sábado. 18.01.2020 |
El tiempo
sábado. 18.01.2020
El tiempo

SUZUKI JIMNY

Vuelven los ochenta

Suzuki Jimny
Suzuki Jimny

Suzuki recupera con el nuevo Jimny el concepto del Samurai, el coche que revolucionó el mercado de los todoterreno en los años 80.

El Jimny es un modelo icónico para Suzuki. La primera versión de este modelo hizo su debut en el año 1970, pero en España, donde se fabricó durante años, se hizo popular en la década de los ochenta con el conocido Samurai.

La marca nipona recupera ahora el concepto de vehículo que ayudó a popularizar el segmento de los todoterreno y lo hace con una nueva generación del Jimny, que oculta su modernidad con innumerables guiños al pasado.

Con una longitud de 3,65 metros, el Jimny se mantiene fiel a unas dimensiones exteriores muy contenidas y a un diseño de ángulos rectos y trazos rectos, que le aportan un aspecto rudo, pero con el encanto de lo clásico.

Suzuki-All-New-Jimny-38

En el plano estético, los guiños a aquel modelo de los años 80 son constantes, con unos faros delanteros redondos, la rejilla de lamas o los grupos ópticos traseros encastrados en el paragolpes.

Esa misma tendencia estética es la que se sigue en el interior. Los plásticos duros dan un aspecto robusto y el diseño simple encaja muy bien con la filosofía de un modelo que, teóricamente, va a realizar más kilómetros por caminos de tierra que por carreteras con asfalto. Ese aire retro se mantiene en la instrumentación, aunque el guiño a la modernidad se materializa en la pantalla multifución de siete pulgadas, que se puede manejar incluso con guantes o mediante la voz.

También como sucedía en el Samurai, el habitáculo no ofrece más espacio que para cuatro pasajeros. Las plazas traseras continúan manteniendo un acceso algo incómodo y el maletero se conforma con 83 litros de capacidad, que pasan a ser 377 si se abaten los respaldos posteriores.

Dentro de este espartano interior, el Jimny no pierde el encanto de ser un auténtico 4x4 y para recordárselo a su conductor recurre a interesantes detalles, como el asidero del acompañante colocado en el salpicadero o algunos huecos portaobjetos, en las versiones más altas de la gama.

Suzuki-All-New-Jimny-10

UN SOLO MOTOR. La oferta mecánica se reduce a un único motor de gasolina. Se trata de un bloque de 1.5 litros y 102 caballos, que supone una notable evolución con relación al anterior 1.4. En este sentido, no solo entrega más potencia y par motor, sino que también es más ligero. 

Con el nuevo sistema de emesiones WLTP, el Jimny emite 154 gramos de CO2 por kilómetro, en su versión de cambio manual de cinco velocidades y de 170 en el caso del automático. De momento, la marca nipona no contempla incorporar ninguna otra motorización a la gama.

Desarrollado a partir de un chasis de largueros y travesaños, el Jimny es un todoterreno a la antigua usanza en el que no faltan ni los ejes rígidos, la tracción total conectable y la reductora, con controles de descenso.

Estas características lo convierten en un coche casi único en el mercado, con un tamaño y ligereza que le permite abordar cualquier tipo de obstáculo con absoluta garantía.

La ausencia de voladizos, la altura libre al suelo de 21 centímetros, los 37 grados de ángulo de ataque, el 28 de ventral y los 49 grados de salida dan buena idea de las excelentes cualidades de este modelo fuera del asfalto. 

Por sus reducidas dimensiones y elevada posición al volante, el Jimny también se perfila como un excelente modelo para circular por ciudad. En viajes por carretera, su comportamiento resulta, sin embargo, más tosco.

La seguridad, no obstante, ha sido otro de los apartados en los que más ha evolucionado este pequeño todoterreno. Es cierto, que solo ha obtenido tres estrellas en los test de la EuroNCAP, pero en su descargo hay que decir que esto ha sido fruto, sobre todo, del lesivo diseño que tiene la carrocería para los peatones en caso de atropello.

En cuanto a precios, el Suzuki Jmny está disponible desde 17.000 euros en su versión básica. Una cifra que lo hace muy competitivo en el mercado y al que hay que añadir la ventaja que supone sus cinco años de garantía.

Suzuki-All-New-Jimny-31

Clásico y efectivo

El nuevo Jimny permanece fiel a su carácter campero heredando las tres características principales de un todoterreno: chasis de escalera, suspensión rígida de tres puntos, tracción integral y reductora. Además destaca por sus buenos ángulos de ataque.

Interior funcional

El diseño interior antepone la sencillez y la funcionalidad a los aspectos estéticos. Aún así, el resultado final ha sido más que óptimo. Ofrece una buena posición al volante y detalles que facilitan la conducción ‘off road’.

Suzuki-All-New-Jimny-20

Cuatro plazas y poco maletero

Las contenidas dimensiones exteriores tienen como consecuencia una habitabilidad interior limitada a cuatro pasajeros. Como sucedía en el modelo de los ochenta, el acceso a las plazas traseras es algo complicado y el maletero parte de solo 83 litros de capacidad, aunque puede llegar a los 377.

Un diseño muy práctico

Para hacer un vehículo atractivo, Suzuki no ha necesitado recurrir a grandes alardes de diseño. Todo lo contrario, el Jimny tiene el encanto de parecer un clásico pero con las cualidades de un coche muy moderno. Las líneas cuadradas y de ángulos rectos le dan un aspecto robusto, mientras que su ligereza y contenidas dimensiones suponen un plus para circular por el campo.

FICHA TÉCNICA
Motor

Combustible: Gasolina
Cilindrada: 1.462cc
Potencia: 102 CV
Par máximo: 130  Nm
Velocidad máxima: 145 Km/h
Transmisión
Tracción: Integral
Cambio Manual: 5 vel.+reductora

Dimensiones
Largo: 3.480 mm
Ancho: 1.645 mm
Alto: 1.725 mm

PRECIO

Desde 17.000 euros

CONCESIONARIOS EN LUGO

Talleres Pardo

Vuelven los ochenta
Comentarios