jueves. 29.07.2021 |
El tiempo
jueves. 29.07.2021
El tiempo

Diversión eficiente

new_renault_arkana_058
Renault Arkana. EP
El Renault Arkana E-TECH sobresale por su motor híbrido de 145 caballos de potencia.

La versión híbrida del Renault Arkana, la E-TECH, es uno de los mejores ejemplos de como la tecnología de la Fórmula 1 se llega a aplicar a un coche de serie.

De hecho, para desarrollar este modelo, la marca del rombo ha registrado un total de 150 patentes enfocadas a mejorar la eficiencia, el consumo y las bajas emisiones.

new_renault_arkana_020

De todo este aporte tecnológico se beneficia esta versión del Arkana, que se convierte en un funcional todocamino de estética coupé que combina una cuidada aerodinámica —según la marca es un 25% más eficaz que los SUV tradicionales— con una propuesta mecánica compuesta por un motor térmico de gasolina de 1.6 litros de cilidrada y 91 caballos y otros dos eléctricos, de 49 y 20, respectivamente. La potencia total que ofrece todo el conjunto es de 145 caballos, que se transmiten al suelo a través de una caja de cambios multimodo inteligente, que es la que se encarga de regular y optimizar el funcionamiento de todo el sistema.

Con todo ello, el Arkana E-TECH obtiene un consumo homologado WLTP de 4,8 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 108 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, lo que hace que esté exento de pagar el impuesto de matriculación.

El Arkana está disponible con el acabado RS Line, que ofrece una imagen más deportiva y dinámica, gracias a la adopción de diversos detalles específicos tanto en el interior como en el exterior. Entre ellos, una exclusiva carrocería de color naranja.

Pero la gran cualidad de esta versión radica en su gran eficiencia a la hora de realizar una conducción urbana. En estas condiciones, es capaz de funcionar hasta el 80% del tiempo en modo 100% eléctrico, lo que se traduce en una reducción del consumo de hasta un 40% con respecto a un motor térmico tradicional.

new_renault_arkana_060

Esto es posible gracias a que, en condiciones óptimas de uso, la energía sobrante del motor térmico puede emplearse en recargar la batería, que también se puede regenerar en las fases de frenado o desaceleración. Todo este alarde tecnológico permite que el Arkana E-TECH pueda alcanzar una velocidad máxima de 75 kilómetros por hora en modo exclusivamente eléctrico. Cualidades, todas ellas, que a día de hoy son inalcanzables para otros híbridos, a no ser que sean enchufables.

PRIMER CONTACTO. Si todas estas cifras son reales o no se podrá saber cuando tengamos la oportunidad de realizar una prueba más a fondo de este modelo, pero en la primera toma de contacto —que combinaba un recorrido por las circunvalaciones del extrarradio de Madrid con trayectos por el centro urbano— el sistema se mostró realmente eficiente, confortable —ya que el conductor no se tiene que preocupar de nada al realizarse todas las transiciones y combinaciones de funcionamiento de los motores de forma automática— y divertido, ya que invita a adaptar el modo de conducción en favor de la reducción del gasto de combustible.

El Arkana puede disponer de un amplio surtido de tecnologías de ayuda a la conducción, lo que le permiten alcanzar un nivel 2 de conducción autónoma.

Todo ello hizo posible que el consumo medio obtenido en esta primera toma de contacto fuese prácticamente idéntico al homologado oficialmente, mientras que la autonomía total incluso llegó a aumentar, después de efectuar un recorrido de algo más de 60 kilómetros.

new_renault_arkana_119

Para conseguir esas cifras de autonomía resulta determinante el funcionamiento de la caja de cambios que, además de ofrecer hasta 15 relaciones distintas para optimizar tanto el funcionamiento del motor térmico como de los eléctricos, dispone de un modo ‘B’ cuya misión es la de ofrecer un mayor freno motor, aumentando así la regeneración de energía.

Las demás características del Arkana E-TECH apenas varían con relación a sus hermanos de gama, compuesta por el TCe de gasolina de 140 caballos, aunque próximamente llegará una versión de 160. En este sentido, hay que recordar que Renault no tiene previsto comercializar ninguna versión diésel de este modelo y que, de momento, solo está disponible con tracción delantera.

Especificaciones de gama aparte, la realidad es que el Arkana destaca por un diseño exterior dinámico y de estilo coupé que, sin embargo, mantiene una excelente habitabilidad interior incluso en las plazas traseras.

En el periodo de abril y mayo se han realizado más de 1.300 pedidos de Arkana en España (casi 10.000 en Europa) y uno de cada tres modelos se corresponde con la versión RS Line.

En cuanto a maletero, la capacidad que ofrece la versión E-TECH parte de los 480 litros, frente a los 513 de la versión TCe microhíbrida. Una diferencia de espacio que se debe al mayor volumen de las baterías eléctricas, aunque de todos modos es un maletero más que generoso para las necesidades habituales que pueda tener cualquier familia.

new_renault_arkana_018

La gama de Arkana E-TECH se completa con tres niveles de acabado —Intense, Zen y RS Line— y, en cuanto a precios, este modelo parte desde los 27.075 euros de la versión de acceso de gama hasta los 31.600 del más alto. En todo caso, todos ellos ofrecen un gran equipamiento de serie.

Aunque se trata del primer SUV con carrocería coupé de una marca generalista, los principales rivales del Arkana en el mercado son, entre otros, el Cupra Formentor, el Mazda CX 30 o el Audi Q5 Sportback.

FICHA TÉCNICA
Motor combustión
Combustible: Gasolina
Cilindrada: 1.598 cc
Potencia: 94 CV
Motor eléctrico 1
Propósito: Impulsar el vehículo
Potencia: 49 CV
Motor eléctrico 2
Propósito: Generar energía
Potencia: 20 CV
Propulsión conjunta
Potencia: 143 CV
Transmisión
Cambio: Automático
Tracción: Delantera
Prestaciones y consumos
Velocidad máxima: 172 kms/h
Aceleración 0 a 100: 10,8 seg
Consumo medio: 4,8 litros
Emisiones CO2: 108 gr/km.

PRECIO
Desde 27.075 euros

Diversión eficiente
Comentarios