variador continuo. Si al menos tuviese un programa con distintas relaciones prefijadas, seguro que su rendimiento ya cambiaba y mucho.

041 Subaru Impreza trasera

Una carrocería funcional

Con una longitud de 4,46 metros y una batalla de 2,67, la capacidad del habitáculo para transportar pasajeros está bien resuelta, aunque el sistema de tracción integral resta capacidad al maletero. Este se conforma con una capacidad mínima de 310 litros, un poco menos que sus rivales más directos.

080 Subaru Imprezainterior1

Calidad y conectividad

Los ajustes del salpicadero están bien resueltos y los materiales dan una buena sensación de calidad. Aunque el diseño es sobrio, el Impreza dispone ahora de tres pantallas digitales para funciones como la conectividad.

027 Subaru Impreza lateral

Excelente en carretera

Las excelentes cualidades del chasis junto con el sistema de tracción integral, hacen que el comportamiento en carretera del Impreza resulte excelente. Desde luego, podría aceptar muchos más caballos.

FICHA TÉCNICA
Motor
Combustible: Gasolina
Cilindrada: 1.600 cc
Número de cilindros: 4 opuestos
Potencia: 114 CV
Par máximo: 150 Nm

Transmisión
Tracción:
Integral
Cambio: Automático

Prestaciones y consumos
Velocidad máxima:
180 km/h
Aceleración 0 a 100: 12,4 seg
Consumo medio (100 kms): 6,2 l.

PRECIO
Desde 20.400 euros

CONCESIONARIO EN LUGO

lusitano

De buena familia
Comentarios