lunes. 26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo

SEGURIDAD VIAL

Una gran brecha

Volvo introdujo el cinturón de seguridad en 1959. EP
Volvo introdujo el cinturón de seguridad en 1959. EP
Volvo pide a la Onu que afronte las grandes desigualdades en materia de seguridad vial

Volvo Cars ha hecho un llamamiento a los gobiernos y organismos reguladores de todo el mundo para que trabajen por el objetivo de reducir la enorme desigualdad en materia de seguridad vial entre los países desarrollados y en vías de desarrollo.

Se calcula que 1.350.000 personas pierden la vida cada año en accidentes de tráfico. Esta cifra ya justifica la adopción de medidas por sí sola, pero los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también revelan que en los países en desarrollo el riesgo de muerte en accidente de tráfico es más de tres veces superior que en los desarrollados.

Para mejorar la seguridad vial en el mundo, Volvo considera que todos los países deberían fomentar el uso del cinturón de seguridad introduciendo y aplicando leyes sobre su uso tanto en los asientos delanteros como en los traseros. Otro importante factor es contar con una infraestructura vial básica que mantenga a los usuarios vulnerables apartados del tráfico motorizado.

El cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje, introducido por primera vez por Volvo en 1959, es por sí mismo el elemento de seguridad más importante de un vehículo. Sin él, otros sistemas de seguridad de tecnología avanzada, como la frenada automática de emergencia o los sistemas de retención infantil, no ofrecerían el mismo nivel de protección.

Pese a ello, solo 105 países de todo el mundo han promulgado leyes sobre la obligatoriedad del cinturón de seguridad para los ocupantes de los asientos delanteros y traseros, tal como aconsejan las buenas prácticas. Este es el motivo por el que Volvo pide a Naciones Unidas que inste a los legisladores de todo el mundo a que adopten y hagan cumplir las leyes relativas al uso del cinturón de seguridad para ofrecer protección a todos los ocupantes de todos los vehículos.

CICLISTAS Y PEATONES. Dado que los ciclistas, peatones y conductores de motocicletas representan más de la mitad de las muertes en carretera de todo el mundo, Volvo también recomienda a los estados miembros de Naciones Unidas que concentren el gasto en seguridad vial en proyectos tales como la construcción de carriles claramente delimitados para peatones y ciclistas, con barreras que protejan a estos usuarios tan vulnerables de la carretera.

En opinión de la compañía de origen sueco, mantener los vehículos motorizados separados de los peatones y los ciclistas es un cambio en las infraestructuras asequible y fácil de realizar que puede salvar muchas vidas.

Desde las décadas de 1960 y 1970, los datos de las investigaciones de accidentes reales realizadas por Volvo han ayudado a las autoridades de tráfico de Suecia a introducir nuevos elementos de seguridad, como farolas deformables, diseño actualizado de los quitamiedos y pasarelas separadas de las carreteras, que bien podría aplicarse a otros países.

Una gran brecha
Comentarios